eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Abstención y alienación en el barómetro de julio

- PUBLICIDAD -

El CIS ha elegido publicar el 5 de agosto el barómetro político trimestral correspondiente al mes de julio. ”. Esta pregunta no es adecuada, en general, para proyectar un posible resultado sin hacer algunas correcciones, pero su evolución en el tiempo sí lo es, y más que el voto “estimado” que se publica, precisamente porque los métodos de corrección pueden ser variables.

El porcentaje de quienes declaran no querer votar es el más alto desde que se publica esta dato (1996) y el doble de lo habitual. Además, el porcentaje de intención de voto de los dos grandes partidos, a un solo punto diferencia entre sí (aunque la estimación del CIS proyecte una brecha de casi siete) se encuentra en su mínimo histórico: es el dato más bajo para el PP desde 1996 y uno de los peores del PSOE (fue aún más bajo tras la primera mayoría absoluta del PP). La franca abstención es la opción política más numerosa en el barómetro, un dato insólito. Por último, el conjunto de las minorías también alcanza un porcentaje significativo, aunque estabilizado desde enero. Su crecimiento obedece al mayor apoyo recibido por IU en esta legislatura (algo más de un tercio del voto de las minorías), y al más errático crecimiento de UPyD (algo menos de un cuarto de esos votos).

La intención de no ir a votar es mayor entre los votantes del PP (más del 12% admiten que se abstendrán) que entre los del PSOE (algo más del 10%). Es sorprendente que sean más los del PP. También es singular el hecho de que el grupo de edad que más piensa abstenerse es el de 35-45 años, cuando suelen ser los más jóvenes; y con un mayor peso en la clase media profesional y en la clase obrera cualificada. Estas características de los no votantes hacen pensar que, llegado el momento, muchos de ellos votarían, si encontraran qué votar.

Sin embargo, no parece que la oferta sea atractiva. Las respuestas que evaden elegir a un partido suman el 47% de la muestra: no sé, no contesto, no votaría, votaría en blanco, votaría nulo… Casi la mitad de los ciudadanos no pueden o no quieren elegir. Algunas de estas personas están indecisas, pero es posible que muchas se encuentren alienadas, en el sentido que dan a esta palabra quienes estudian la competición política. La indecisión se origina porque, tras considerar todos los asuntos, dos partidos parecen igualmente buenos (o malos). La alienación sucede cuando ningún partido se encuentra lo bastante próximo en los asuntos que interesan al votante, aunque unos sean mejores que otros. Es cuando no votar empieza a parecer lógico.

La valoración del gobierno está en el nivel del gobierno presidido por Zapatero en abril de 2010. Entonces ya se comprobó que se podía caer mucho más. Entre los propios votantes del PP, quienes piensan que el gobierno lo hace mal han crecido del 8% al 18% en tres meses, y los que piensan que lo hace bien han bajado del 50% al 36%. La valoración de la tarea de oposición del PSOE es también una de las más bajas registradas. Peor fue la de Rajoy, y ganó, pero eso no parece consuelo para los socialistas. Los votantes del PSOE que creen que su partido lo hace mal han pasado del 22% al 31,5%, los que creen que lo hace bien caen del 21% al 16%. Y si hay que generalizar, la clase política sigue siendo el tercer problema más citado por los españoles. En julio ha batido su récord: uno de cada cuatro entrevistados se refieren a ello espontáneamente cuando se les pregunta por los males del país.

Todo esto se observa en un sondeo realizado en los días inmediatamente anteriores al anuncio de recortes, subida de impuestos y bajada de sueldos del 11 de julio, por lo que no recoge su impacto. Debe haber millones de personas esperando escuchar algo nuevo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha