eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PSOE se mantiene en rechazar la reforma local y denuncia la falta de "voluntad" del Gobierno para dialogar

Denuncia que la intención del Ejecutivo es despojar a los alcaldes de sus funciones y que se limiten a "presidir la fiesta del patrón"

- PUBLICIDAD -
El PSOE se mantiene en rechazar la reforma local y denuncia la falta de "voluntad" del Gobierno para dialogar

El secretario de Ciudades y Política Municipal del PSOE, Gaspar Zarrías, ha reiterado este viernes que su partido seguirá rechazando la propuesta de reforma de la administración local que ha presentado el Gobierno, sobre el que ha denunciado su falta de "voluntad" de diálogo para acordar una ley con los partidos políticos y los sectores afectados.

En la inauguración de una jornada sobre 'La reforma de la Ley Local' en el Congreso, Zarrías ha dejado claro que si el Ejecutivo aprueba finalmente el proyecto de ley en los términos en que ha anunciado, el PSOE presentará una "enmienda a la totalidad".

Además, ha advertido una vez más de que si la tramitación parlamentaria no conlleva cambios en el texto propuesto por el Gobierno, los socialistas presentarán un recurso ante el Tribunal Constitucional, ya que consideran que hay determinadas partes de la reforma que infringen artículos de la Carta Magna.

Según Zarrías, desde que el Gobierno de Mariano Rajoy planteó su reforma de la administración local el PSOE ha hecho "un intento de negociar y pactar" e incluso han presentado su propia propuesta, por lo que ha dicho estar convencido de que, a pesar de todo, "el acuerdo es posible".

EL GOBIERNO OFRECE "LENTEJAS"

No obstante, ha afirmado que "hay que tener voluntad de llevarlo a la práctica" y ha lamentado que a pesar de sus intentos, lo que ha planteado el Ejecutivo en todo momento ha sido "un contrato de adhesión, como las lentejas, es decir, o las tomas o las dejas".

Para el dirigente socialista, lo que quiere el Gobierno con esta reforma es "simple y llanamente un cambio de modelo" y acabar con que el ayuntamiento sea "el gobierno más cercano a los ciudadanos para conformar meras estructuras administrativas donde en muchos casos la tarea fundamental del alcalde sea presidir la fiesta del patrón".

Zarrías ha explicado que, "bajo premisas erróneas" como el argumento de que los ayuntamientos son "los culpables del déficit" o el alto gasto en salarios de alcaldes y concejales, el Gobierno ha planteado una reforma cuyo objetivo es "desmantelar los servicios públicos" que prestan los municipios y que afectan a millones de personas.

Todo ello, ha denunciado, para fortalecer a las diputaciones provinciales con la prestación de estos servicios, si bien ha remarcado que estas administraciones "no son entidades prestadoras de servicios", por lo que ha advertido de que lo que el Ejecutivo pretende es privatizar estos servicios facilitando "vías de negocio a las empresas que durante mucho tiempo vivieron de la construcción".

"ESTO ES LO QUE HAY"

Zarrías ha recordado que hace unas semanas los grupos parlamentarios a excepción del PP firmaron un escrito en el que rechazaban la propuesta de reforma de la administración local, pero ha lamentado que la respuesta del Gobierno ha sido convocar para el próximo martes a las 10.30 horas la Comisión Nacional de Administración Local (CNAL) en la que presentará a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) el texto definitivo para enviarlo al Congreso antes del verano para su debate y aprobación.

El secretario de Ciudades y Política Municipal del PSOE ha augurado que esta convocatoria servirá únicamente para que el Gobierno les diga a los ayuntamientos: "Esto es lo que hay". "No conocemos el texto definitivo, pero nos esperamos lo peor", ha añadido.

"EXPROPIACIÓN DE SERVICIOS"

En estos mismos términos se ha pronunciado la portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, quien ha definido la reforma como un "ataque brutal a los servicios sociales básicos" y como "una de las leyes más ideológicas que ha puesto el Gobierno encima de la mesa bajo la excusa de la racionalización del gasto".

A su juicio, la propuesta de reforma "no consigue ninguno de sus objetivos básicos", como son la eficiencia y racionalización de los servicios para evitar duplicidades en la gestión o el ahorro presupuestario, y sin embargo tiene "muchos objetivos ocultos" como es la "expropiación de servicios para cederlos a empresas privadas".

"No podemos consentir que, al socaire de la crisis y de la utilización ideológica de la crisis, el PP se lleve por delante de un plumazo el largo camino recorrido por los ayuntamientos", ha manifestado Rodríguez, tras lo cual ha instado a "todos los pueblos de este país" a presentar una "enmienda a la totalidad" de esta reforma para evitar que se apruebe.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha