eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

A prisión el hombre que rajó una patera con 30 inmigrantes en la costa de Melilla

- PUBLICIDAD -

El supuesto patrón de una patera que rajó una embarcación en la que trataba de llegar a la costa melillense con otros 29 subsaharianos, entre ellos cinco mujeres y dos niños de 3 y 17 años, ha ingresado en prisión provisional comunicada y sin fianza por considerar que existe riesgo de fuga.

Fuentes judiciales han informado a Efe de que este hombre está considerado como el supuesto patrón de la patera y se le investiga como presunto autor de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, en su modalidad agravada por riesgo para la vida, y por un presunto delito de atentado, aunque se le podría añadir un supuesto delito de lesiones.

Otro inmigrante que fue detenido como "instigador" y que dificultó las labores de rescate de la patera, ha quedado en libertad con cargos con obligación de comparecer en el juzgado, y se le investiga como presunto autor de un delito de atentado, ya que intentó agredir a los agentes de la Guardia Civil y desobedeció sus indicaciones.

El resto de los inmigrantes que iban en la patera también tendrán que pasar hoy por los juzgados, ya que se les tomará declaración en una prueba preconstituida, que servirá para un futuro juicio aunque ellos no estén en Melilla.

Los hechos ocurrieron el jueves, cuando la patera fue avistada a las 5.50 horas por la Guardia Civil cuando se aproximaba a Melilla y dos embarcaciones de Grupos Especiales de Actividades Subacuáticas (GEAS) acudieron a las proximidades de la playa de Horcas Coloradas para prestarle auxilio.

Según la Delegación del Gobierno en Melilla, los hechos más graves se produjeron cuando los GEAS se acercaron hasta la patera, momento en que uno de los inmigrantes, que mantenía una conversación a través de un móvil, optó por rajar la neumática y empezó a gritar, "incitando al resto de los ocupantes a la rebelión contra los guardias y forzándoles a que se tiraran al agua".

La lancha no se hundió, pero la mayoría de los inmigrantes tuvieron que ser rescatados tras tirarse por la borda a pesar de las malas condiciones del mar y el fuerte viento.

La Guardia Civil rescató en buen estado a todos los inmigrantes, a los que la Cruz Roja prestó una rápida asistencia y tanto el patrón de la embarcación como otro inmigrante que actuó de instigador y dificultó las labores de rescate fueron detenidos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha