eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Una campaña denuncia la impunidad del personal de paz de la ONU ante los abusos sexuales

- PUBLICIDAD -
Una campaña denuncia la impunidad del personal de paz de la ONU ante los abusos sexuales

Una campaña denuncia la impunidad del personal de paz de la ONU ante los abusos sexuales

Un grupo de expertos, entre ellos Graça Machel, presentó hoy la campaña "Código azul" para acabar con la impunidad de los casos de abuso sexual cometidos por personal de las operaciones de paz de las Naciones Unidas.

En una rueda de prensa en Nueva York, los expertos promovieron esta iniciativa de la organización Aids-Free World que quiere hacer justicia a los 79 casos registrados en 2014, cada uno puede incluir varias denuncias, contra personal de las dieciséis operaciones de paz que tiene en la actualidad la ONU.

"¿Estamos de acuerdo en qué mujeres y niños sufren sistemáticamente abusos en operaciones de paz? ¿Hemos tenido algún caso de que estos abusadores hayan sido investigados y hayan rendido cuentas a la justicia? ¡Hay que hacer algo para parar esto!", exclamó Machel, viuda de Nelson Mandela.

Machel hizo un llamamiento a la población civil a implicarse en la erradicación de estos crímenes contra mujeres, niñas y niños en todos los lugares con operaciones de paz.

"Venimos de mirar a los ojos a mujeres que habían sufrido abusos de personas que habían de ayudar a la paz. Cualquiera que sea padre, madre o abuela, como yo lo soy, que mire a los ojos de sus padres, madres o hermanos y piensen cómo se sentirían", dijo Machel, quien alertó de que esta situación ha empeorado en los últimos veinte años.

La campaña pretende acabar con la inmunidad que protege de la justicia a las más de 31.000 personas que trabajan en estas operaciones de paz, desde personal civil de las Naciones Unidas a agentes policiales y observadores militares, que concentran el 69 % de los casos registrados.

Los más de 91.000 "cascos azules", a pesar de no disfrutar de la misma inmunidad diplomática que otros empleados de la ONU, no pueden ser juzgados por las autoridades locales, sino por la de su país de procedencia, lo que hace que las causas judiciales contra ellos no prosperen y los casos queden impones.

La cofundadora de la organización, Paula Donovan, explicó en una entrevista con Efe que la lenta burocracia en cada asunto relacionado con la ONU hace especialmente complicado investigar sobre estos crímenes, porque para cuando obtienen el permiso para entrevistar a los afectados la mayoría de las pruebas han desaparecido.

"Hay unas consecuencias para todo el mundo y luego están las consecuencias para los de la ONU. Durante este tiempo hemos investigado todo lo que hemos podido pero sabemos que hay preguntas que nunca serán contestadas", aseveró Donovan.

Por eso, el otro propósito de "Código azul" es promover una investigación exhaustiva sobre un asunto en que consideran que falta transparencia.

"Código azul" pedirá la implicación de todos los estados miembros para "que la inmunidad no se convierta en impunidad".

La inmunidad que protege al personal diplomático de la ONU proviene de una de las primeras convenciones que se establecieron tras la fundación de la organización internacional en 1945, cuando tenía una envergadura mucho menor que actualmente, por lo que consideran que los propios fundadores estarían de acuerdo con que esta inmunidad es una "obstrucción a la justicia".

"Como niña en Ghana, veía a los trabajadores de la ONU como mis héroes y protectores. Otras niñas ven como esta gente en lugar de protegerlas abusan de ellas y deben quedarse terriblemente silenciadas. Es imperdonable y ya hay demasiadas excusas", concluyó la directora ejecutiva de la Fundación para el Desarrollo de las Mujeres Africanas, Theo Sowa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha