eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La tregua en Yemen no detiene la violencia, que dificulta la entrega de ayuda

- PUBLICIDAD -
La tregua en Yemen no detiene la violencia, que dificulta la entrega de ayuda

La tregua en Yemen no detiene la violencia, que dificulta la entrega de ayuda

La coalición liderada por Arabia Sauí y el movimiento de los hutíes continúan violando el alto el fuego en el Yemen, que entró en vigor hace tres días, con bombardeos y combates aislados, lo que dificulta la llegada y distribución de la ayuda humanitaria.

Hoy al menos 20 personas murieron en enfrentamientos entre el grupo rebelde chií de los hutíes y las fuerzas leales al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi en la ciudad de Tazi, en el suroeste del Yemen, informaron a Efe fuentes médicas.

También continuaron los combates en la zona de Saruah, en la provincia petrolera de Maareb, en el noroeste del país, aunque en este caso no se ha contabilizado, de momento, ninguna víctima.

Además, en las últimas horas, la alianza árabo-musulmana encabezada por Riad ha denunciado en varias ocasiones que los hutíes han violado la tregua con ataques en territorio yemení y en la frontera con Arabia Saudí.

Esta situación en la que no han cesado por completo los combates ni los bombardeos dificulta la llegada de ayuda humanitaria desde el extranjero, así como su distribución a lo largo y ancho del país.

En una entrevista telefónica con Efe, la responsable adjunta de la Unidad de Emergencias de Médicos Sin Fronteras (MSF), Llanos Ortiz, admitió que "la frecuencia de los bombardeos se ha reducido muchísimo", aunque sigue habiendo ataques puntuales.

"La necesidad de que terminen las hostilidades de todas las partes involucradas es imperativa, muy urgente y va más allá de lo que cinco días de un alto el fuego puede proporcionar", denuncia Ortiz.

La responsable de MSF añade que el daño ocasionado a las infraestructuras del país es tan grande que "estos cinco días no van a dar realmente para mucho", más allá de darle a la población un pequeño margen para poder huir a zonas más seguras y hacer llegar la ayuda humanitaria a zonas donde ha habido combates previamente.

En ese sentido, Ortiz culpó a la gran destrucción de puertos y aeropuertos del hecho de que la ayuda internacional procedente del extranjero no esté llegando al país de manera masiva, tal y como se esperaba cuando se anunció el alto el fuego.

Según ella, las pistas de aterrizaje no están condicionadas para hacer llegar vuelos grandes, lo que reduce muchísimo la ayuda.

Asimismo, Ortiz afirmó que "se estaba esperando la llegada de algún barco, pero hubo problemas por parte de las diferentes partes implicadas en el conflicto", así como combates en ciudades portuarias como Adén.

Esta escasez de recursos tiene un gran impacto sobre la vida de los afectados por el conflicto, especialmente en lo que se refiere al combustible.

Según la trabajadora humanitaria, solo se dispone del 20% del combustible necesario para bombear el agua, lo que ha provocado que empiece a haber una carencia de agua en todo el país y que se haya disparado su precio.

"Esta falta de combustible puede causar indirectamente tantas o más víctimas de las que pueden provocar los bombardeos y ataques", subrayó Ortiz, que volvió hace unos días a España tras haber trabajado durante unas semanas en el Yemen.

En este contexto, la responsable de MSF advierte de que "tan solo si se pone fin a las hostilidades de forma más indefinida y solo si se acaba con el bloqueo que está sufriendo el país y que le impide la llegada de combustible y otros artículos esenciales, se podrá hacer frente a la situación del país, que sigue siendo catastrófica".

La devastación es tan grande que incluso ha sorprendido a los propios yemeníes, acostumbrados a vivir entre hostilidades en los últimos años.

"La gente dice que, aunque llevan tiempo sufriendo conflictos, lo de este año no tiene precedentes. Uno de los pacientes nos dijo que de 31 miembros que tiene su familia, un solo bombardeo mató a 27", afirma Ortiz.

Para hacer frente a esta situación, la cooperante española pide más ayuda internacional y nacional ya que, con los recursos y equipos que tienen es "imposible llegar a toda la población".

Por otra parte, la organización terrorista Al Qaeda sigue aprovechando el caos provocado por el conflicto para extender su influencia en el sur del país.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha