eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Manuela Carmena: "El 1-O va a ser una catástrofe porque es un cúmulo de equivocaciones"

Para la alcaldesa de Madrid y exjueza el derecho penal tiene una aplicación singular, no vale para colectivos sociales"

Manuela Carmena y Ada Colau han estado este martes en el Intermedio de La Sexta

50 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Manuela Carmena y Ada Colau en el Intermedio de La Sexta

Manuela Carmena y Ada Colau en el Intermedio de La Sexta

Las alcaldesas de Madrid y Barcelona han estado este martes en el Intermedio de La Sexta para hacer un llamamiento conjunto al "diálogo" sobre Catalunya. "Los conflictos se resuelven con más democracia", han afirmado por igual tanto Manuela Carmena como Ada Colau, que se han puesto como "ejemplo" de que Madrid y Barcelona "pueden entenderse": "Queremos esparcir esperanza porque de este problema se puede salir". 

"El 1 de octubre va a ser una catástrofe porque es un cúmulo de equivocaciones", resumía Manuela Carmena. Para la regidora de Madrid, las equivocaciones parten de los dos gobiernos, central y autonómico, por no buscar un punto de encuentro. "Cuando se habla de feminización de la política, quiere decir eso, dejar tanta testosterona y sentarse", ha defendido Colau.

Carmena ha criticado la actuación del Gobierno, que está "utilizando" la justicia para conflictos "sociales". "El derecho penal no vale cuando se extende a un colectivo social que en este caso quiere expresarse. Los movimientos sociales no pueden reprimirse con el ministerio Fiscal", ha defendido la exjuez. "El derecho penal tiene una aplicación singular, no vale para organismos y movimientos sociales", ha reiterado, en relación a la actuación de la Fiscalía que ha llamado a declarar a más de 700 alcaldes independentistas y el registro de imprentas.

Para Carmena, la consulta que la Generalitat quiere celebrar el 1 de octubre es un referéndum que "no es legal", porque así lo ha estimado el Tribunal Constitucional. Aunque también ha recordado que la Constitución "no es un dogma de fe" sino unas leyes que pretenden establecer unas normas de convivencia y "se puede cambiar".

Colau no ha entrado a valorar si la consulta del próximo 1 de octubre es ilegal o no, aunque sí ha dicho que "no le podemos llamar referéndum". Para la alcaldesa de Barcelona "no es el referéndum que Catalunya necesita".

"No le podemos llamar un referéndum, no hay un debate del sí o el no. Lo que me espero el 1-O es otra movilización masiva", ha asegurado Colau. "El 1 de octubre lo que sabemos es que pasará algo", ha defendido la regidora de Barcelona, un "algo" que su homóloga en Madrid ha definido como "catástrofe".

"Hay que sentarse y evitar este desastre. Están a tiempo", ha reclamado Carmena. Para la edil de la capital "las crisis se combaten con democracia", un diálogo entre la administración de Rajoy y la de Puigdemont que también ha reclamado Colau.

Sobre si el 2 de octubre habrá una proclamación unilateral de independencia, Ada Colau ha defendido que no se puede declarar una independencia si los organismos internacionales "no te reconocen". Una reflexión que Manuela Carmena ha querido resaltar. Para la regidora de la capital, que la Generalitat prometa un estado independiente el día después del referéndum es "infantil, inmaduro e irresponsable" y genera "falsas espectativas".

Diálogo entre Rajoy y Puigdemont

Las alcaldesas han hecho en varias ocasiones un llamamiento al "diálogo" antes del 1 de octubre para pactar un referéndum acordado. Para ambas, debe celebrarse una consulta pactada entre el Estado y Catalunya en la que los catalanes puedan "expresar sus opiniones sobre el marco terrirorial" que quieren. Para Carmena, además, ese debe ser el punto de partida en las negociaciones entre las administraciones. "El objetivo es que expresen lo que tienen que expresar, tienen su derecho".

Para ello, las ediles se han puesto como "ejemplo" de que un diálogo entre Madrid y Barcelona, las dos ciudades más importantes de España, es posible. La alcaldesa de Madrid ha defendido un referéndum en el que no haya solo una pregunta, sino que se introduzcan cuestiones tales como el mejor encaje para la convivencia dentro de España. Unas palabras a las que se ha sumado Colau que ha llegado a asegurar que no discrepa de que se vote en todo el conjunto de España, "aunque no hay una movilización social" en ese sentido, como la hay en Catalunya "desde hace siete años", ha matizado.

La alcaldesa de Barcelona no ha logrado aclarar cómo espera "favorecer la participación" de un referéndum del que no cree "que sea un referéndum", sin "poner en peligro" a los funcionarios. Colau se ha limitado a expresar lo que ya ha dicho en otras ocasiones: que ha pedido "garantías" a Puigdemont.

La regidora de la ciudad Condal también ha afirmado no ser independentista aunque "no votaría por el no" en el 1-O, como protesta al inmovilisto del Gobierno de Rajoy. Una postura, ha asegurado, que coindide con la que tomó en la consulta del 9-N cuando votó a favor de la independencia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha