eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Generalitat ve con agrado al que será nuevo arzobispo de Barcelona

- PUBLICIDAD -
La Generalitat ve con agrado al que será nuevo arzobispo de Barcelona

La Generalitat ve con agrado al que será nuevo arzobispo de Barcelona

El director general de Asuntos Religiosos de la Generalitat, Enric Vendrell, ha afirmado que el gobierno catalán "respeta" la decisión del Vaticano de nombrar a Juan José Omella como nuevo arzobispo de Barcelona y ha valorado positivamente su nombramiento por ser una persona "que está en la línea del papa Francisco".

En declaraciones a Efe, Vendrell se ha preguntado "¿por qué cuesta tanto que nombren a obispos catalanes?", pero ha reconocido que el nombre de Omella, nacido en Cretas (Teruel), ya sonaba para ocupar el cargo desde hace un año, y ha destacado que se trata de una persona de carácter "abierto", que tiene el catalán como lengua materna "y no se le conoce un discurso españolista".

Tras reiterar que el Govern "respeta absolutamente cualquier decisión que tome la Iglesia católica o cualquier otra religión en su funcionamiento interno", Vendrell ha reconocido que no le ha "sorprendido" el nombre de Omella, "porque ya circulaba desde hace un año y es una persona muy bien relacionada con el papa Francisco".

"Su nombramiento nos indica que el Pontífice ha tomado una opción con criterios estrictamente eclesiales y no se ha llevado dejar por presiones políticas o religiosas, y eso es bueno", ha dicho Vendrell.

El director general de Asuntos Religiosos de la Generalitat también ha considerado que el nombramiento de obispos "con un talante en la línea del papa Francisco, siempre es bueno".

"Que el nuevo arzobispo de la capital catalana tenga estos vínculos tan importantes con el papa también es bueno para la ciudad y para Cataluña, aunque Martínez Sistach ya tenía una buena relación con el Vaticano, pero ahora se podrá reforzar", ha valorado Vendrell.

"Aunque como gobierno seguramente no nos toca juzgar, nos preguntamos por qué resulta que siempre nos nombran a un obispo de fuera. En este caso el Santo Padre ha buscado una persona que no es del Principado, pero tiene como lengua materna el catalán y eso, como Govern, lo destacamos", ha dicho el director general.

Enric Vendrell ha reconocido que ve que "el talante del nuevo obispo es bueno por el momento que vive la sociedad catalana y occidental y por los retos que tenemos planteados".

"Traer a casa a alguien con el carácter de apertura del Papa, que se abre a afrontar tantas cuestiones, eso tiene una buena valoración", ha añadido Vendrell, que también ha destacado que "lo seguro que no es Omella es una figura con un marcado discurso españolista, eso no se le conoce".

Según Vendrell, el perfil de monseñor Omella "está en clara sintonía con el Papa y no es un obispo beligerante contra la causa catalana, y además habla catalán, por lo que, en resumen, es positivo".

Respecto a la valoración que la Generalitat hace de los once años en los que Lluís Martínez Sistach ha estado al frente de la archidiócesis barcelonesa, Vendrell ha dicho que es "de agradecimiento porque siempre ha hecho fácil la relación entre el Govern y el arzobispado, posibilitado la colaboración en diversos ámbitos".

"Martínez Sistach es una persona que ha sabido encontrar la relación fácil, y una persona que, por ejemplo, consiguió que viniera el Papa a consagrar la Sagrada Familia, lo que ha contribuido mucho a poner Barcelona en el contexto internacional", ha valorado el director general.

Según Vendrell, sin embargo, "tendrán que ser los fieles los que valoren la gestión concreta de Martínez Sistach como arzobispo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha