eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los fiscales del TPIY consideran a Mladic la "máxima autoridad" del genocidio

- PUBLICIDAD -

Los fiscales del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) defendieron hoy que el excomandante serbobosnio Ratko Mladic fue la "figura central" y la "máxima autoridad" militar responsable del genocidio cometido en la guerra de Bosnia (1992-1995).

Mladic "tomó todas las decisiones militares que hicieron falta" para llevar a cabo "una campaña de limpieza étnica" de los musulmanes durante esos años, según el fiscal Arthur Traldi.

"Él estaba a cargo de todas las decisiones y es quien tuvo siempre la última palabra", añadió, y lamentó que Mladic "se jactaba delante de los soldados" de las atrocidades que cometía, una afirmación que le costó al fiscal una llamada de atención de los jueces.

El letrado acusó a Mladic de "amenazar a todos los soldados" del país para que obedecieran sus órdenes "si querían seguir con vida", aludiendo a una grabación con ese contenido hecha en 1995.

Traldi lo definió como "el comandante y jefe" de los soldados y los civiles vestidos de militares que actuaron durante la guerra y aseguró que tenía un "control importante y total" para presionar "hasta a sus más fieles aliados".

El acusado, de 74 años, ha negado los once cargos -genocidio, crímenes de guerra y de lesa humanidad- que se le imputan por sus actuaciones y decisiones durante el conflicto, que dejó unos 100.000 muertos.

Las pruebas, dijo el fiscal Alan Tieger, señalan que "la limpieza étnica no fue una consecuencia de la campaña militar, sino su único objetivo".

Mladic hizo "todo lo posible" para que la vida de los musulmanes en Bosnia fuera "insoportable", aseveró.

El excomandante serbobosnio está acusado de ser el principal culpable del asedio, los bombardeos y los ataques a los que estuvo sometida Sarajevo, la capital de Bosnia, que desembocaron en el asesinato de 10.000 personas.

"Mladic no quería evitar que los musulmanes pudieran crear un Estado, él quería que desaparecieran por completo", agregó Tieger.

Asimismo, señaló que Mladic tuvo un papel "central" en la masacre que se cobró la vida de 8.000 varones musulmanes en Srebrenica en 1995, muchos fusilados por sus fuerzas en un campamento de la ONU.

Sobre esa masacre, añadió que Mladic prometió "devolver la ciudad al pueblo serbio" y pocos días después "miles de hombres y niños, chavales de 12 años, fueron asesinados de forma sistemática".

Mladic atendió de traje y corbata los argumentos de la Fiscalía, en total silencio, sin quejas y prestando atención en todo momento.

Además, llegó puntual al tribunal, con buena cara, animado y un aspecto muy mejorado, tras los informes sobre el deterioro de su estado de salud, un tema que ha sido de constante preocupación para los magistrados y ha planteado dudas sobre la continuidad del juicio.

La primera comparecencia de Mladic en La Haya se produjo en junio de 2011.

La Fiscalía pronunciará sus argumentos finales durante tres días, hasta el próximo miércoles, antes de que la defensa disponga de la palabra.

El equipo defensor de Mladic ha intentado en varias ocasiones desacreditar a los magistrados porque, como su defendido alega desde comienzos del proceso, éste es un "juicio político".

También han pedido la cancelación del proceso, defendiendo que Mladic actuó en todo momento en legítima defensa y para proteger a la población serbia de las fuerzas musulmanas.

Sin embargo, los fiscales alegaron que el excomandante consideró en todo momento que los musulmanes y los croatas de Bosnia "eran sus enemigos".

"Decía que ellos eran genéticamente mejores que los musulmanes", recordó Traldi, mientras mostraba unas imágenes de una de las víctimas de Mladic.

Se espera que la Fiscalía exija la pena máxima.

La sentencia de Mladic llegará tan solo unos meses después de la condena a 40 años de prisión al exlíder político serbobosnio Radovan Karadzic por genocidio y otros crímenes cometidos en Bosnia.

Mladic y Karadzic "se unieron para llevar a cabo un propósito común", resaltó el fiscal Tieger.

Karadzic ha recurrido la condena y está a la espera de que la justicia internacional se pronuncie.

El de Mladic es el último caso del TPIY, creado en 1993 por la ONU para procesar a los responsables de los crímenes en las guerras de descomposición de la antigua Yugoslavia.

Imane Rachidi

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha