eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El cuarteto tunecino defiende la fórmula del diálogo para el resto de países árabes

- PUBLICIDAD -
El cuarteto tunecino defiende la fórmula del diálogo para el resto de países árabes

El cuarteto tunecino defiende la fórmula del diálogo para el resto de países árabes

Los representantes del Cuarteto para el Diálogo Nacional en Túnez, galardonado con el Nobel de la Paz 2015, defendieron hoy su labor como ejemplo de resolución de conflictos mediante la discusión pacífica y expresaron su deseo de que sirva de inspiración a otros países árabes.

"Este premio envía un mensaje a todos: los conflictos no pueden solucionarse con armas. Éstas causan destrucción, el diálogo y la discusión crean acuerdos. Las armas nunca pueden ser la solución, ni en Siria ni en Túnez", declaró hoy en Oslo Abdessatar Ben Moussa, presidente de la Liga Tunecina de los Derechos Humanos (LTDH).

El secretario general de la Unión General de Trabajadores Tunecinos (UGTT), Husín Abasi, resaltó en la tradicional conferencia de prensa la víspera de la entrega del premio que, de no haber optado por "solución colectiva", en Túnez se habría abierto la puerta a "un conflicto como los de Siria y Libia".

"Túnez es una excepción en los países árabes, pero no significa que eso no pueda ocurrir en otros", afirmó Abasi.

La LTDH y la UGTT fundaron con la patronal (UTICA) y la Asociación Nacional de Abogados el Cuarteto en el verano de 2013, cuando el proceso de democratización de Túnez estaba en peligro tras varios asesinatos políticos y revueltas sociales.

Su labor fue considerada por el Comité Nobel de Noruega "decisiva" en la construcción de una democracia plural en Túnez, que, tras la denominada "revolución de los jazmines" de 2011, se acercaba de nuevo al abismo de una guerra civil.

"Este es un premio para todos los tunecinos, todos los mártires, los que han trabajado por la democracia, la libertad y los derechos humanos", declaró en el acto en el Instituto Nobel Fadhel Mahfoudh, presidente de la Asociación Nacional de Abogados.

La presidenta de la patronal tunecina (UTICA), Wided Bouchamaoui, reconoció por su parte que el camino a una solución había sido "duro y difícil" y destacó que crear empleo será clave para mantener la paz en este país africano.

"Túnez es un país joven y pequeño, pero muy rico en capital humano. Debemos conservar eso, debemos darle esperanza a la gente ofreciéndoles trabajo y libertad", afirmó Bouchamaoui.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha