eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Óscar Puente cree que Puigdemont y su Gobierno deberían pagar las urnas de su bolsillo porque la "ley impide ese gasto"

Reclama una responsabilidad "patrimonial" contra gobernantes que adopten decisiones ilícitas y respalda al Tribunal de Cuentas contra Mas Advierte de que la independencia no es una solución para Cataluña porque pasarían de un mercado de 400 millones de personas a uno de 6 millones Insta al Gobierno a dialogar ya y no esperar al 2 de octubre y no ve deseable aplicar el 155, pero recuerda que está en la Constitución

- PUBLICIDAD -
Óscar Puente cree que Puigdemont y su Gobierno deberían pagar las urnas de su bolsillo porque la "ley impide ese gasto"

Reclama una responsabilidad "patrimonial" contra gobernantes que adopten decisiones ilícitas y respalda al Tribunal de Cuentas contra Mas

Advierte de que la independencia no es una solución para Cataluña porque pasarían de un mercado de 400 millones de personas a uno de 6 millones

Insta al Gobierno a dialogar ya y no esperar al 2 de octubre y no ve deseable aplicar el 155, pero recuerda que está en la Constitución

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El portavoz del PSOE y alcalde de Valladolid, Óscar Puente, considera que los gastos en los que están incurriendo los dirigentes catalanes de cara a la convocatoria del referéndum por la independencia, como la compra de urnas, deberían salir de su bolsillo y no del presupuesto público. En este sentido, apunta en una entrevista con Europa Press, que no sólo en el caso de Cataluña debería haber una responsabilidad patrimonial de los dirigentes, sino que se debería aplicar también en las actuaciones ilícitas e incluso delictivas que se llevan a cabo en otros lugares de España.

El dirigente socialista explica que no se sabe cómo se han pagado las urnas para el referéndum anunciado por el Gobierno catalán para el próximo 1 de octubre: "A lo mejor las han pagado de su bolsillo, no tenemos constancia de que haya habido una convocatoria pública, ni ningún concurso público de adjudicación de urnas". "A lo mejor han hecho una colecta", ironiza al respecto.

Sin embargo, al ser preguntado si Carles Puigdemont y los dirigentes de la Generalitat catalana deberían abonar el coste de las mismas de su bolsillo en caso de haberlas pagado con dinero público, exclama: "Evidentemente, la ley les impide afrontar ese gasto".

En este sentido, señala que últimamente los dirigentes de derechas están "muy revolucionarios", en referencia al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont y también de Andrea Levy --secretaria de Estudios y Programas del PP--. Pero recuerda que "ser revolucionario siempre ha tenido un coste" y avisa: "no se puede ser revolucionario a medias, montar el pollo y que pague otro".

NO SE PUEDE SER REVOLUCIONARIO Y QUE PAGUE OTRO

Así, insiste en que los que quieran ser "revolucionarios" tendrán que asumir las consecuencias de sus actos". En la misma línea, se muestra a favor de que el Tribunal de Cuentas reclame a Artur Mas y los convocantes de la consulta del 9N los gastos en los que incurrieron: "Si lo hace es porque tiene instrumentos legales para poder hacerlo". "¿Por qué no apoyar la aplicación de la Ley?", se pregunta.

No obstante, el portavoz socialista considera que la responsabilidad patrimonial frente a las decisiones que toman los cargos públicos no debería afectar sólo a los dirigentes catalanes, sino a otros muchos cargos públicos que llevan a cabo "actuaciones ilícitas e incluso delictivas" y que "no se saldan con responsabilidad económica directa".

En su opinión, el ciudadano debe ver que cuando se comete una actuación de esas características "no sale gratis" y además de ser sancionado con la permanencia en el cargo, la sanción debe repercutir en el "patrimonio" del dirigente político. "No se puede jugar con el patrimonio de todos en beneficio personal", recalca.

El portavoz socialista deja claro que la independencia "no es una solución" y le "sorprende" que no se aprenda de las experiencias del entorno, como el 'brexit', del que asegura que está siendo un "fracaso absoluto para los británicos".

En este sentido, explica que hay muchos fondos británicos que están viniendo a España para invertir porque "la devaluación de la libra les va a llevar a una pérdida del 30 por ciento de las inversiones que tienen en Gran Bretaña" y desvela que en las últimas tres semanas ha recibido como alcalde de Valladolid a dos fondos británicos interesados en invertir en su ciudad.

Cree que en Cataluña deberían aprender de esta experiencia y descarta que la independencia sea una solución porque, entre otras cosas, pasarían "de tener un mercado de 300 o 400 millones de personas a uno de 6 millones". "Pero en qué cabeza cabe que eso pueda ser una solución para una país", exclama.

CONVENCER Y PERSUADIR

Óscar Puente cree que la situación que vive Cataluña "no conduce a ninguna parte" y "los independentistas lo saben". Dice desconocer lo que va a ocurrir el próximo 1 de octubre porque el Gobierno de la Generalitat está "jugando al despiste" y porque tampoco se sabe cuál va a ser la respuesta del Gobierno ni el alcance de la misma.

En cualquier caso, afirma que en caso de que "finalmente acabara habiendo algo" --en referencia al referéndum-- sería un "simulacro" que no tendría "ninguna validez", ni conduciría a "ninguna parte". De hecho, está convencido de que los problemas que tiene Cataluña no dependen de su independencia y que los problemas de España no tienen nada que ver con la situación catalana. Eso sí, considera que las cuestiones sobre las que se está discutiendo son una "cortina de humo" que tapan los problemas reales que tiene este país.

Por ello, insta a buscar una solución a través del diálogo. En este sentido, critica que la "única opción" que plantea el PP sea parar el golpe contra la Constitución. En su opinión, se debería trabajar en un "doble plano": intentar evitar los incumplimientos de la legalidad y al mismo tiempo tener una "actitud política más activa en la búsqueda de encuentro y diálogo".

En este contexto, lamenta el reciente anuncio de Mariano Rajoy de que "hablará de todo" con la Generalitat a partir del 2 de octubre. Oscar Puente cree que se debe iniciar el diálogo de manera inmediata porque no ve "incompatible" frenar un referéndum ilegal y a la vez dialogar para "encontrar una salida".

Para el dirigente socialista, lo que hay que hacer es "convencer, persuadir y al mismo tiempo, encontrar un marco de entendimiento en el que esos que se quieren independizar o algunos de los que están dudando y que estarían dispuestos a permanecer en España en un marco distinto de relaciones, puedan hacerlo".

EL 155 NO ES DESEABLE PERO ESTÁ EN LA CONSTITUCIÓN

Sobre la posibilidad de que el Gobierno llegara a aplicar el artículo 155 de la Constitución --que prevé la posibilidad de que el Gobierno central pueda asumir competencias de la Generalitat--, el portavoz socialista ha asegurado que "no es deseable" y recuerda que "ni siquiera el propio gobierno lo contempla". Sin embargo, deja claro que "el 155 está en la Constitución". "Lo que está en la Constitución forma parte de nuestro sistema legal y punto", zanja el dirigente del PSOE.

Al ser preguntado si, llegado el caso extremo en que tuviera que aplicarse, los socialistas lo apoyarían, Puente precisa que habría que ver "dónde está ese caso extremo" y recuerda que su deseo es que haya "proporcionalidad" en la aplicación de la ley.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha