eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Passos Coelho da por resuelto el desacuerdo surgido con su socio de Gobierno

- PUBLICIDAD -
Passos Coelho da por resuelto el desacuerdo surgido con su socio de Gobierno

Passos Coelho da por resuelto el desacuerdo surgido con su socio de Gobierno

El primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho, dio hoy por resueltas las divergencias surgidas con su socio de Gobierno tras anunciar hace dos semanas un nuevo aumento de la carga fiscal sobre los trabajadores.

"Estoy muy satisfecho por el hecho de que en la primera ocasión en que ha habido diferencias públicas entre los dos partidos -que conforman el Ejecutivo conservador desde las elecciones de junio de 2011-, éstas quedaron resueltas institucionalmente", subrayó Passos Coelho en el Parlamento luso.

El primer ministro descartó así la posibilidad de una ruptura entre su partido, el socialdemócrata (PSD), y sus socios democratacristianos del CDS-PP, que juntos gobiernan con mayoría absoluta.

Durante el debate quincenal que se celebra en la Asamblea de la República, el primer ministro incidió en que el país "no necesita de una crisis política, sino de cohesión" para resolver las dificultades que afronta, y defendió ser "consciente" de los problemas que sufren diariamente los ciudadanos de a pie.

Portugal se encuentra bajo la intervención de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional desde mayo del año pasado, entidades que decidieron prestarle su ayuda financiera a cambio de un duro programa de ajustes y reformas aplicadas a rajatabla por el Ejecutivo.

La aprobación de severas medidas de austeridad no ha servido, sin embargo, para reducir el déficit público hasta los niveles comprometidos, por lo que la troika aceptó suavizar sus exigencias para 2012 y 2013.

Pese a esta flexibilización, Portugal necesita de más ajustes para lograr sus metas, motivo por el que el Gobierno luso anunció que subirá el año que viene las contribuciones a la Seguridad Social de los trabajadores y bajará las que pagan las empresas por cada empleado con el objetivo de crear empleo.

La propuesta, que en la práctica supondría la pérdida de más de un salario mensual en el sector público y en el privado, ha generado una oleada de protestas en todo el país y han situado a oposición, sindicatos y patronal en contra, e incluso los democratacristianos del CDS-PP manifestaron públicamente su disconformidad.

Passos Coelho volvió a mostrar hoy su disponibilidad para discutir esta medida y recalcó que su Gobierno "no es ciego, ni sordo ni se quedará mudo" ante la polémica generada.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha