eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Nacionalistas y Podemos acatan la Constitución entre abucheos a Barberá

- PUBLICIDAD -
Nacionalistas y Podemos acatan la Constitución entre abucheos a Barberá

Nacionalistas y Podemos acatan la Constitución entre abucheos a Barberá

Los senadores nacionalistas y de Unidos Podemos han acatado la Constitución, con diversos matices, en la sesión constitutiva de la Cámara, lo que ha provocado algún abucheo, aunque el más sonoro ha sido el dedicado a la valenciana Rita Barberá, que sí ha utilizado la fórmula tradicional de acatamiento a la Carta Magna.

La sesión se ha celebrado en el antiguo salón de plenos, donde el reelegido por tercera vez presidente, Pío García-Escudero, ha escuchado las diferentes fórmulas de acatamiento en todas las lenguas cooficiales del Estado.

Ha dejado claro al principio que los que utilizaran sus lenguas vernáculas emplearan también el castellano, ya que el pleno de hoy no disponía de los servicios de traducción simultánea habituales en otras ocasiones.

La mayoría de los senadores del PNV lo ha hecho en euskera y ha hecho constar que prometían la Constitución "por imperativo legal", similar fórmula a la que han usado los de ERC, que han añadido una coletilla: "Hasta la consecución de la república catalana".

Más variadas han sido las promesas de los senadores de Unidos Podemos: desde poner la Constitución al "servicio de la gente", como ha hecho Ramón Espinar, a "sin renunciar a los principios gallegos" de María Vanessa Angustia.

De este grupo, varios han optado por poner la Carta Magna "al servicio de la gente", por hacer "unas instituciones para todos", que recojan "la dignidad de todos" y que "mejoren la situación de la gente".

Han dicho que trabajarán para cambiarla, así como el Senado, e intentarán mejorar la defensa de los derechos humanos, la libertad y las comunidades autónomas, sin olvidar a los animales y la biodiversidad.

La senadora por Navarra, Idoia Villanueva, ha hecho constar: "nunca un país que te condicione por el lugar en que nazcas".

Esa diversidad y los abrazos con que eran recibidos por sus compañeros al llegar de nuevo a su escaño ha hecho que desde otras bancadas, principalmente la del PP, se hayan escuchados algunos abucheos.

Pero el más grande ha sido el dedicado a Rita Barberá por los senadores de los otros grupos, mientras volvía a su escaño después de acatar la Constitución y miraba fijamente a la bancada socialista.

Preguntado por las exclamaciones dirigidas a su grupo en comparecencia posterior ante los periodistas, Ramón Espinar ha señalado que "parece que a los senadores del PP les molesta mucho" que ellos se lleven bien y que se abracen.

La senadora de Unidos Podemos por Castilla-La Mancha, Virginia Felipe, que no ha acatado en la sesión de hoy la Carta Magna pero sí lo había hecho anteriormente ante notario, ha hecho constar su enfado porque el hemiciclo no tuviera las infraestructuras necesarias para el acceso a minusválidos, ya que ella necesita silla de ruedas para desplazarse.

También han sido innovadores los parlamentarios de En Comú Podem, que se han comprometido a acabar con el maltrato animal, a trabajar por la justicia, la igualdad de clases, la justicia de género y el bien común mientras prometían la Constitución.

Los de Compromís también han insistido en "el imperativo" a la hora de acatar la Constitución y han pedido igualdad para los valencianos por la infrafinanciación de su autonomía.

Casi todos los senadores del PP y del PSOE han utilizado las fórmulas comunes de jurar o prometer la Constitución.

Pero el del PP Xavier García Albiol ha ido un poco más allá: "Como catalán y muy orgulloso de ser español, juro la Constitución", ha dicho, mientras que su homólogo de Murcia, Pedro José Pérez Ruiz, lo ha hecho "sin imperativo de ningún tipo y para defenderla".

La mayoría de los parlamentarios han acudido con amigos y familiares, que rebosaban la tribuna de invitados y los pasillos aledaños al pleno y algunos han aprovechado para visitar las dependencias del Senado, especialmente la biblioteca.

Se mezclaban los vestidos para las grandes ocasiones con las bermudas y las chanclas, mientras los más pequeños expresaban su cansancio con lloros y gestos de aburrimiento, pero aguantaban estoicamente el pesado protocolo de elección de los miembros de la Mesa.

Algo que no han hecho algunos mayores, que dormitaban en el Salón de los Pasos Perdidos mientras se repetían una y otra vez los llamamientos a los senadores, primero para votar los diferentes nombres de la Mesa y luego para acatar sus cargos.

Inmaculada López Varona

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha