eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Tony de Brum: "Un día el planeta estará libre de armas nucleares"

- PUBLICIDAD -
Tony de Brum: "Un día el planeta estará libre de armas nucleares"

Tony de Brum: "Un día el planeta estará libre de armas nucleares"

"Un día el planeta estará libre de armas nucleares", declaró a Efe el ministro de Asuntos Exteriores de Islas Marshall, Tony de Brum, en una entrevista telefónica con motivo de la entrega del denominado premio "Nobel Alternativo".

"Tengo 3 hijos, 10 nietos y 4 bisnietos. Haré todo lo que esté en mi poder para asegurar que un día, espero que pronto, lo podamos decir. Se lo debo a mi familia y al mundo entero", afirmó de Brum, de 70 años, desde Estocolmo.

El propio de Brum fue testigo directo, mientras pescaba junto a su abuelo, de la operación "Castle Bravo", una bomba termonuclear con potencia 1.000 veces mayor a la detonada en Hirosima que Estados Unidos hizo estallar en 1954 en el atolón Bikini, en el noroeste del archipiélago de las Marshall.

"Nadie sobrevivirá la guerra nuclear. Si alguien presiona el botón, incluso por error, será el fin del planeta tal y como lo conocemos", sentencia.

El canciller recogió el lunes en la capital sueca el premio honorífico que otorga la fundación "Right Livelihood" por la incansable lucha antinuclear de las Islas Marshall, país que durante la ocupación estadounidense contempló la explosión de 67 pruebas nucleares en su territorio.

En 2014, el canciller presentó en nombre de su gobierno demandas en la Corte Internacional de Justicia contra las nueve potencias nucleares reconocidas por incumplir las disposiciones del Tratado de No Proliferación (TNP).

Los países demandados por el pequeño país insular son Estados Unidos, China, Rusia, Francia, Israel, Corea del Norte, Reino Unido, India y Pakistán.

Solo los tres últimos han confirmado la asistencia a las vistas que comenzarán el próximo abril y en las que el ministro espera "buenos resultados" e insiste en que su país no pide "indemnización".

"Un pequeño país como el nuestro está llamando a respetar el tratado de desarme sellado. Es un recuerdo para nuestro países amigos de acometer la promesa de destruir todas las bombas nucleares dentro de un acuerdo al que pertenecemos".

La población de las Islas Marshalls, unas 70.000 personas, lleva décadas sufriendo la consecuencia indirecta de las pruebas nucleares.

Toneladas de residuos radiactivos permanecen alojados en la profundidad de media decena de atolones donde se realizaron los test y cuyas aguas contaminadas amenazan con verterse si, producto del cambio climático, sube el nivel del mar.

"Necesitamos limpiar el desastre que dejaron atrás para hacer nuestro país seguro y productivo para el futuro", asegura el ministro que califica una hipotética prohibición de la pesca en la zona de "ridícula" y "amenaza" contra la población local.

De Brum, también reconocido activista contra el cambio climático y por los derechos de los pueblos del Pacífico, participará en la Conferencia Internacional sobre Cambio Climático (COP21) que celebra en París hasta el 11 de diciembre.

"El cambio climático es algo de los que no somos responsables, pero del que sufrimos las mayores consecuencias", necesitamos que los países productores de los gases contaminantes "nos ayuden a adaptarnos y lograr, con ayuda de la tecnología, proteger nuestras islas".

Se espera que durante la reunión de París los países desarrollados acuerden la creación de un fondo de entre 100.000 y 200.000 millones de dólares para ayudar a las naciones más necesitadas en la lucha contra el cambio climático.

El canciller se mostró "muy optimista" de cara a la cita en la capital francesa en la que resaltó el apoyo que están brindando Estados Unidos y China.

El representante de Islas Marshall extendió una invitación a su país "para todos aquellos que aún desconfíen de los efectos nocivos del cambio climático", donde el océano gana terreno al mar y el agua salada contamina los indispensables depósitos acuíferos.

El acuerdo que se cierre en París deberá sustituir al protocolo de Kioto y marcar la hoja de ruta para que el aumento de la temperatura del planeta no supere los dos grados centígrados, respecto a los valores preindustriales a finales del siglo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha