eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Millones de filipinos participan en el segundo simulacro de terremoto

- PUBLICIDAD -
Millones de filipinos participan en el segundo simulacro de terremoto

Millones de filipinos participan en el segundo simulacro de terremoto

Millones de filipinos, según cálculos oficiales, participaron hoy en el segundo simulacro de un terremoto de 7,2 grados de magnitud que se organiza en Manila, en un ejercicio dirigido a reducir el número de víctimas de un posible fuerte movimiento sísmico.

El simulacro comenzó con el sonido de sirenas, alarmas de incendio y campanas en las 16 ciudades y una localidad que forman el Área Metropolitana de Manila, como ya sucedió el pasado mes de julio.

Después, los participantes siguieron las instrucciones que las autoridad habían facilitado en caso de seísmo, -"agáchese, cúbrase, agárrese"-, y a continuación los miembros de equipos de rescate simularon varias situaciones de emergencia.

Entre ellas, la extinción de incendios, el rescate de personas atrapadas en edificios derrumbados, la ayuda en colisiones de vehículos, la distribución de ayuda o la coordinación en el cierre de importantes infraestructuras públicas, como puentes o carreteras.

En este segundo simulacro, que duró una hora, participaron centros educativos, entidades públicas y privadas, complejos comerciales, organizaciones civiles y oficinas de negocios.

"Esta vez ha salido mejor que la primera, porque ha habido una mejor coordinación en las agencias", afirmó al canal GMA Atty Ona, portavoz del distrito de Pasay, que ha participado en el simulacro.

Las autoridades calcularon que en esta ocasión se superarían los 6,5 millones de personas que participaron en el simulacro del pasado mes de julio, informó el diario Inquirer.

El ejercicio tuvo lugar después de que varios expertos hayan asegurado que Filipinas sufrirá en un futuro no muy lejano un importante seísmo, dado el comportamiento pasado de las placas sobre las que está asentado el archipiélago.

Según el Estudio para la Reducción del Impacto de un Terremoto en Metro Manila (MMEIRS, sus siglas en inglés), elaborado durante 3 años, unas 33.500 personas morirían en la capital filipina por los derrumbes provocados por un movimiento sísmico de 7,2 grados de magnitud.

Otras 18.000 fallecerían en incendios debido a los daños en el tendido eléctrico, 113.600 personas más resultarían heridas, y 3,15 millones de personas se quedarían sin hogar.

El simulacro se produce después de que el Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología (Phivolcs) publicara el trazado exacto en el área metropolitana de la Falla de West Valley, de 100 kilómetros de longitud y que atraviesa de noreste a suroeste la capital.

Filipinas, que se asienta sobre una zona de intensa actividad sísmica inscrita dentro del llamado "Anillo de fuego del Pacífico", sufrió uno de los peores terremotos de su historia reciente en 1990, cuando un seísmo de 7,8 grados de magnitud causo más de 2.400 muertos en el norte del país.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha