eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La UE y Japón siguieron aclarando sus posturas en cuarta ronda comercial

- PUBLICIDAD -

La Unión Europea (UE) y Japón cerraron hoy otra semana de negociación de cara a lograr un tratado de libre comercio, la cuarta desde que iniciaron las conversaciones, en la que continuaron "discutiendo y explicando" sus propuestas para el futuro acuerdo, informó en un comunicado la Comisión Europea (CE).

"Tenemos que mantener el ritmo", dijo el portavoz comunitario de Comercio, John Clancy, quien abogó también por un "espíritu de cooperación para poder concluir un acuerdo que traerá beneficios a nuestros ciudadanos y ayudará a crear puestos de trabajo".

El equipo negociador europeo estuvo encabezado por el director de la Dirección General de Comercio de la CE, Mauro Petriccione, mientras que lideró el equipo nipón el viceministro de Asuntos Exteriores de Japón, Yasumasa Nagamine.

Las discusiones se organizaron en grupos de trabajo que cubrieron áreas como el comercio de bienes, donde abordaron el acceso a mercados, normas generales o instrumentos de defensa comercial tales como reglas antidumping, antisubsidios o salvaguardas bilaterales.

También trataron las barreras técnicas al comercio y las medidas no arancelarias, las normas de origen, aduanas y facilitación del comercio, salud e higiene de animales y plantas (normas sanitarias y fitosanitarias), comercio de servicios, inversiones, compras públicas, propiedad intelectual, política de competencia, comercio y desarrollo sostenible y solución de disputas.

Por otra parte, discutieron sobre cooperación reguladora, gestión corporativa y clima empresarial, comercio electrónico y bienestar animal.

Según explicó la CE, las negociaciones están sirviendo para abordar preocupaciones para la Unión Europea como las barreras no arancelarias (las que suelen tomar la forma de ventajas reguladoras para las empresas locales) y la necesidad de que Japón abra más su mercado de licitaciones públicas.

"Ambas partes quieren un acuerdo ambicioso que cubra una liberalización de comercio de bienes, servicios e inversiones progresiva y recíproca, así como normas sobre los asuntos relacionados con el comercio", apuntó el Ejecutivo comunitario.

Antes de abrir las negociaciones del tratado, la CE acordó con Tokio hojas de ruta específicas para la supresión de esas barreras no arancelarias y la apertura de su mercado público, en especial de los ferrocarriles y el transporte urbano.

"Dada la importancia de la eliminación de las barreras no arancelarias para lograr igualdad de condiciones para las empresas europeas en el mercado japonés, las directivas de negociación adoptadas por el Consejo de la UE en noviembre de 2012 pidieron que la supresión de aranceles europeos y las barreras no arancelarias europeas vayan de la mano", advirtió la CE.

En esa línea, recordó que las negociaciones pueden suspenderse un año después de su inicio si Japón "no cumple con sus compromisos" de eliminar esas barreras, y que el acuerdo deberá contener una cláusula de salvaguarda para "proteger a los sectores sensibles europeos".

Según los cálculos de la CE, este tratado podría impulsar la economía europea del 0,6 al 0,8 % de su PIB, así como crear 400.000 nuevos puestos de trabajo.

Asimismo, la UE espera que sus exportaciones a Japón aumenten el 32,7 % y, las japonesas hacia la Unión, el 23,5 %.

La primera ronda de negociación tuvo lugar en abril de 2013 en Bruselas; la segunda, a finales de junio y principios de julio en Tokio y, la tercera, también en la capital belga el pasado octubre.

La próxima ronda tendrá lugar a finales de marzo, aunque no revelaron la ciudad en que se celebrarán.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha