eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Posada recibe una segunda queja de un grupo parlamentario por la actitud "censora" de Villalobos en el Congreso

Unión, Progreso y Democracia (UPyD) ha enviado una carta al presidente del Congreso, Jesús Posada, pidiéndole amparo por la actitud "censora" de su vicepresidenta, Celia Villalobos, convirtiéndose así en el segundo grupo parlamentario, después del PSOE, que pide cuentas a Posada por el comportamiento de su 'número dos' en lo que va de año.

- PUBLICIDAD -
Posada recibe una segunda queja de un grupo parlamentario por la actitud "censora" de Villalobos en el Congreso

En esta ocasión, la diputada de UPyD Irene Lozano ha escrito una misiva, a la que tuvo acceso Europa Press, en la que critica la actuación de la vicepresidenta protagonizó en la Comisión de Nombramientos celebrada el pasado 6 de noviembre, que analizó la idoneidad de los candidatos al Observatorio de la Vida Militar.

VIOLENTAMENTE INTERRUMPIDA

En un momento de la citada comisión, según relata, intentó hacer uso de la réplica para plantear sus dudas respecto a uno de los aspirantes a ese órgano, en cuya elección había participado el Ministerio de Defensa, según el propio candidato había revelado. Sin embargo, según lamenta la diputada magenta, fue "violentamente interrumpida y censurada por la señora Villalobos".

En concreto, Lozano quería explicar que su partido se oponía a respaldar a ese candidato en cuestión porque la Ley de Derechos y Deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas deja claro que el Observatorio es un órgano adscrito a las Cortes e independiente del Gobierno. "Resultaba de todo punto pertinente señalar la nula idoneidad de un candidato y un procedimiento viciado de origen por la intromisión gubernamental", explica.

No obstante, la parlamentaria de UPyD recalca que Villalobos le reconvino indicándole que no podía decir lo que había dicho, es decir, "ejerciendo lo que sin ningún género de dudas constituye censura". "No contenta con reprenderme, sin molestarse siquiera en esgrimir alguna legislación que le habilite para censurar a los portavoces en sus intervenciones, la señora Villalobos instó además al compareciente a no contestar a las preguntas planteadas por mí", añade.

VILLALOBOS "DESPRECIA" LA DEMOCRACIA

Lozano juzga "intolerable" la actitud de la vicepresidenta del Congreso quien, a su entender, manifestó un "supremo desprecio a la democracia". "Si algo ha de respetarse con el mayor escrúpulo en una cámara parlamentaria es la libertad de los portavoces para manifestar sus puntos de vista", ha dicho, y ha agregado que "dejar en evidencia" a una diputada frente a un compareciente e instarle a él a no contestar supone "degradar" a los parlamentarios.

Por todo ello, Lozano justifica la remisión de esta carta que, según recalca, no cree que pueda sorprender a Posada puesto que "no es la primera vez" que Villalobos adopta el papel de "censora", sino que ya ha incurrido "varias veces" en el "atrevimiento" de decir a los grupos de qué pueden o no hablar.

"Me dirijo a usted para solicitarle el amparo que ella me negó en esa comisión, así como para pedirle que la reconvenga en su actitud y le recuerde cómo, en modo alguno, presidir una comisión o un pleno le da derecho a prohibir a los portavoces mencionar los asuntos que ella juzga incómodos para sí misma o para el Gobierno", concluye la misiva.

El PSOE ya protestó contra Villalobos antes del verano por una polémica en la Diputación Permanente en la que la vicepresidenta primera del Congreso impidió a la portavoz socialista, Soraya Rodríguez, pedir explicaciones por la militancia del presidente del TC, Francisco Pérez de los Cobos, en el PP. Los socialistas llegaron incluso a pedir a Posada que evitara dejar la presidencia en manos de su segunda.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha