eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Parlamento ruso aprueba el plan de demolición de viviendas en Moscú

- PUBLICIDAD -
El Parlamento ruso aprueba el plan de demolición de viviendas en Moscú

El Parlamento ruso aprueba el plan de demolición de viviendas en Moscú

El Parlamento de Rusia aprobó hoy en tercera y definitiva lectura el polémico "plan de renovación" de la vivienda en Moscú, que prevé la demolición de miles de edificios de la época soviética.

La norma se aprobó con 399 votos a favor, dos en contra y una abstención.

La ley pende ahora del visto bueno del Consejo de la Federación, el Senado ruso y de la firma del presidente, Vladímir Putin.

Miles de moscovitas han participado en las últimas semanas en jornadas de protestas contra la política inmobiliaria del Ayuntamiento de Moscú.

Las autoridades capitalinas se proponen derribar las casas prefabricadas de cinco plantas o "jruschovski", que fueron en su mayoría construidas en tiempos del líder soviético Nikita Jruschov (1953-1964) para hacer frente al "boom" demográfico de la posguerra.

Muchas de las casas incluidas en la lista de demolición no están en estado ruinoso, como asegura la Alcaldía, ya que son de ladrillo y sus propietarios no están dispuestas a abandonarlas.

Pese a las enmiendas y garantías introducidas a la ley desde que estalló la polémica, muchos moscovitas siguen acusando a las autoridades de violar el derecho a la propiedad.

A la vista del descontento popular, que la oposición política ha comenzado a explotar, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, aseguró que la idea de las demoliciones no fue del presidente ruso.

Por su parte, el alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, cuya dimisión reclaman los descontentos con el "plan de renovación" de la vivienda, defiende que el proyecto cuenta con el apoyo de la mayoría de los inquilinos de los edificios afectados, que desean mudarse a casas más grandes y más modernas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha