eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Taiwán paralizada y en alerta máxima ante la llegada del tifón Nepartak

- PUBLICIDAD -
Taiwán paralizada y en alerta máxima ante la llegada del tifón Nepartak

Taiwán paralizada y en alerta máxima ante la llegada del tifón Nepartak

Todo Taiwán se encuentra en alerta máxima, los gobiernos locales han declarado el viernes día sin actividad laboral ni educativa y el transporte aéreo y ferroviario está en su mayor parte suspendido, ante la llegada del "supertifón" Nepartak.

El ojo del tifón entró en la isla a las 05.50 hora local(21.50 GM del jueves), cerca de la ciudad sudoriental de Taitung, mucho más tarde de lo previsto y con menos velocidad, por lo que se espera permanezca en Taiwán más tiempo.

Nepartak se mueve ahora a 14 kilómetros por hora en dirección oeste noroeste, atravesando la isla más al sur de lo previsto, en dirección a China, con un radio de 200 kilómetros y vientos sostenidos de hasta 198 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 245 kilómetros por hora, señaló la Oficina Central de Meteorología de la isla.

La isla está afectada por fuertes vientos y lluvias torrenciales, que suelen causar inundaciones y deslizamientos de tierra, pero mucho más en el sur y centro que en el norte, señalaron los meteorólogos isleños.

En el norte, incluido Taipei, aún no se sienten los efectos del tifón, y tan sólo hay ligeras lluvias y rachas de viento, aunque no se ve mucha gente en la calle.

En Taiwán, a pesar de las alertas y la declaración de días sin actividad laboral, suelen abrir las más de 10 tiendas de 24 horas, numerosos supermercados de 24 horas, grandes almacenes y numerosos negocios privados, sobre todo en las ciudades más populosas.

Lo que ahora preocupa más es que Nepartak cause inundaciones y deslizamientos de tierra y para evitar daños humanos, el gobierno ha organizado la evacuación de cientos de personas de zonas con mayor peligro, pero no siempre ha contado con la colaboración de los vecinos, que en algunos casos se niegan a abandonar sus hogares.

Los precios de las verduras ya se han disparado ante la esperada destrucción de cosechas y pérdidas de cientos de millones de dólares en la agricultura isleña, mientras que los servicios de entrega de comida a domicilio han multiplicado sus ganancias.

Esta es la primera gran tormenta de la temporada en el Pacífico y su nombre proviene del de un famoso guerrero de Micronesia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha