eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Wilders asegura que no es "un racista" ni tampoco lo son sus seguidores

- PUBLICIDAD -
Wilders asegura que no es "un racista" ni tampoco lo son sus seguidores

Wilders asegura que no es "un racista" ni tampoco lo son sus seguidores

El líder de la ultraderecha holandesa, Geert Wilders, se defendió hoy ante el tribunal que le procesa por incitación al odio e insistió en que su libertad de expresión es lo único que le queda "tras doce años preso en casas rodeadas de seguridad".

Además, explicó que con su referencia a los marroquíes "no quería" referirse a ninguna raza, sino a "un grupo" determinado de personas.

"No soy racista y mis electores tampoco lo son, dejen de insultarlos", pidió, ante las decenas de cámaras que cubrían hoy la sesión.

Asimismo, tildó de "falso y malintencionado" el proceso judicial y lamentó que "no se tenga en cuenta el contexto" en el que pronunció sus palabras.

Wilders está siendo procesado por unas declaraciones pronunciadas en 2014, en el marco de las elecciones municipales, cuando en una cafetería en La Haya prometió encargarse de que en Holanda hubiera "menos marroquíes".

Hoy reiteró que quiere "menos delincuencia" en Holanda, al igual que quiere "menos Europa".

En su discurso ante los jueces, volvió a decir que los Países Bajos tienen "un problema marroquí" y advirtió de que el país es víctima de una "Fiscalía que está al servicio del Consejo de Ministros".

Por primera vez desde que comenzó el proceso el pasado 31 de octubre, Wilders acudió a la Corte de alta seguridad, localizada en Schiphol (Amsterdam), para pronunciar su última palabra antes de que el tribunal dicte sentencia el próximo 9 de diciembre.

La sesión judicial fue retransmitida en directo por la televisión oficial, y el líder del Partido de la Libertad (PVV) acaparó la atención de decenas de medios nacionales e internacionales presentes en la sala.

Su abogado, Geert Jan Knoops, destacó, minutos antes de ceder la palabra al político, que "el derecho internacional está de parte de Wilders" y advirtió de que "condenarle sería ilegal".

Además, recordó que los políticos "pueden imponer restricciones a los derechos de nacionalidad, lo cual no tiene absolutamente nada que ver con la discriminación".

"No me van a callar", aseguró Wilders en un mensaje en su cuenta de Twitter, en torno a las 09.30 hora local (08.30 GMT), cuando comenzaba la sesión judicial.

No obstante, no fue hasta pasadas las 14.00 (13.00 GMT) cuando él llegó al tribunal, por la puerta de atrás del edificio, para evitar atender a la prensa.

Wilders será el candidato del PVV a primer ministro durante las elecciones generales que se celebrarán el próximo marzo en Holanda.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha