eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La reina apoya a los voluntarios del Banco de Alimentos en una visita a su sede

- PUBLICIDAD -
La reina apoya a los voluntarios del Banco de Alimentos en una visita a su sede

La reina apoya a los voluntarios del Banco de Alimentos en una visita a su sede

La reina ha conocido hoy sobre el terreno la labor de los 170 voluntarios que trabajan en la Fundación Banco de Alimentos de Madrid para hacer llegar cada día a 5.000 personas sin recursos los productos alimentarios que unas cuatrocientas entidades donan a través de esta institución.

La Fundación Reina Sofía financia con 290.000 euros cuatro proyectos de esta fundación y ayuda asimismo con unos 300.000 euros a la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL), que fue galardonada el pasado día 12 con el Premio Príncipe de Asturias a la Concordia 2012 por su "esfuerzo internacional solidario para aliviar algunas de las necesidades más apremiantes de la población".

Acompañada por la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, la reina ha visitado las oficinas y almacenes centrales que posee la fundación en la antigua iglesia del Colegio de San Fernando, en el monte madrileño de Valdelatas, al norte de la capital, donde ha asistido asimismo a una reunión de trabajo con los responsables de esta institución y de la FESBAL.

En esa sesión de trabajo, el presidente de la fundación, Javier Espinosa, ha explicado a doña Sofía cómo se organiza el trabajo en esta sede y en las nuevas instalaciones de Alcorcón, mientras que el máximo responsable de la FESBAL, José Antonio Busto, ha expuesto las actividades y proyectos de su federación, que agrupa a 54 bancos de alimentos de toda España, que distribuyen 104.000 toneladas.

A continuación, ha accedido a la gran nave central del edificio, donde se almacenan cada día un promedio de 50 toneladas de alimentos donadas por todo tipo de entidades, desde grandes industrias hasta colegios, para su distribución entre cerca de 400 instituciones benéficas que atienden a discapacitados, ancianos, niños desvalidos, familias marginadas y otros colectivos de personas necesitadas.

La compleja tarea cotidiana de almacenamiento y reparto de tantos alimentos -esta mañana alcanzaban las 65 toneladas- es posible gracias al trabajo desinteresado de unos 170 voluntarios, en su mayoría profesionales jubilados, que prestan de forma altruista con este fin sus conocimientos de gestión y sus capacidades técnicas y manuales.

Según explicaban durante la visita dos de estos voluntarios -el coordinador de las actividades de reparto, Pedro Sánchez Quintana, y la responsable de comunicación, Pilar Saura-, la crisis ha hecho que se duplique el volumen de donaciones durante los últimos años, pero también que aumente el número de personas necesitadas de ayuda, hasta el punto de que hay entidades benéficas en lista de espera.

Antes de conocer la zona de carga y posar para los medios gráficos junto a los voluntarios que trabajan en ese momento en el edificio, la reina ha descubierto una placa que bautizaba con el nombre de la Fundación Reina Sofía uno de los 24 pasillos o "calles" que separan las inmensas estanterías donde se clasifican los alimentos listos para su reparto.

El resto de corredores del almacén llevan los nombres de las empresas que han abonado 3.000 euros para "apadrinar" una de estas "calles", una de las iniciativas imaginativas que permite a la fundación repartir anualmente 12.000 toneladas de alimentos con un presupuesto de 250.000 euros.

Gracias a la financiación de la Fundación Reina Sofía, el Banco de Alimentos de Madrid podrá ampliar las oficinas de su sede central, acondicionar los locales y almacenes de Alcorcón y disponer tanto de una nueva instalación frigorífica como de un camión congelador con capacidad para 9,000 kilos de carga.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha