eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las esculturas de la memoria de Juan Garaizabal, en la Bienal de Venecia

- PUBLICIDAD -
Las esculturas de la memoria de Juan Garaizabal, en la Bienal de Venecia

Las esculturas de la memoria de Juan Garaizabal, en la Bienal de Venecia

El artista español Juan Garaizabal desentierra historias vinculadas al jardín botánico más antiguo de Europa a través de una intervención con esculturas al aire libre que se enmarca dentro del programa de la 55 edición de la Bienal de Venecia.

En "Memoires d'un jardin" recupera los recuerdos de un espacio en el que durante una temporada trabajó el artista Amadeo Modigliani (Livorno 1884 - París 1920) y que se vincula con Mariano Fortuny (Granada 1871 - Venecia 1949) a través de su musa, la artista austríaca Liselotte Hohs, personaje emblemático en la vida cultural y artística veneciana, que salvó el legado del artista español.

Liselotte Hohs, actual propietaria del jardín, estuvo también ligada al legendario poeta Ezra Pound (Idaho 1885 - Venecia 1972) que pasó innumerables tardes en este parque atraído por la personalidad de su dueña y por la energía que había en él.

Todas estas historias han sido el punto de partida de la obra que presentará Garaizabal a partir del 29 de mayo, en un espacio que fue también cementerio anexo a la iglesia de San Trovaso.

Inspirado en las lápidas que aún se encuentran en el cementerio de San Nicolò del Lido, y mediante tiras de acero y luces led, el artista español ha dibujado en el aire, con su característico lenguaje del boceto, diez lápidas con formato similar al primitivo.

En cada una de sus creaciones, Garaizabal recupera alguno de los pensamientos de los tres personajes que han tenido una gran relación con este lugar, en un proyecto en el que ha contado con el comisariado de la historiadora del arte y curadora internacional Barbara Rose.

Artista conceptual especializado en la creación y transformación de espacios públicos como medio de comunicación artística, Garaizabal (Madrid, 1971) continua con esta instalación la investigación y construcción de monumentos históricos perdidos como la destruida iglesia de Bohemia de Belén, en Berlín, obra convertida en elemento permanente de la ciudad por encargo del Ayuntamiento.

En esta pieza, el artista devuelve a la capital alemana la desaparecida iglesia de Belén en forma de monumentales nervios de acero que recrean su estructura original, rescatando así una ausencia.

Garaizabal ha logrado sumar una serie de proyectos, incluidos en sus "Memorias urbanas", que rescatan del olvido antiguos edificios con características muy singulares, como los realizados en el hipódromo de Estambul, en el Palacio de las Tullerías en París, en el Archivo General de Valencia o el mercado de la Plaza de Olavide, en Madrid, además de otros proyectos desarrollados en Lisboa, Tokio y Nueva York.

Entre sus planes figuran la recuperación del Nonsuch House, el primer edifico prefabricado del mundo, que se encontraba sobre el antiguo puente de Londres, así como una serie de pirámides de la antigua ciudad de Tenochtitlán, en el Zócalo de Ciudad de México.

Para Garaizabal, "el amor a la ciudad y la reflexión sobre la urbanización del espacio público" está presente en todas sus "memorias urbanas".

Artista habitual en la Feria Internacional de Arte Contemporáneo, ARCO, y en las ferias de Miami o Nueva York, ha mostrado recientemente su obra en exposiciones organizadas en el IVAM o en el Museum für Kommunikation, de Berlín.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha