eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Naseiro, extesorero del PP: "A veces en un mitin, le daban un talón a Fraga"

El responsable de la cuentas del Partido Popular entre 1987 y 1990 ha negado la existencia de una contabilidad paralela del partido: "La caja B no la he visto nunca, me enteré ahora"

Se ha negado a hablar sobre el caso Naseiro y solo se ha referido al juez que le acusó para cargar contra él: "Era un hombre de izquierdas, un rojo"

- PUBLICIDAD -
Rosendo Naseiro, durante su comparecencia en la comisión de investigación de la financiación del PP

Rosendo Naseiro, durante su comparecencia en la comisión de investigación de la financiación del PP

Entre "un vodevil" y una parodia, la comparecencia del extesorero del Partido Popular Rosendo Naseiro en la comisión de investigación de la presunta financiación irregular de su partido este jueves se ha convertido en un frontón donde los diputados de la oposición han lanzado preguntas a un octagenario que la mayoría de las veces no recordaba la respuesta o aseguraba no escuchar a los parlamentarios, entre las trabas e interrupciones que provocaban los miembros del PP presentes en la comisión.

Naseiro solo ha admitido que "a veces en un mitin, le daban un talón a Fraga" para luego tratar de reconducir la frase asegurando que "a lo mejor algún talón que tenía poco dinero se le dio a algunos de sus escoltas" y ha negado la existencia de una contabilidad paralela del partido: "La caja B no la he visto nunca, me enteré ahora". 

Posteriormente, sí ha admitido respecto a la caja B que "que siempre hay alguna provincia donde había algo que no había salido bien", pero lo situó en el periodo posterior a su salida del partido cuando el secretario general del PP entonces Francisco Álvarez Cascos asumió las funciones de tesorería, según reconoció Naseiro.

El extesorero del PP entre 1987 y 1990 ha señalado que en los tiempos en los que ejerció el cargo "se recogía mucho dinero del Estado, administrándolo bien llegaba con ese dinero de sobra para mantener campañas. No había otro tipo de financiación".

Ante las preguntas del diputado socialista Felipe Sicilia sobre el informe de que hizo el exdirigente popular Alberto Ruíz Gallardón en el que se especificaba que Naseiro había consentido que se pidiera dinero a empresas en nombre del partido, el extesorero ha asegurado que "no autorizo a nada, lo que diga el señor Gallardón lo dirá en su informe, pero yo no conocía que nadie estuviese autorizado por tesorería para pedir dinero. El señor Gallardón es dueño de lo que dice".

El juez del caso Naseiro era "un rojo"

A pesar de la mala memoria que adujo el extesorero ante las cuestiones que planteaban los diputados, Naseiro sí tenía en mente al juez Luis Manglano, que lo procesó por cohecho aunque finalmente fue exonerado al anularse las grabaciones que le implicaban. Ha nombrado varias veces al juez, al que ha acusado de procesarle por su color político.

"El señor Manglano era un hombre de izquierdas, un rojo, de los que yo no quería que gobernaran nunca en España, por eso luche y me metió en la cárcel injustamente", ha relatado Naseiro.

"Quiero dar una queja, me quejo de que no hay derecho a que se mencione el caso Naseiro, puede ser ilegal que pregunten de eso, que está muy bien aparcado por el Supremo, a eso no voy a contestar", ha señalado.

El extesorero ha defendido que "renunció" al cargo en el partido porque "estaba procesado y debía marcharse y dejar campo libre", a la vez que ha recriminado a los diputados: "Hice lo que no hacen ninguno de ustedes. Me fui a mi casa porque no necesitaba el sueldo de nadie, estaba en la política porque creía en ella. Era una persona centrada y liberal, si no fuera así no podía ser coleccionista de arte". 

El diputado de ERC, Joan Tardà, ha denunciado como "perverso por parte del PP" y "preocupante para la democracia que ante un problema que afecta al núcleo de la democracia, que tenemos la obligación política para que no se repita, lo reduzcamos a un asedio a una persona mayor. Esto está podrido. Se ha construido un marco en el que los diputados de la oposición aparecemos como los actores de un teatro con el peor papel. Renuncio a terminar mi tiempo de intervención". La situación llegó hasta el punto que el diputado del PNV Mikel Legarda se negó a hacer el uso de la palabra.

Ha tomado la palabra entonces el portavoz de Ciudadanos, Toni Cantó. "El otro día tuvimos al tesorero mudo, hoy tenemos al tesorero sordo", ha dicho al comenzar su intervención, durante la que Naseiro ha asegurado que en su etapa como tesorero "nunca se pagaron sobresueldos".

Durante toda su comparecencia, Naseiro ha buscado la complicidad de los diputados del PP, y en especial del portavoz Fernando Martínez Maíllo, que asentía tras algunas de sus aseveraciones. El extesorero del PP no ha podido hacerlo durante la invervención de la portavoz de Unidos Podemos, Carolina Bescansa, que le ha pedido a Maíllo que le cediese el sitio para que Naseiro le escuchase mejor.

Desde el PP, Eloy Suárez ha tachado la intervención del resto de portavoces de "bochornoso espectáculo". "Aquí vale todo contra el PP, el objetivo es derrocar, derribar, intentar conseguir lo que las urnas no le dieron", ha añadido, al tiempo que advertía que apenas iba a hacer preguntas porque Naseiro "está cansado".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha