eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Tensión en la Explanada de las Mezquitas tras la visita de la diputada israelí

- PUBLICIDAD -
Tensión en la Explanada de las Mezquitas tras la visita de la diputada israelí

Tensión en la Explanada de las Mezquitas tras la visita de la diputada israelí

Las visitas de políticos ultranacionalistas israelíes a la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén continuaron hoy, mientras que los palestinos denunciaron que las restricciones en los accesos al recinto se mantienen para ellos.

La visita de la parlamentaria del partido religioso "Hogar judío" Shuli Moalem-Refaeli tensó de nuevo la situación mientras paseaba por el recinto que acoge la mezquita de Al Aksa, donde fue increpada por una mujer palestina que fue arrestada por las fuerzas israelíes.

"Una mujer se acercó a Shuli Moalem y fue detenida", informó a Efe el portavoz de la policía israelí, Micky Rosenfeld, quien aseguró que la situación, "aunque tensa, tiende a la calma" y subrayó que más de 700 turistas visitaron el lugar durante la jornada.

De acuerdo a las mismas fuentes, en las últimas semanas 115 personas han sido arrestadas por las autoridades israelíes por incidentes relacionados con el tercer sitio más sagrado para el islam y donde los judíos sitúan el Segundo Templo destruido 2.000 años atrás por los romanos.

"Los detenidos estaban involucrados en disturbios. La policía patrulla diferentes áreas para prevenir (estas situaciones), con especial énfasis en la Ciudad Vieja", adujo Rosenfeld.

Varias entradas de acceso a la Explanada permanecieron cerradas durante el día y los palestinos menores de 40 años tuvieron prohibido el acceso al lugar, informó la agencia Maan.

La Explanada de las Mezquitas o Monte del Templo -como es conocido en el judaísmo- se encuentra en el epicentro de los enfrentamientos que se suceden en Jerusalén y que arrecian desde junio tras los asesinatos de tres jóvenes judíos y un adolescente palestino, y el posterior conflicto bélico en Gaza.

Ayer la Explanada fue reabierta a los visitantes judíos tras cuatro días de acceso restringido después del intento de asesinato por un palestino del rabino Yehuda Glick, quien lucha por cambiar el statu quo del sitio y que los judíos lo recuperen como lugar de oración.

El primero en llegar tras la apertura fue el diputado y miembro del ala dura del partido conservador Likud Moshé Feiglin, que fue fotografiado junto a la mezquita de Al Aksa -la tercera en la jerarquía del islam después de La Meca y Medina- en un gesto que los palestinos consideran una provocación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha