eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

UPyD calcula que la secesión supondría una caída del 10% en productividad, salarios y renta para País Vasco y Cataluña

Rebate los argumentos del nacionalismo, "falsos y exagerados" y que "obvian multitud de consecuencias negativas" de la independencia

- PUBLICIDAD -
UPyD calcula que la secesión supondría una caída del 10% en productividad, salarios y renta para País Vasco y Cataluña

Unión, Progreso y Democracia (UPyD) calcula que la secesión provocaría una caída de alrededor de un 10 por ciento de la productividad, salarios y renta en Cataluña y el País Vasco, ya que si fuesen países independientes "difícilmente podrían mantener los patrones de comercio que a día de hoy tienen".

Esta es una de las conclusiones que se extraen del informe 'El coste de la No-España' que UPyD presentará en un seminario el próximo miércoles y con el que trata de rebatir los argumentos del nacionalismo mediante la defensa de que "la idea de España, una realidad con más de 500 años de historia, ha sido un proyecto exitoso".

La propia Rosa Díez es la encargada de la redacción de una de las reflexiones finales, titulada '¿Quién defiende a España?', mientras que la otra conclusión corre a cargo del Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, quien ya ha colaborado con el partido en anteriores ocasiones.

El apartado sobre los costes económicos, redactado por el profesor José V. Rodríguez Mora, desmonta la tesis defendida por los nacionalistas de que la independencia conllevará innumerables beneficios económicos para los ciudadanos de Cataluña y el País Vasco. Según sostiene, esta afirmación está basada en argumentos "falsos y exagerados" que "obvian una multitud de consecuencias negativas de la independencia tanto para los ciudadanos del resto de España como para los de las comunidades directamente afectadas".

Y mientras, lamenta que el Estado "ha abandonado la batalla de las ideas" y "parece poco inclinado a explicar a la población las verdaderas consecuencias de este proceso". Las críticas a la respuesta del Estado a los desafíos nacionalistas son constantes a lo largo del texto, ya que UPyD considera que una parte de su éxito radica en que en España "se ha renunciado a llevar adelante una estrategia política proactiva". "El Estado muchas veces ha actuado tarde y mal", denuncia.

En primer lugar, deja claro que el argumento de las balanzas fiscales "es falso y éticamente deleznable" porque la territorialización del gasto público "contiene enormes inconsistencias lógicas". Pero además, asegura que es "estrictamente falso" que el Estado trate a Cataluña de forma discriminatoria, mientras que es "obvio" que el sistema del cupo beneficia "enormemente" al País Vasco.

EXPULSIÓN DE LA UNIÓN EUROPEA

También rechaza que una declaración unilateral de independencia no tuviese consecuencias negativas y alude a la expulsión de la Unión Europea que sufrirían los territorios escindidos. "Tras la independencia, la simpatía de lo que quede de España hacia catalanes y vascos se prevé escasa", advierte.

La formación magenta redacta este informe ante "la necesidad de llenar un vacío" frente a la estrategia del nacionalismo y lo hace con el objetivo de "analizar con rigor, coherencia y serenidad todas las contradicciones y falacias que se encuentran tras la estrategia secesionista, así como valorar los costes directos e indirectos que este proceso tendría para todos los españoles".

En este marco, analiza la realidad que viven los ciudadanos o las razones del "éxito" del nacionalismo, que achaca entre otros factores a "la debilidad tradicional de la idea de España y de sus símbolos cohesionadores y la vinculación tradicional entre la izquierda sociológica y el ideario nacionalista".

En cuanto a la reclamación del llamado 'derecho a decidir', el informe sostiene que la pregunta y el momento de la consulta no pueden quedar en manos de los convocantes, sino que antes de votar habría que conocer previamente las consecuencias de uno y otro resultado, la necesidad de mayoría clara o las consecuencias de los resultados.

DERECHO A DECIDIR, FALACIA Y ENGAÑO

"El derecho a decidir, tal y como se presenta por los grupos secesionistas y quienes los apoyan, resulta una falacia y un engaño", insiste UPyD, que propone una reforma constitucional para mejorar el funcionamiento del Estado y ponerlo "a la altura de las exigencias" del siglo XXI.

"Se propone una reforma constitucional profunda de la que salga un Estado Federal basado en los principios de cooperación, lealtad federal federal e igualdad fiscal y política de las comunidades autónomas", explica.

El partido liderado por Rosa Díez considera que el camino adecuado para abordar la secesión requeriría la reforma constitucional, un procedimiento que aseguraría la participación de todos los ciudadanos españoles "en una delicadísima cuestión".

"Y es que la secesión supondría levantar fronteras y aduanas que rompería la libre circulación de mercancías y de medios de pagos que existe en la Unión Europea, porque originará la salida de esa Comunidad de Derecho con todas sus consecuencias", como la necesidad de pasaporte, la elección de una moneda de curso legal sin poder apoyarse en el Banco Central Europeo o la pérdida de las ayudas de la política agraria comunitaria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha