eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los colombianos enfrían su idilio con Santos ante los vaivenes del proceso de paz

- PUBLICIDAD -
Los colombianos enfrían su idilio con Santos ante los vaivenes del proceso de paz

Los colombianos enfrían su idilio con Santos ante los vaivenes del proceso de paz

La opinión pública colombiana, antaño enamorada de la promesa de paz del presidente Juan Manuel Santos, ha relegado al congelador al mandatario, cuya imagen sufre una brusca caída en todas las encuestas por los vaivenes del proceso de paz.

Sondeo tras sondeo, la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, recibe ecos de la desilusión popular que se generó el pasado 15 de abril, cuando murieron 11 militares en un ataque perpetrado por la guerrilla de las FARC en el suroeste de Colombia.

El episodio, ocurrido durante el alto el fuego unilateral e indefinido que las FARC iniciaron el 20 de diciembre, golpeó de frente las esperanzas de muchos colombianos que empezaban a creer que las negociaciones eran lo bastante sólidas como para que, esta vez sí, se ponga fin a 50 años de conflicto armado.

Pero la realidad ha modificado a la baja los porcentajes de aprobación de Santos, divulgados en varios sondeos que dibujaron una semana "horribilis" para el presidente.

Actualmente el 68 % de los colombianos tiene una imagen desfavorable del mandatario, en tanto que el 29 % la considera favorable y el 3 % restante no sabe o no contesta, según un sondeo de la firma Ipsos Napoleón Franco.

Semejante dato de aprobación no se registraba desde septiembre de 2013, cuando protestas sociales y una huelga agraria pusieron en aprietos a su Gobierno e hicieron que su imagen cayera al punto más bajo desde que llegó al poder en 2010.

En gran medida, los datos obedecen a un cambio de opinión reciente, pues si se compara la anterior medición de Ipsos, realizada en noviembre de 2014, cuando se cumplieron los primeros 100 días de su segundo mandato, el porcentaje de colombianos con imagen favorable de Santos se situaba en 40 %.

Pese a lo preocupante de los datos, no estaba claro en esta medición cuán fuerte fue el impacto del ataque de las FARC, una duda que despejó la firma Cifra y Conceptos al preguntar su opinión sobre el proceso de paz a 719 personas que ya se habían manifestado sobre este asunto apenas dos semanas antes del suceso.

El resultado fue que los pesimistas se disparan. El porcentaje de colombianos que no cree que el Gobierno y las FARC firmen la paz aumentó del 48 % al 56 % y los que defienden la negociación como mejor método para acabar con el conflicto armado caen del 43 % al 28 %.

Los datos suponen un duro revés para el mandatario, que ganó su reelección presidencial en junio de 2014 en una reñida segunda vuelta con la paz como su gran apuesta política.

De hecho, es uno de los tres pilares de su Gobierno junto con la equidad y la educación, otro aspecto cojo a raíz de la huelga que mantuvieron durante dos semanas unos 300.000 maestros de la escuela pública.

Su gestión en educación es desaprobada por el 65 % de los colombianos, que consideran además un desastre su forma de manejar la seguridad en las ciudades (85 %), la Justicia (83 %), la seguridad nacional (83 %) o la salud (80 %).

En realidad, de 11 temas propuestos por Ipsos, Santos solo obtiene la aprobación de más de la mitad de los consultados en las relaciones internacionales de Colombia y la vivienda, respaldadas en ambos casos por el 56 %.

Ante la pregunta "¿Está usted satisfecho con el trabajo que está haciendo Juan Manuel Santos?" el 72 % responde que no, el 25 % que sí y el 3 % restante no sabe o no contesta.

Y como suele pasar ante una crisis, el recuerdo del ex renace; según refleja Ipsos, ante la caída de Santos sube su antecesor Álvaro Uribe, férreo crítico del proceso de paz cuya imagen favorable pasa del 41 % en noviembre al 57 % en la actualidad.

Con todo, los cambios de opinión no han provocado que los ciudadanos respalden ahora en mayor medida la opción de derrotar militarmente a la guerrilla, algo que se mantiene prácticamente igual, pues antes del ataque esta opción era favorable para el 24 % y ahora para el 23 %.

La diferencia, pues, se ha ido al grupo de los que no saben o no contestan, que pasa del 4 % al 16 %.

Será a ellos a quien deban dirigirse las acciones que acrecienten de nuevo la confianza y permitan que los ciudadanos den una nueva oportunidad al presidente, que deberá contar con el respaldo de la mayoría para refrendar los acuerdos de paz que busca alcanzar lo más pronto posible con las FARC.

Cynthia de Benito

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha