Focos

Puigdemont no renuncia al referendo acordado y exige antes presupuestos a CUP

- PUBLICIDAD -

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha prometido hoy "fidelidad y lealtad" a la hoja de ruta soberanista trazada por el Parlament, sin renunciar a un referéndum acordado con el Estado, pero ha lanzado un aviso a la CUP: "Vayamos paso a paso, no habrá referéndum si no hay presupuestos".

En la sesión de control al presidente de la Generalitat, en el pleno parlamentario de hoy, Puigdemont ha subrayado que el Govern "trabaja para convocar este referéndum", si bien se ha mostrado dispuesto a "abrir" el referéndum a "otras cuestiones" que plantee el Gobierno del Estado si acepta sentarse a negociar.

"El compromiso siempre ha sido este", ha recalcado Puigdemont, ante los temores de la CUP a que el Govern relaje su promesa de tirar adelante un referéndum en septiembre de 2017 con una pregunta directa sobre la independencia.

Ante los llamamientos de la CUP a empezar a concretar los detalles de este referéndum, Puigdemont ha advertido de que lo primero es aprobar las cuentas del año que viene, para lo que el Govern necesita los votos de los anticapitalistas.

"Vayamos paso a paso, no habrá referéndum si no hay presupuestos, no habrá un paso delante de otro", ha añadido.

Así ha respondido a la portavoz de la CUP, Anna Gabriel, quien ha exigido al president que no se mueva "ni un milímetro" de la hoja de ruta acordada con JxSí durante el debate de política general, en una resolución que el letrado mayor del Parlament, Antoni Bayona, advirtió a la Mesa de que podía "incumplir" las órdenes del Tribunal Constitucional (TC), según avanzó La Vanguardia.

Gabriel ha avisado a Puigdemont de que el Estado "no permitirá" un referéndum acordado cuando cita a concejales de la CUP a la Audiencia Nacional, como es el caso de Joan Coma, o promueve querellas contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell.

En el transcurso de la sesión de control ha trascendido precisamente la querella de la Fiscalía que acusa a Forcadell de un "ejercicio desviado" de sus funciones para impulsar su proyecto político "por la fuerza de los hechos consumados", al permitir votar la hoja de ruta independentista, que "dinamita" la Constitución.

Crítico con "el furor judicial del Gobierno", Puigdemont, sin descartar la vía unilateral, ha insistido que el Govern tampoco renunciará a intentar un referéndum acordado: "Si alguien dice que no al diálogo y al pacto no seremos nosotros, será el Estado español", ha afirmado.

Tras las modificaciones en los planteamientos soberanistas, la líder de C's en el Parlament, Inés Arrimadas, ha calificado la hoja de ruta soberanista como un "laberinto" y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha exigido a Puigdemont que aclare el camino, aunque ha avisado que un referéndum unilateral es "imposible".

El líder del grupo del PPC, Xavier García Albiol, ha recalcado que "el Gobierno de España está ayudando y colaborando con los catalanes" y ha reiterado su oferta a Puigdemont para sentarse juntos a analizar el nivel de cumplimiento de los 46 puntos que el presidente catalán le entregó al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy.

Puigdemont ha replicado que la respuesta del Gobierno central a dichos puntos es "cero" y ha asegurado que si Rajoy es investido de nuevo presidente del Gobierno le llamará para pedirle cita y "tirarle amablemente de las orejas".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha