eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El acusado de asesinar a un traficante de drogas asegura que no recuerda nada

- PUBLICIDAD -
El acusado de asesinar a un traficante de drogas asegura que no recuerda nada

El acusado de asesinar a un traficante de drogas asegura que no recuerda nada

El acusado de matar a cuchilladas a un traficante a pequeña escala en enero de 2010 en un piso del núcleo de Empuriabrava ha reconocido en el juicio que se vio con la víctima para comprar cocaína, pero ha asegurado que había ingerido drogas y alcohol y que no recuerda nada de lo sucedido.

La Audiencia Provincial ha empezado hoy en Girona el juicio contra Kamel H. y, tras la selección de los nueve miembros del tribunal popular, ha declarado el procesado.

El fiscal, Enrique Barata, solicita para el acusado una pena de quince años de cárcel por un delito de homicidio con los agravantes de abuso de superioridad por el uso de un cuchillo ante una persona desarmada y aprovechamiento del lugar, ya que la agresión sucedió en "una urbanización de segunda residencias que estaba prácticamente deshabitada".

La defensa ha solicitado la absolución del procesado y, de forma alternativa, una condena de dos años de prisión.

En su declaración, de apenas una hora, el acusado ha reconocido que era traficante en Francia y que, como ya había hecho otras tres veces, el día de los hechos iba a comprarle cocaína, en concreto 200 gramos por 8.000 euros, a la víctima, Hassan Zamkour, de 35 años y origen marroquí.

El procesado ha relatado que subió al piso con su novia, esperó media hora, se tomó dos vasos de licor y, después, su pareja se fue a esperarle al coche. 

Al llegar la víctima, el acusado inició con ella una discusión, según la versión de éste, pero no recuerda más por no estar acostumbrado a mezclar alcohol con cocaína, de la que era consumidor diario.

Kamel H. ha mantenido que no pelearon por el precio de la droga y ha reiterado que desconoce qué es lo que sucedió y que también quiere saberlo, "porque es una paranoia".

Según el fiscal, la tarde del 21 de enero de 2010 el acusado fue en coche hasta la vivienda de la víctima, que regentaba una carnicería y un locutorio y al que la policía consideraba como traficante a pequeña escala.

Allí, el procesado le rompió la nariz a Hassan Zamkour y le clavó trece puñaladas que acabaron con su vida para, posteriormente, esconder el arma en la cisterna del váter y abandonar el domicilio, aunque fue visto por el compañero de piso del fallecido cuando éste llegaba.

En materia de responsabilidad civil, el fiscal solicita que se indemnice a la mujer y dos hijos de la víctima con 330.000 euros.

Este caso ha tardado en llegar a juicio, que se alargará durante toda la semana, porque se ha tenido que esperar a que el acusado cumpliera una condena de cinco años de prisión en Francia por tráfico de drogas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha