eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los británicos celebrarán un intenso jueves electoral eclipsado por el "brexit"

- PUBLICIDAD -
Los británicos celebrarán un intenso jueves electoral eclipsado por el "brexit"

Los británicos celebrarán un intenso jueves electoral eclipsado por el "brexit"

Los británicos acuden mañana a las urnas por primera vez tras las elecciones generales de 2015 para participar en los comicios municipales y regionales, tras una campaña electoral que se ha visto eclipsada por el referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la UE, que se celebrará en junio.

Se trata de las elecciones municipales de Inglaterra, entre las que destaca la votación del nuevo alcalde de Londres, junto con los comicios autonómicos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

Como sucede desde 1935, los comicios en el Reino Unido caen en jueves -antiguamente los viernes se recibía la paga y así se garantizaba que el electorado no estaba ebrio- pero la cita de mañana tendrá la particularidad de una simultaneidad de votaciones no registrada en los últimos veinte años.

Los expertos temen que el debate sobre el "brexit", la posible salida del Reino Unido de la UE, reduzca aun más la participación de una fiesta de la democracia que suele situarse en un escaso 30 %.

Alrededor de 16 millones de personas en las ciudades y condados de Inglaterra están llamadas mañana a elegir a sus concejales, más de las que tienen opción al voto en Gales, Escocia y Londres juntos, si bien estos puntos centrarán toda la atención mediática.

Aunque la muestra no sea muy amplia, dado el bajo perfil que ha tenido la campaña, muchas son las interpretaciones que se harán sobre este sondeo electoral del pueblo británico que hace un año dio la mayoría absoluta al conservador David Cameron y propinó un varapalo al partido laborista que ahora dirige el izquierdista Jeremy Corbyn, para quien estos comicios son su primer test.

Con un liderazgo cuestionado dentro de su propio partido, pese al amplio respaldo que le dieron las bases, Corbyn carga desde la pasada semana con un escándalo de antisemitismo por las declaraciones de una diputada y del exalcalde de Londres Ken Livingstone, que han sidos suspendidos de militancia.

Para aplacar las críticas en vísperas de las elecciones, Corbyn pidió a un grupo de investigadores que redacte un documento que declare explícitamente por primera vez que el Laborismo no tolerará ninguna forma de racismo, incluido el antisemitismo.

Según expertos de la London School of Economics (LSE) consultados por Efe, los resultados de mañana se interpretarán como un barómetro de la popularidad de Corbyn que, de no ser positivos, pueden enaltecer a los críticos del laborismo que quieren su dimisión.

Coinciden, asimismo, en que Cameron tiene poco de lo que preocuparse en estas elecciones mientras que el referéndum sobre el "brexit" será crucial para su futuro político, tras haber defendido a capa y espada que el Reino Unido siga en la UE, donde ha conseguido varias reformas convenientes, a su juicio, para el país.

En Inglaterra, se votarán 124 autoridades locales, con unos 2.800 puestos de concejal, incluidas las alcaldías de Bristol, Liverpool, Salford y Londres, donde compiten el "tory" Zac Goldsmith y el laborista Sadiq Khan, favorito en las encuestas y cuyo triunfo sería un punto a favor para Corbyn.

En Escocia, el avance imparable del independentista Partido Nacionalista Escocés (SNP) sigue amenazando al Partido Laborista, que puede quedar relegado a la tercera posición por detrás de los conservadores, según las encuestas menos alentadoras.

"El Laborismo debe procurar no perder la segunda posición en la autonomía en favor de los conservadores, algo sin precedentes en la historia moderna", señaló a Efe John Curtice, profesor de la universidad escocesa de Strathclyde.

El "brexit" también estará presente en este escenario, ya que la primera ministra y líder del SNP, Nicola Sturgeon, no descarta un segundo referéndum de independencia del Reino Unido, si este país se inclina por abandonar el bloque europeo el 23 de junio.

En Irlanda del Norte las encuestas muestran que será complicado formar un gobierno con mayoría y se espera mantener el actual equilibrio de poder entre el Partido Democrático Unionista (DUP), pro-británico, y los republicanos del Sinn Féin.

En la Asamblea galesa, los sondeos prevén que el Partido Laborista conserve los 30 escaños con los que cuenta frente a los 14 de los conservadores, que parecen repuntar.

Superado este jueves maratoniano, los políticos redoblarán sus esfuerzos en otra campaña -la del referéndum- y se agudizará la batalla entre Boris Johnson, quien deja la alcaldía de Londres tras 8 años para defender el "brexit", y el primer ministro, David Cameron, entregado a la causa de que el Reino Unido permanezca en la UE.

Por Almudena Domenech

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha