eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La pinza y otras "sorpresas" del 20D

- PUBLICIDAD -
La pinza y otras "sorpresas" del 20D

La pinza y otras "sorpresas" del 20D

Todo sonaba a nuevo en esta campaña, en la que según Mariano Rajoy "puede haber sorpresas", hasta que ha salido el expresidente Felipe González para retrotraernos a mitad de los noventa al avisar de "la pinza" con la que se trata de impedir que gobiernen los socialistas. Parece 1994, pero es 2015.

Sexto día de campaña y la Junta Electoral Central ha obligado a TVE a adelantar el debate a nueve que tenía previsto emitir al filo de la medianoche, después de que Alberto Garzón (IU) y Andrés Herzog (UPyD) se quejaran del horario intempestivo.

Pero el debate en torno al cual giran las declaraciones en este primer tramo de campaña es el del pasado lunes y los dardos que le han enviado desde entonces al líder socialista, Pedro Sánchez, los candidatos del PP, Mariano Rajoy, de Ciudadanos, Albert Rivera, y de Podemos, Pablo Iglesias.

Quizás no le falten razones a González para hablar de pinza, porque incluso el PSOE admite abiertamente que hay una ofensiva contra ellos. "Hay un tripartito, pero es contra el PSOE. Pedro está bien y por eso van en su contra", señalan fuentes de la dirección socialista.

Dicen en Ferraz que no van a cambiar su estrategia pese a los varapalos, pero, sin embargo, se han apresurado a idear un nuevo lema para lo que queda de campaña: "Un presidente para la mayoría", mucho más concreto que el elegido inicialmente, "Un futuro para la mayoría".

También el propio Sánchez ha bajado a la arena para revolverse contra quienes le critican. Durante el reparto de propaganda electoral en la céntrica plaza del Callao de Madrid, ha confesado sentir "pena" por Iglesias por dedicarse a "atacar" al PSOE y a él mismo cuando el adversario el 20D -dice- es el PP.

Antes, había hecho un acto de contrición al admitir que tiene que "ganar más en naturalidad" a partir de la experiencia de los dos debates televisados celebrados hasta ahora, pensando en el cara a cara con Rajoy del próximo lunes en la Escuela de Cinematografía y Audiovisual de Madrid. Un debate de película, esperemos.

Entre tanto, Rajoy ha querido quitar hierro a sus críticas de ayer, cuando recomendó a los socialistas que pasen un tiempo organizándose y haciendo planes para el futuro. Según ha dado a entender hoy, no tenía intención de dar por finiquitado el liderazgo de Sánchez.

Tampoco sabemos qué intención tenía cuando ha lanzado una advertencia en una charla distendida con los periodistas que cubran su campaña: "Puede haber alguna sorpresa" el 20D, ha dicho, y ha dejado a todos con las ganas de saber a qué se refería.

Podría deducirse que lo que quiere decir es que ve al PP acercándose a una mayoría cómoda para gobernar, porque en un acto electoral en Palma -hoy tenía una jornada maratoniana, en la que ha estado en Mallorca, Pamplona y Zaragoza- se ha mostrado convencido de que su partido puede obtener "una gran victoria" porque los ciudadanos están entendiendo que el Gobierno ha hecho lo que debía.

No lo ve así Albert Rivera, que ha recomendado a Rajoy que dé paso a "la nueva política", no sin antes cargar también contra el PSOE, contra Sánchez, contra González y hasta contra Zapatero, que se estrena mañana en un mitin en Gijón con el candidato socialista a la Moncloa.

Incluso se ha atrevido a hacer suyo uno de los mantras de Podemos, el "sí se puede", para replicar a un grupo de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) que le ha interrumpido a gritos en un mitin en Granada. "Si se pueden rescatar bancos, se pueden rescatar a las familias y emprendedores", les ha indicado, y les ha invitado a reunirse con él después del acto para hablar del asunto, aunque los hipotecados han declinado el ofrecimiento.

Una frase idéntica a la pronunciada por Pablo Iglesias en Barcelona, donde ha hablado, sobre todo, del debate independentista catalán y de su propuesta de hacer un referéndum en menos de un año, si llega al Gobierno, para solucionar el problema.

También ha recordado a Sánchez que en política los nervios y la crispación no son buenas y ha avisado de que Ciudadanos se está comportando en sitios como Madrid y Andalucía "como una muleta de lo viejo".

Otra de las protagonistas del debate a cuatro del lunes, la vicepresidenta del Gobierno y número dos de la lista del PP por Madrid, Soraya Sáenz de Santamaría, ha considerado que Sánchez está siendo en la campaña electoral "rehén" de los acuerdos a los que llegó con Podemos tras las pasadas elecciones municipales.

"No le veo bien, sinceramente", ha comentado en una entrevista en RNE, donde además ha reprochado a Iglesias su "lenguaje sexista" por hablar de una hipotética "operación Menina" consistente en hacer de ella la próxima presidenta del Gobierno si es necesario el relevo de Rajoy. No obstante, ha asegurado que se lo toma con sentido del humor.

Humor tiene también el nuevo vídeo electoral de Podemos, en el que Darth Vader, el máximo exponente del "lado oscuro de la fuerza", abandona su pasado rompiendo su carné de militante del PP tras recibir una carta de Yoda, el maestro yedi de la película, en la que le pide que se sume al cambio que representa el partido de Iglesias. Quedan nueve días de campaña, que la fuerza nos acompañe a todos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha