eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El presidente dice que el próximo Gobierno debe responder a toda la ciudadanía

- PUBLICIDAD -
El presidente israelí inicia contactos previos a la formación de nuevo gobierno

El presidente israelí inicia contactos previos a la formación de nuevo gobierno

El presidente del Estado de Israel, Reuven Rivlin, inició esta mañana las consultas con los partidos con representación parlamentaria, previas a la formación del gobierno, y dijo que el próximo ejecutivo debe responder a toda la ciudadanía.

"El gobierno que se establezca resultó electo por la mayoría de los ciudadanos de Israel, pero deberá responder a toda la ciudadanía israelí: judíos, árabes, izquierda y derecha", afirmó al abrir los contactos hoy con representantes del partido conservador Likud.

"En democracia es la mayoría la que decide, y la mayoría ha expresado su deseo de manera clara en estas elecciones", refirió en alusión a los 30 diputados obtenidos por el Likud, seis más que la segunda plataforma en liza, el Campo Sionista, liderada por el laborista Isaac Herzog.

El jefe del Estado, que recibe hoy en su oficina a representantes de las formaciones políticas electas, volvió a poner de manifiesto su talante conciliador, como se vio en su visita en noviembre pasado a la población árabe de Kafr Qasim para conmemorar la muerte en 1956 de 49 civiles a manos de la policía de fronteras israelí.

"Hemos atravesado una tormentosa y apasionada campaña electoral y ahora es tiempo de comenzar el proceso de curar y fundir a la sociedad israelí", señaló Rivlin.

Sin mencionarlo directamente, aludió a las duras palabras del primer ministro y dirigente del Likud, Benjamín Netanyahu, el mismo día de las elecciones, cuando advirtió en un vídeo difundido por internet que "los árabes acudían en masa a votar en autobuses pagados por la izquierda".

Esos comentarios han sido duramente criticados este fin de semana tanto por el dirigente laborista Herzog, como por la Lista Común, tercera fuerza en la próxima legislatura y que aglutina por primera vez en la historia moderna de Israel a las formaciones árabes.

Herzog aseguró que las palabras de Netanyahu "humillaron al 20 por ciento de los ciudadanos israelíes", únicamente por arrancar más votos y añadió que "la primera acción del (primer ministro) debería ser la de reparar esa vía, y la severa fisura que ha provocado".

"Debe hacer todo lo posible para convertir a los ciudadanos árabes-israelíes en ciudadanos con los mismos derechos" que el resto, incidió el dirigente del Campo Sionista.

Por su parte, un diputado de la Lista Común pidió ayer al primer ministro que se disculpase por las declaraciones ofensivas vertidas sobre la comunidad árabe en la jornada electoral.

Yusef Jabareen, diputado y abogado experto en derechos de las minorías, habló en la primera reunión celebrada tras las legislativas del martes por el Alto Comité Árabe de Seguimiento, donde criticó duramente a Netanyahu por los comentarios proferidos.

"El primer ministro presenta el voto de unos ciudadanos que ya sufren discriminación como si se tratase de una fuente que provoca temor y preocupación. En un país normal un primer ministro animaría a todos los ciudadanos a ir a votar", lamentó.

"¿Alguien podría imaginarse a un dirigente europeo advirtiendo en un vídeo su preocupación por el alto índice de votantes entre los judíos del país?. Ese político no duraría ni una hora en el cargo, y con razón. Sin embargo, en Israel parece que todo vale y no hay límites al discurso racista", abundó Jabareen.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha