eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Zeidan niega que los terroristas que atentaron contra Níger salieran de Libia

- PUBLICIDAD -

El primer ministro de Libia, Ali Zeidan, negó hoy que los terroristas que atacaron una base militar nigerina en Agadez el pasado viernes partiesen de su país y apuntó a Mali como su lugar de procedencia.

"Estas personas no salieron de Libia. Antes que en Libia había elementos en el norte de Níger que desestabilizaron Níger. Mali es la fuente de esas bandas", sostuvo Zeidan en una rueda de prensa conjunta con el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, con quien se reunió en Bruselas.

Según Zeidan, fue el régimen de Muamar el Gadafi el que alimentó el surgimiento de estos "elementos" y antiguos miembros del mismo continúan en Mali y son activos en la región.

"Esperamos que sean extraditados a Libia para que puedan hacer frente a la justicia", incidió el político libio, que también afirmó que "los que quieran trabajar tienen que hacerlo con el nuevo Gobierno de Libia, que está buscando tener buenas relaciones con sus vecinos".

El primer ministro libio explicó que fue el propio presidente de Níger, Mahamadou Issoufou, quien dijo tras los atentados que Libia ya no era un país seguro y que era un foco de terroristas.

"He esperado antes de reaccionar tres o cuatro días hasta tener confirmación de que estas noticias de Mahamadou Issoufou son hechos sin base", defendió Zeidan, quien insistió en que "Libia no será una fuente de inseguridad. Queremos seguridad en nuestra región y queremos que nuestros amigos en Níger y Chad estén seguros".

Según Zeidan, si se quieren librar de estas bandas tienen que extraditar a los antiguos miembros del régimen.

"Las fronteras están ahora controladas por nuestras fuerzas aéreas y utilizaremos la fuerza para evitar que la gente entre en Libia. No queremos ser una fuente de terrorismo", agregó.

Barroso expresó la disposición de la UE a apoyar la transición pacifica y se refirió a la misión civil que se desplegará en Libia desde junio para apoyar la gestión fronteriza y aclaró que responde a una petición del propio país.

"Estabilizar el país y establecer estructuras de seguridad comunes y unificadas es esencial para consolidar el estado de derecho, un sistema judicial independiente y, por su puesto, para la estabilidad a largo plazo", señaló ante la prensa.

Barroso recordó que el programa de ayuda de la UE para Libia es de 95 millones de euros para administración pública, seguridad, estructuras democráticas, inmigración, formación profesional, educación y sanidad; y que de ese total, 25 millones serán para ayuda directa a la sociedad civil.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha