eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rebeldes tuareg dicen que el siguiente paso debe ser un acuerdo global

- PUBLICIDAD -
El Gobierno y los rebeldes tuaregs acuerdan un alto el fuego en Mali

El Gobierno y los rebeldes tuaregs acuerdan un alto el fuego en Mali

Los grupos armados rebeldes del norte de Mali celebraron hoy el acuerdo de alto el fuego firmado con el Gobierno de Bamako y aseguraron que el objetivo ahora es rubricar un segundo pacto que permita un arreglo global y definitivo.

En declaraciones a Efe tras la presentación del acuerdo en Argel, el portavoz de la plataforma rebelde tuareg, Harouna Tourey, aseguró que el paso más inmediato es comunicarle a las milicias "que respeten el acuerdo sobre el terreno".

"La etapa más importante que tenemos por delante es de la firma de un acuerdo de paz global y definitivo. En los próximos días tendremos la oportunidad de rubricar al menos otro documento de paz aquí a Argel, durante esta quinta ronda", afirmó con optimismo.

En la misma línea positiva se pronunció el enviado especial de la ONU para el conflicto de Mali, Hamdi Mongi, para quien el acuerdo presentado este jueves significa un paso importante y crucial para el futuro de la paz en Mali.

"Habíamos llegado a Argel con la idea de que era absolutamente necesario crear las condiciones más favorables antes de proseguir las negociaciones. Al menos hemos conseguido un acuerdo para consolidar el alto fuego y para crear condiciones favorables y crear un clima de serenidad en las negociaciones", señaló a Efe.

"Hemos dicho que es imposible discutir aquí en Argel mientras las personas mueren en el territorio maliense. Por lo tanto, se ha hecho todo lo posible para convencer a las partes malienses e incluirlas en la lógica de la paz, donde el objetivo fundamental consiste en crear condiciones favorables para que las conversaciones que se mantienen en Argel continúen", añadió.

El Gobierno de Mali y las milicias sublevadas que controlan la parte meridional ese país africano firmaron hoy en la capital de Argelia un acuerdo para un alto el fuego inminente.

El acuerdo "permitirá observar un cese inmediato de todas las formas de violencia" y el fin de todo acto o propósito provocador, además del respeto de los compromisos contraídos en virtud de los acuerdos", previos, explicó el ministro argelino de Asuntos Exteriores, Ramtan Lamamra.

Lammara, a quien acompañó Mongi en la presentación del acuerdo, anunció que el pacto, que se aplicara en colaboración con MINUSMA (la misión de la ONU para Mali), incluye la liberación de los detenidos en el norte del país, controlado desde enero de 2012 por rebeldes tuareg.

Tras este paso, el denominado "Proceso de Argel" se seguirá desarrollando en la capital argelina con el mismo carácter "constructivo, abierto e inclusivo", concluyó el ministro.

El alto el fuego se ha firmado apenas dos días después de que comenzara la quinta ronda de negociaciones entre las partes, y pese a que esta comenzó bajo la sombra de la violencia en el norte del país.

La situación política en Mali es de inestabilidad desde que en 2012 el país fuera escenario de un golpe de Estado.

El alzamiento permitió que el MNLA, además de bandas yihadistas afines ideológicamente a los islamistas de Ansar al Din, a Mujao y Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), se hicieran con el control de las regiones del norte de Mali, un vasto territorio, en gran parte desértico, que separa el norte de África de la llamada zona subsahariana.

Los tres grupos armados controlaron durante cerca de diez meses el norte de Mali, de donde en gran parte fueron expulsados gracias a una intervención internacional encabezada por Francia en enero de 2013.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha