eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El centro-laborismo se consolida como primera fuerza en intención de voto en Israel

- PUBLICIDAD -
El centro-laborismo se consolida como primera fuerza en intención de voto en Israel

El centro-laborismo se consolida como primera fuerza en intención de voto en Israel

A cinco días de las elecciones generales en Israel, la coalición de centro-laborismo denominada "Campo Sionista", liderada por Isaac Herzog, se consolida como primera fuerza en intención de voto, según los últimos sondeos.

El diario progresista 'Haaretz' confirma hoy esta tendencia con una consulta a más de 700 ciudadanos que da 24 escaños a la plataforma frente a los 21 del Likud y señala que en el anterior sondeo realizado por el medio, diez días atrás, ambas formaciones se disputaban el favor del electorado con un empate de 23 diputados.

Pero además, la plataforma de centro-laborismo no sólo ha ganado en número de votos sino también en confianza, afianzándose tras canalizar parte del descontento hacia las políticas del primer ministro, Benjamín Netanyahu, en los últimos seis años.

Ese descontento y ansias de cambio quedaron patentes el sábado en Tel Aviv, donde se concentraron más de 30.000 personas, para pedir un nuevo Ejecutivo, donde el nombre de Herzog resonó como opción.

Así, la encuesta que publica hoy el 'Haaretz' revela que un 34 por ciento de los encuestados percibe a Herzog como candidato más apto al puesto, frente al 48 por ciento que mentó a Netanyahu, quien, no obstante, pierde 12 puntos respecto a la última encuesta.

El pasado martes una encuesta publicada por el canal de la Kneset (Parlamento israelí), concedía 24 escaños a Herzog y a su compañera de coalición, la exministra de Justicia y cabeza del centrista Hatnuá, Tzipi Livni, seguidos por el Likud de Netanyahu con 21, después de analizar una muestra de más de 1.000 personas.

En base a esta tendencia, algunos de los principales medios del país abren hoy sus portadas con planteamientos diferentes para abordar la posibilidad de que, a pesar de los primeros indicios, Netanyahu no tenga asegurada su tercera candidatura consecutiva.

"Cómo Herzog y el centro-izquierda en realidad podrían ganar las elecciones israelíes", titula un artículo de opinión del 'Yediot Aharonot' en el que se considera que "las oportunidades son pequeñas", pero contempla la opción de que el centro-izquierda se erija en un gobierno de coalición apoyado por partidos minoritarios en alza y que presumiblemente determinarán los resultados.

"Para que gane Herzog, el campo centrista que espera liderar debe apoyarle a él y no a Netanyahu el día después de las elecciones. Las opciones de Herzog de ser primer ministro dependen tanto de los votos que gane su 'Campo Sionista' como de la voluntad del centrista Yesh Atid y el centro-derecha Kulanu de poner su peso electoral en su balanza", valora Omer Benjakob en la edición digital de mayor difusión del país.

El mismo medio asegura en otro artículo que el dirigente del Likud ha cancelado el último mitin de su campaña, organizado en la ciudad sureña de Ashdod, debido a la escasa asistencia prevista para el evento.

"La convención, que pretendía ser una muestra de fuerza de la facción de extrema-derecha, también era un intento de enviar un mensaje desde Ashdod al resto del país y alejarse de la propaganda negativa", reza el diario sobre el evento anulado.

"Netanyahu puede no ganar las elecciones", recoge, por su parte, el 'Haaretz' citando a una fuente del Likud, que reveló que "algo no marcha del modo que debiera. El discurso de Netanyahu en el Congreso la pasada semana debería haber creado un punto de inflexión para nosotros y habernos fortalecido en las urnas. Está claro que no hemos logrado el resultado deseado".

Asimismo, otro funcionario del partido conservador admitió desde el anonimato que la formación "llegó a estas elecciones pensando que Netanyahu no tenía un rival real. Ahora -y a la luz de los sondeos- entendemos que la imagen es mucho más compleja".

El diario señala dos razones principales para esta tendencia a la baja: la falta de motivación de los votantes tradicionales del partido sumada a la fuga de votos hacia el centro del mapa político, temor revelado ayer por dirigentes del Likud que reconocían que en esta ocasión, "el peligro (de perder el gobierno) es real".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha