¿Ingreso en prisión o nuevo indulto? María Salmerón afronta dos procesos paralelos tras veinte años peleando en los juzgados

María Salmerón

María Salmerón asegura estar "muy cansada". Desde hace varios años con procedimientos judiciales que se eternizan, este pasado miércoles acudió la Policía Judicial a su domicilio para que fuera a comisaría. "Me asusté mucho", relata a este periódico. El objetivo era que fuera informada de que el mismo juzgado que ordenó en julio su ingreso en prisión por un delito continuado de desobediencia a la autoridad había iniciado el protocolo para la tramitación de un nuevo indulto, promovido por Fórum de Política Feminista.

María Salmerón solicita la ayuda del Defensor del Pueblo Español a expensas de dos recursos judiciales

María Salmerón solicita la ayuda del Defensor del Pueblo Español a expensas de dos recursos judiciales

A Salmerón le constan cuatro condenas por el mismo delito: desobediencia por incumplir las visitas de su hija con su expareja, condenado por violencia de género. Si bien ha podido ir eludiendo el ingreso en prisión por una concesión de suspensión de condena y, posteriormente, por la concesión de tres indultos. Mientras se podría tramitar un cuarto indulto, "estamos a la espera de que el juzgado se pronuncie", dicen fuentes de su defensa, que señalan que la Audiencia de Sevilla desestimó el recurso de súplica, por lo que quizá se plantee un recurso de amparo en el TC. "En teoría, si acuerda su ingreso en prision, aún le tiene que dar el periodo voluntario de 15 días hábiles para que acuda voluntariamente", añaden las fuentes.

"María es víctima de violencia de género", indicaba su abogada en un escrito enviado al Defensor del Pueblo Español a finales de julio. Su ahora exmarido fue condenado en 2008 a un año y 9 meses de prisión por el delito de maltrato habitual por unos hechos que ocurrieron entre los años 1999 y 2001. El Juzgado de lo Penal número 6 de Sevilla dictó un auto ordenando el ingreso inmediato en prisión de Salmerón y requiriéndola a presentarse en un plazo de quince días en un centro penitenciario de su elección, al objeto de cumplir la condena de nueve meses de prisión por la comisión de un delito continuado de desobediencia a la autoridad. Los recursos han ido estas semanas retrasando el proceso. El escrito también indica que han sido también numerosas las denuncias que no han prosperado y que han sido archivadas, pues "el órgano juzgador correspondiente ha entendido que es la voluntad de su hija no estar con su padre y no una actitud obstaculizadora de María la que impide el cumplimiento del régimen de visitas".

Salmerón explica que el mismo juzgado que pide su ingreso en la cárcel inició "hace unas dos semanas", a instancias del Ministerio de Justicia, los trámites para un nuevo indulto, del cual tienen que presentar informes todas las partes que han ido conociendo el proceso judicial en el que sigue inmerso. A diferencia de otros casos anteriores, recuerda Salmerón, esta vez los procesos (el judicial y el del indulto) están discurriendo de forma paralela en el tiempo.

Según ha adelantado Público, la petición de indulto fue apoyada por más de 300 organizaciones y otras 500 firmas individuales. Está dirigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y a la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado. En la nota, que fue enviada a principios del mes de septiembre al presidente del Gobierno y registrada en el Ministerio de Justicia, se explica que "nos encontramos reclamando un cuarto indulto para una mujer cuyo único delito es haber defendido, con uñas y dientes, a su hija de un hombre violento, su padre. Un maltratador que ha conseguido evitar la cárcel pese a que fue condenado a un año y nueve meses y orden de alejamiento por un delito de malos tratos en el ámbito familiar".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats