eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El nuevo presidente de Nigeria promete intensificar la lucha contra Boko Haram

- PUBLICIDAD -
El nuevo presidente de Nigeria promete intensificar la lucha contra Boko Haram

El nuevo presidente de Nigeria promete intensificar la lucha contra Boko Haram

El recién investido presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, prometió hoy durante su primer discurso que intensificará la lucha contra el grupo islamista Boko Haram, al que calificó de "irreligioso" y "descerebrado", y aseguró que hará todo lo posible por rescatar a las chicas de Chibok.

"En las últimas semanas, nuestras fuerzas de seguridad han logrado progresos (en la lucha contra Boko Haram), pero no conseguiremos la victoria si el puesto de mando está en Abuya; por eso lo vamos a trasladar a Maiduguri hasta que Boko Haram sea destruido por completo", aseguró Buhari.

Durante el discurso, pronunciado en la plaza del Águila de Abuya al término de su investidura, Buhari aseguró que entre sus prioridades está acabar con la corrupción y el desempleo, garantizar el imperio de la ley, asegurar el suministro eléctrico a toda la población y relanzar la maltrecha economía del país.

En un tono conciliador, el ex general prometió que gobernará tanto para los que votaron por él como para los que no: "Soy de todos y (al mismo tiempo) no soy de nadie", dijo ante una multitud que se había reunido para escucharle hablar.

La mayor parte de su discurso estuvo centrada en lucha contra el grupo islamista, al que definió como "una fuerza terrorífica, un grupo de irreligiosos y descerebrados que está tan alejado del Islam como uno pueda imaginarse".

Buhari también prometió modificar las reglas de enfrentamiento del Ejército nigeriano para prevenir violaciones de los derechos humanos, tal y como habían reclamado en numerosas ocasiones organizaciones internacionales y grupos de la sociedad civil.

En un gesto de gran simbolismo, el exgeneral agradeció públicamente a Chad, Camerún y Níger su implicación en la lucha contra los extremistas, ya que los tres países han mandado cientos de tropas para formar una fuerza multinacional.

En relación a las 219 chicas de Chibok, que fueron secuestradas el 14 de abril de 2014 y que desde entonces están en paradero desconocido, el presidente nigeriano declaró que la victoria no será completa si no las rescatan y que hará "todo lo posible para traerlas con vida".

Buhari también habló de la crisis energética que ha sufrido Nigeria en los últimos días y calificó de "vergüenza nacional" que un país de 180 millones de personas solo sea capaz de generar 4.000 megavatios y distribuir incluso menos a pesar de que se han invertido 20.000 millones de dólares en el sector desde 1999.

La toma de posesión de Buhari de esta mañana coincidió con las celebraciones del Día de la Democracia, que se instauró en 1999 cuando Nigeria puso fin a 15 años de regímenes militares, entre ellos el de Buhari, y comenzó un nuevo periodo de democracia.

Buhari venció con comodidad en las elecciones del pasado 28 de marzo, que se celebraron con seis semanas de retraso por la decisión del anterior Gobierno de priorizar la lucha contra el grupo islamista Boko Haram, que por aquél entonces controlaba grandes extensiones del país.

Tras conocerse la victoria de Buhari, y a pesar de que muchos analistas temían un nuevo estallido de violencia postelectoral como el de 2011, Goodluck Jonathan aceptó los resultados sin reproches y llamó a su rival para felicitarle por la victoria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha