El alquiler ordenado de patinetes arranca en Sevilla con una advertencia: "Hay que respetar las aceras"

Estación de recarga en la Cartuja con patinetes de Voi y Reby.

La eclosión de los patinetes eléctricos "sorprendió" a las ciudades, que se los encontraron "aparcados por cualquier sitio" mientras empresas de alquiler aprovechaban el vacío legal y se ponían a ofrecer sus servicios. Hoy, menos de dos años después de la aprobación de la ordenanza que regula estos vehículos, se pone en marcha en Sevilla un servicio ordenado de alquiler con el que las compañías Reby y Voi ofrecen 2.000 patinetes que podrán dejarse en las 200 zonas de aparcamiento que ha habilitado el Ayuntamiento hispalense.

Las bicicletas le ganan otro pulso a los patinetes en la lucha por el uso del carril bici en Sevilla

Las bicicletas le ganan otro pulso a los patinetes en la lucha por el uso del carril bici en Sevilla

El recuerdo de cómo hubo que regular los primeros pasos lo hacía el delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, aunque era su compañero responsable de Gobernación, Juan Carlos Cabrera, el que lanzaba un aviso más rotundo: "Hay que respetar las aceras y será la Policía Local la que haga cumplir" la normativa, porque todo lo que no sea estacionar en los puntos habilitados "está prohibido". 

Lo que no puede ser, rememoró, es lo que ocurrió al principio de la explosión de estos vehículos, cuando "hubo graves problemas porque no se respetaban ni las aceras, ni el patrimonio ni a los ciudadanos". Así que quedan avisados todos los potenciales usuarios: si aparcan mal, les acabará llegando una multa que, en primera instancia, tendrá que asumir la empresa propietaria del patinete.

Experiencia piloto de 18 meses

Dicho lo cual, el servicio de alquiler arranca por un periodo de prueba de 18 meses, transcurrido el cual se determinará la demanda real (lo que establecerá el número de patinetes en servicio) y las necesidades de estacionamiento. Por cierto, la habilitación de las áreas de aparcamiento se ha traducido en que las motos han perdido 118 plazas en el centro de la ciudad, que el gobierno municipal está viendo ahora cómo puede compensar.

Los vehículos eléctricos los podrán alquilar los mayores de 16 años, y para eso hará falta bajarse la aplicación de Voi o la de Reby en función del modelo que se coja. Activar el patinete costará un euro y, a partir de ahí, 20 céntimos por minuto, aunque ambas empresas ofertan abonos diarios, semanales y mensuales.

Una estación de recarga revolucionaria

La puesta de largo del servicio tenía lugar este miércoles en la Cartuja, en la confluencia de las avenidas de Los Descubrimientos y Marie Curie, donde se ubica una estación de recarga que se ha presentado como "la primera autosuficiente y cien por cien sostenible del mundo". Así la describía Carlos Rodríguez, de Solum, la compañía sevillana que ha diseñado un sistema pionero de placas solares y baterías que también se aplicará en otra estación en los Jardines de Cristina.

Por la empresa Voi intervino Charlotte Serres, que incidió en que sus patinetes van a ayudar a que Sevilla "se convierta en una ciudad de 15/20 minutos", en referencia al tiempo medio necesario para desplazarse para cualquier gestión. Pep Gómez, de Reby, felicitó a Sevilla por "ser una ciudad valiente que ha puesto fin al descontrol" inicial con el que irrumpieron estos vehículos y las empresas que se dedicaban a arrendarlos.

Alquilar ahora un patinete obliga, además de a tener más de 16 años, a cumplir con una serie de obligaciones: hay que circular por el carril bici y no hacerlo nunca por la acera, no puede ir más de una persona en el mismo vehículo, está prohibido comer o beber a la vez que se conduce, hay que aparcar en las zonas autorizadas… En caso contrario, se enfrenta uno al riesgo de que le caiga una multa que, según la ordenanza, puede oscilar entre los 50 euros por estacionar en las aceras y zonas peatonales y los 400 euros por exceder el doble de la velocidad permitida.

Etiquetas

Descubre nuestras apps