eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Samper propone a Santos y a Maduro zanjar sus diferencias "en un sitio emblemático"

- PUBLICIDAD -
Embajadores en Colombia muestran su preocupación por la crisis en la fronteriza

Embajadores en Colombia muestran su preocupación por la crisis en la fronteriza

El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, propuso hoy a los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y Venezuela, Nicolás Maduro, que "se reúnan en un sitio emblemático para poner fin a las diferencias" entre sus gobiernos.

Samper, quien fue presidente de Colombia entre 1994 y 1998, formuló hoy su propuesta una vez que, afirmó, "los escenarios hemisféricos" parecen haberse "descartado" para solucionar el contencioso por el cierre parcial de la frontera entre ambos países, ordenada por Maduro, y la deportación de más de un millar de colombianos de ese país.

Ni la Organización de Estados Americanos (OEA) ni, al parecer, la Unasur tratarán este tema una vez que el primer organismo lo descartó en una reunión celebrada este lunes y también por la negativa de Colombia, según dijo ayer Santos, a abordar el asunto en una reunión del bloque suramericano inicialmente prevista para este jueves y que no fue concretada.

Santos explicó que su Gobierno había "pedido una reunión de urgencia (de Unasur) que nunca se dio", por lo que desistió de ella.

Samper consideró en su comunicado que la conmemoración del bicentenario de la publicación de la Carta de Jamaica, al que llamó "el documento político más importante" de la independencia de Latinoamérica, "podría ser una buena oportunidad para construir esta nueva etapa de relaciones entre Colombia y Venezuela".

El exmandatario, quien no precisó si se refería a algún "lugar emblemático" en particular para el eventual encuentro entre Santos y Maduro, dijo que la Unasur "ratifica su disposición de acompañar y apoyar todas las iniciativas que conduzcan a mantener la vigencia de los derechos humanos, la paz y la integración de nuestros pueblos".

La actuación de Samper en la crisis ha sido condenada por diversos sectores políticos de Colombia que lo consideran alineado con Venezuela y han sugerido que ese país se retire del organismo suramericano.

El exgobernante subrayó en el escrito su compromiso con los derechos humanos, aspecto sobre el que, en su país, "nadie" le da "lecciones", dijo.

"Defendí precisamente a muchos de los que hoy están regresando a nuestro país cuando fueron desplazados por los grupos paramilitares, como los campesinos del Catatumbo que están reclamando en Bogotá el cumplimiento de los acuerdos que fueron firmados gracias a nuestra actuación como garantes", aseveró.

Y agregó que entonces no fue cuestionado por quienes hoy lo hacen "por proponer una salida binacional a la crisis de los deportados, como por ejemplo, un mecanismo regional de verificación de la situación de los derechos humanos en la frontera que sirva de base para tomar medidas que garanticen y si es del caso, restituyan estos derechos".

El secretario de Unasur anunció ayer que en la reunión de cancilleres del bloque que no se ha concretado propondrá la creación de una comisión de verificación y garantía de derechos humanos en la frontera entre Colombia y Venezuela.

La crisis humanitaria en la frontera comenzó el 19 de agosto con la decisión de Maduro de ordenar el cierre de un tramo de la frontera con el argumento de combatir el contrabando y a supuestos paramilitares.

Desde entonces, más de mil colombianos han sido deportados y al menos otros 10.000 han retornado voluntariamente para no correr la misma suerte, según datos de la ONU.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha