eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Txapote se enfrenta mañana a 29 años de cárcel por tratar de matar a Rabanera

- PUBLICIDAD -
Txapote se enfrenta mañana a 29 años de cárcel por tratar de matar a Rabanera

Txapote se enfrenta mañana a 29 años de cárcel por tratar de matar a Rabanera

El dirigente etarra Francisco García Gaztelu, "Txapote", será juzgado de nuevo mañana en la Audiencia Nacional, esta vez por ordenar al "comando Ituren" asesinar con un coche-bomba al exdiputado general de Álava Ramón Rabanera, atentado que resultó fallido y por el que se enfrenta a 29 años de cárcel.

"Txapote", que acumula ya numerosas condenas que suman más de 300 años de cárcel, compartirá el banquillo de los acusados con la presunta colaboradora Cristina Goiricelaya, para quien el fiscal solicita 15 años de prisión en relación con esta acción terrorista.

En su escrito de conclusiones provisionales, el fiscal relata como "Txapote", "en su calidad de responsable militar máximo" de ETA, encargó en 2000 a Diego Ugarte, Asier Carrera y Luis Marileñarena -ya condenados por estos hechos- "estudiar las costumbres" sobre Rabanera "con la finalidad de acabar con su vida".

En cumplimiento de esta orden, los integrantes del "Ituren" consiguieron "exhaustiva información de sus movimientos, así como el lugar idóneo en el que realizar el atentado", para el que miembros de la banda les proporcionaron un Renault 19 Chamade, sustraído en Abadiño (Vizcaya) y al que sustituyeron las placas de matrícula.

Para perpetrar el atentado, los etarras cargaron el maletero del coche de explosivos que accionarían con un mando a distancia para detonarlo al paso del coche oficial del exdiputado general.

"No obstante, no pudieron terminar su propósito criminal, porque el día en que se proponían realizarlo, en fecha no determinada", aunque comprendida entre abril y mayo de 2000, "se averió el circuito electrónico del coche-bomba".

Ante esta incidencia, optaron por llevarse el explosivo al domicilio de Vitoria que les servía de base de operaciones y dejaron el coche abandonado en las inmediaciones del piso franco, donde fue localizado por la Policía el 10 de noviembre de 2000.

Los agentes abrieron el maletero, mediante una explosión controlada, y encontraron restos de sustancia explosiva y una antena preparada para su conexión a un receptor de radio-control a distancia y diverso cableado.

Tras el fracaso de esta acción, los miembros del comando huyeron a Francia y dejaron abandonado el piso, en cuyo registro fue encontrado material explosivo y diverso material para la confección de artefactos, tres armas y un subfusil, así como munición e información sobre posibles objetivos de la banda.

Al llegar a Francia, Carrera y Mariñelarena se citaron con "Txapote", que les ofrece volver a Vizcaya con un nuevo compañero -Igor Martínez de Osaba- y cobijarse en el caserío de Etxebarri en la Fruniz, propiedad de Goiricelaya, y a dónde llegaron a finales de octubre de 2000 y donde permanecieron 15 días.

Días después, el 9 de noviembre, la Policía desarticuló el comando y registró el caserío, donde encontraron 50 kilos de Titadyne y material para fabricar artefactos explosivos, un subfusil, un revolver, tres granadas de fusil, placas de matrícula y datos sobre objetivos de ETA, así como numerosas huellas dactilares.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha