Andalucía Opinión y blogs

Sobre este blog

Este contenido está realizado por o para un anunciante y no interfiere en la información de eldiario.es/andalucia

Belén Barreiro, directora de Coca-Cola Europacific Partners en Sevilla: "No hay que llevar traje y corbata para dirigir una fábrica"

Belén Barreiro, en las instalaciones de la empresa en Sevilla.

Belén Barreiro (Vigo, 1977) es ingeniera industrial y dirige la planta de La Rinconada (Sevilla) de Coca Cola Europacific Partners. Si hay algo que dé nombre a la igualdad en la dirección de las grandes empresas, el suyo es un ejemplo perfecto. Es responsable de liderar y acompañar a un equipo de 300 personas, a través de la visión de la mejora continua permanente. 

Antes de aterrizar en una ciudad en la que lleva dos años, su trabajo siempre ha estado al frente de la dirección de empresas, en lugares tan dispares como Francia o Rusia. Qué le depara el futuro solo lo sabe ella (y su empresa), pero la capital andaluza parece haberla atrapado, y hasta planea mudarse a una de las calles cofrades del centro, donde le contaron que pasa una Semana Santa que la pandemia le ha impedido ver desde que en mayo de 2019 abrió sus maletas por primera vez en el barrio hispalense de San Bernardo.

¿Cómo llega a Sevilla alguien que comenzó su formación en Vigo?

Yo empecé a trabajar en automoción, que es lo típico en mi tierra. Todos los ingenieros industriales de Vigo acabamos en el sector de la automoción. Terminé en una multinacional española, y a partir de ahí la vida me trajo a Sevilla tras un paso por Rusia y Francia. Incluso tuve la oportunidad de trabajar en La India.

Uno de los retos de la fábrica de Coca-Cola es la ampliación, que la sitúa a la cabeza de Europa, ¿Cuándo podrá funcionar y qué números manejará?

La planta de Sevilla es una de las más grandes de Coca-Cola Europacific Partners (CCEP) en Europa Occidental y cuenta ya con 12 líneas de envasado en todas las tecnologías disponibles (vidrio rellenable, no rellenable, latas, PET, aséptico, tanquetas, “dispensing”…). Es una planta que ha crecido en los últimos años con inversiones muy importantes como la nueva línea de vidrio, de latas, de tanquetas, así como inversiones orientadas a tener las infraestructuras adecuadas para una fábrica de este calibre. 

La empresa ha demostrado un claro compromiso con la fábrica de Sevilla y nosotros día a día trabajamos para ser, como en 2020, una planta de referencia.

De modo que la producción será mayor, dentro de unos números que ya serán muy importantes.

Nosotros al año fabricamos más de 700 millones de litros. Nos movemos un poco en función de mercado, eso sí. Podemos movernos en 720 o 730 millones de litros de bebida.

¿Bebidas de todo tipo?

Todo. Aquí nosotros tenemos uno de los portfolios más grandes de productos en la península. Nosotros fabricamos Coca-Cola en todas sus variantes. Fabricamos Fanta. Incluso, no sé si has visto el anuncio de una Fanta con una lata azul, con un interrogante naranja, pues nosotros la fabricamos aquí. Son distintos sabores de Fanta que el consumidor no reconoce por el envase del exterior. Y hay un concurso para adivinar qué sabor está dentro de cada envase.

¿24 horas al día?

Ahora, en verano estamos 24 horas al día, de lunes a domingo. Nosotros acompañamos a la hostelería, vamos paralelos al ocio. De hecho, Coca-Cola está asociada a momentos de disfrute, de felicidad y hay un consumo estable a lo largo de todo el año. Hay un consumo más doméstico y después hay un consumo de bar o terraza. Yo creo que todos nosotros, en el periodo vacacional, vamos más a restaurantes, bares y terrazas y playas, y Coca-Cola está ahí.

Le habrán preguntado mil veces cómo se trabaja con la fórmula secreta de Coca-Cola.

Sabes que, hoy en día, no hay fórmulas secretas, ya que todos los ingredientes son conocidos y están declarados en nuestros envases. Nuestro negocio consiste en fabricar y envasar las diferentes bebidas de la marca, y asegurar que cumplimos todos los procedimientos para que los consumidores puedan disfrutarlas con las máximas garantías de seguridad y calidad.

¿Cuál es el compromiso ambiental de Coca Cola?

Yo creo que la sostenibilidad está en nuestro ADN. Tenemos objetivos claros. Todas las empresas tenemos que trabajar para dar beneficios, pero debemos de ser sostenibles en el tiempo, y para ser sostenibles en el tiempo, tenemos que ser sostenibles en nuestro entorno. En nuestro caso, por ejemplo, uno de los indicadores importantes que tenemos, que seguimos todos los días y todas las semanas, es el consumo de agua. Como planta tenemos un objetivo de reducción del agua que utilizamos para fabricar nuestros productos. Y en la Planta de Sevilla hemos conseguido reducir el consumo en un 21,20% desde 2010.

Coca-Cola Europacific Partners apuesta por ser sostenible en el tiempo y seguirá invirtiendo para mejorar nuestros procesos. De hecho, acabamos de aprobar una inversión relacionada con las bombas de CO2 para seguir minimizando el uso del agua. Vamos a instalar bombas con sistemas de recirculación de agua para que su consumo sea cero. 

¿Cuál es su fecha para rematar las tareas y hacer una fábrica más sostenible?

Para nosotros es básico ser más eficientes cada día y reducir el consumo energético. Y aquí tenemos un compromiso, que es ser cero emisiones netas de gases invernadero para 2040. De todas las emisiones que genera nuestro negocio, el 9% corresponden a las plantas, oficinas y delegaciones. Para reducirlas, en primer lugar, trabajamos en ser más eficientes. Si somos capaces de fabricar la misma cantidad de producto en menos horas, consumiremos menos energía, menos agua, menos recursos. Además y desde un punto de vista interno, apostamos por que nuestros procesos sean, cada vez, más estables y más fiables. Tenemos que ser estrictos en nuestro proceso de llenado para no tener pérdidas de CO2. Además, el 100% de la electricidad que utilizamos es verde. 

Otro área clave en la que trabajamos es la de los envases, que está directamente relacionada con la reducción de nuestras emisiones. En este sentido, tenemos importantes objetivos, como que en 2022, nuestros envases estén fabricados con un 50% de plástico reciclado. Ya lo tienen nuestros envases de bebidas sin gas y zumos. Y nuestro objetivo final es avanzar hacia el 100% de plástico reciclado en los próximos años. 

En concreto y sobre nuestros compromisos en Clima, tenemos datos muy buenos en la Planta de Sevilla, donde se han conseguido reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero un 40,9% desde el año 2010. Asimismo, el 99,7% de los residuos generados en la planta son valorizados.

Usted es una mujer directiva en un sector, el industrial, donde poco a poco se ven más. ¿Cómo fue su camino?

Yo estudié lo que me gustaba, que era ingeniería industrial, porque me gusta la tecnología y me gusta tener una visión global de las cosas. Como gallega de Vigo, empecé trabajando en automoción, y la verdad es que mi trabajo me gustaba y me apetecía hacer algo distinto. Entonces le propuse a mi jefe hacer algo distinto y me propuso ir a trabajar a Rusia. Me pareció un país súper interesante para trabajar. Al poco tiempo me propusieron ser responsable de un área, de una unidad de negocio. Entonces sí que era la jefa de 64 hombres. Lo veo como algo natural, porque al final estás haciendo algo que te gusta, algo que te motiva y no veo que el género sea un inconveniente. No obstante el tema cultural es una realidad y en Rusia me encontré con tienen la costumbre de saludar a la gente en la fábrica; vas por las mañanas o por la tarde, saludas a la gente y había personas que se negaban a darme la mano porque a una mujer no le das la mano. Yo les decía que no se preocuparan, que era española, y al final me daban la mano. Tenía una relación muy buena con todo el equipo y estuve viviendo allí cuatro años. Empecé como directora de producción y después pasé a directora industrial y cuando llevaba ya cuatro años viviendo, me dije "ya está, ya llega el momento". Cuando estás expatriado tienes que tomar la decisión de si te quedas a vivir allí o sigues avanzando haciendo otras cosas. Entonces fue cuando me propusieron ir a Francia, estuve viviendo y trabajando allí otros cuatro años, también en producción como directora industrial de planta. Estuve viviendo en Suecia y me llamó Coca-Cola para proponerme unirme a su proyecto. Me pareció interesante venirme a vivir a Sevilla, a trabajar en Coca-Cola. Otro sector para continuar con el aprendizaje.

¿Y qué importancia tienen las mujeres directivas en la empresa?

El objetivo a 2025 es que contemos con un 40% de mujeres en posiciones directivas. Actualmente, hay un 26,6% de mujeres en puestos directivos en Coca-Cola Europacific Partners en España y, en los últimos años, hemos hecho grandes avances para alcanzar nuestro objetivo, especialmente en el área de Customer Service & Supply Chain.

Cada vez hay más mujeres que optan por estudios técnicos y CCEP tiene los procesos adecuados para asegurar que siempre cuenta con el mejor talento y el más diverso. A pesar de que antiguamente en las plantas había mayoría de hombres, hoy en día ya contamos con mujeres tanto a pie de línea como en puestos relevantes y de dirección. En concreto, en Sevilla, tenemos una jefa de calidad, mujeres responsables de áreas productivas, del área de prevención, etc.

Más allá de los números, apostar por la igualdad de género, nos permite contar con equipos más diversos, con opiniones diferentes, con enfoques diferentes que nos hacen ser más eficientes.

Al final, Coca-Cola responde a una sociedad diversa y, así, entendemos la diversidad desde un punto de vista amplio. Hablamos de diversidad de género, hombres, mujeres, pero también hay iniciativas en LGTBI, discapacidad, cultural… para ser un entorno totalmente inclusivo.

¿Y qué nos falta, por ejemplo, para que una mujer sea presidenta del Gobierno?

Eso se puede hacer desde mañana. Al final lo que importa es el cambio que surge de cada uno de nosotros, de entender que somos diferentes pero iguales. Cada uno de nosotros, como individuos, somos distintos, pero todos tenemos las mismas obligaciones y derechos. Nunca he sentido que tuviera una limitación, un techo de cristal, que por ser mujer no puedo trabajar en una fábrica. Yo he ido evolucionando, haciendo lo que me gustaba hacer y creo que todos tenemos que tener esa visión de no poner los límites de trabajo masculino o trabajo femenino.

Yo creo que estamos para romper paradigmas. Y al final, para ser nosotros mismos y no para ser el director de una fábrica. No tienes que llevar un traje y corbata, tienes que llevar la ropa adecuada, necesaria para desempeñar tu puesto de trabajo. Para ser director, da igual que seas hombre o mujer, tienes que ser capacitado, saber trabajar con tu equipo y saber aprender, escuchar y evolucionar y hacer a tu equipo evolucionar. Y en esta tardea da igual el género, tienes que ser, simplemente, la persona adecuada. 

¿Y la fábrica de Coca-Cola en Sevilla es una parada en el camino o un destino final?

De momento, vamos a seguir trabajando para que esta fábrica sea aún mejor de lo que es. Y eso es mucho, porque fue una planta reconocida internamente en 2020, y, a día de hoy, nuestra producción supone el 30% de toda la producción de Iberia (España y Portugal). Respecto a mí, estaré encantada de seguir viviendo en Sevilla, que es un gran sitio para vivir, para seguir aportando. Donde necesite la organización que esté, estaré. 

Sobre este blog

Este contenido está realizado por o para un anunciante y no interfiere en la información de eldiario.es/andalucia

    Autores

Etiquetas
Publicado el
29 de julio de 2021 - 21:35 h

Descubre nuestras apps