eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

López Aguilar advierte a Rajoy sobre Cataluña: "El genio está desatado"

- PUBLICIDAD -
López Aguilar advierte a Rajoy sobre Cataluña: "El genio está desatado"

López Aguilar advierte a Rajoy sobre Cataluña: "El genio está desatado"

El eurodiputado y exministro socialista Juan Fernando López Aguilar cree que es una "irresponsabilidad" no hacer nada ante el reto soberanista catalán, porque es un asunto "de la máxima gravedad" ante el cual es necesario "mover ficha": "El genio está fuera de la botella".

En una entrevista con Efe, el actual eurodiputado del PSOE, que aspira a repetir en la lista al Parlamento Europeo en las elecciones del próximo mes de mayo, analiza el problema catalán tras el órdago independentista de CiU y ERC.

Un día antes del pleno monográfico del Parlament catalán que debatirá si se solicita al Congreso la transferencia de competencias para celebrar referendos, López Aguilar arremete contra el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y contra el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy.

A Artur Mas le lanza un claro mensaje en contra de la consulta soberanista, al advertirle de que "el único derecho a decidir constitucionalmente posible es el que concierne a todos los españoles" en lo relativo al orden de convivencia.

Rajoy también es blanco de su crítica, le afea su "inmovilismo" y le dice que es una "irresponsabilidad" que el Gobierno y el partido que le da respaldo "no quieran hacer nada", porque la "inacción" no resuelve ni resolverá el problema.

"Es irresponsable no hacer absolutamente nada", se lamenta, para hacer hincapié en la necesidad de "mover ficha" y que el derecho a decidir lo ejerzan todos los españoles después de una reforma federal de la Constitución, tal y como propone el PSOE.

Cree López Aguilar que la Carta Magna "ya no da más de sí", que sus hechuras "rechinan por todos las costuras", que es "evidente" que el edificio constitucional "está muy deteriorado" y que a estas alturas es necesario una fórmula de reenganche de las nuevas generaciones que no habían nacido cuando se votó en 1978.

Hace falta, abunda en esta línea, un nuevo texto que asegure 30 ó 35 años más la integración de España. "Lo que se hizo en 1978 pudo estar bien, pero fue hace mucho tiempo y no tiene validez ahora", recalca.

Por eso, emplaza al PP a no "aferrarse como un converso" a una Constitución que "nunca les gustó" y "decir que nada se puede cambiar como toda respuesta".

"No hacer nada no es una opción (...) El genio está fuera de la botella y de ninguna manera va a regresar, está desatado", ha ilustrado.

Según su opinión, la única salida que se ha puesto sobre la mesa es la socialista: una reforma federal de la Constitución que la complete en el aspecto territorial, que clarifique la distribución de competencias, los mecanismos de reequilibrio y de compensación interterritorial, y el sistema básico de financiación de las comunidades.

De hecho, recuerda que en la Carta Magna ni siquiera figura la expresión "Estado autonómico", que se desarrolló posteriormente.

Es en esa operación de reforma constitucional donde López Aguilar considera que los catalanes y el resto de los españoles ejercitarían su derecho a decidir "de la única forma posible, que es con una gran reedición de la Constitución".

Insiste en este extremo al juzgar que esa es la única vía para que los catalanes se reincorporen a la "locomotora de la integración constitucional y de la diversidad".

Finalizada la reforma constitucional, se tendría que redactar un nuevo Estatuto de Cataluña que reconozca su singularidad "ampliamente" y que los catalanes tendrían que votar también.

López Aguilar subraya que es "una gran operación política, que requiere visión de Estado y estadistas y el liderazgo del PSOE, porque evidentemente el PP no lo va a hacer".

También le parece "inquietante" lo que está ocurriendo en las últimas semanas en el País Vasco y apuesta por un manejo inteligente de los instrumentos disponibles para asegurar la disolución y la extinción definitiva de la banda terrorista ETA.

Y es muy vehemente a la hora de señalar que ETA dejó de matar durante el último Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y que ese fue "un gran triunfo de la democracia". "No se puede soportar que se nos diga lo contrario", sentencia, antes de avisar de que el Gobierno "también esté practicando el inmovilismo con el final de ETA".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha