Medio grupo popular del Ayuntamiento de Sevilla, confinado a la espera de los resultados de una PCR

Beltrán Pérez, portavoz del PP, en una imagen de archivo

Cuatro de los ocho concejales del PP en el Ayuntamiento de Sevilla, entre ellos su portavoz, Beltrán Pérez, guardan ya cuatro días de confinamiento tras haber sido informados de que han estado en contacto con una persona cuya PCR resultó positiva. El grupo municipal no ha informado al alcalde ni al resto de miembros de la corporación municipal de esta circunstancia de manera oficial hasta el pasado lunes, aseguran fuentes municipales. Lo hizo tres días después, a través de un burofax dirigido al alcalde de la ciudad, Juan Espadas, en el que solicitaban la celebración telemática de una reunión prevista para este martes para posibilitar la asistencia de los afectados. 

De las cuatro personas en confinamiento cautelar, una ya ha recibido el resultado de su prueba y es negativa, otro sigue esperando a ser llamado para someterse a la prueba y los dos restantes esperan noticias del resultado del test.  

Según explican desde los servicios de prensa del PP, el pasado lunes 24 de agosto, el partido celebró una reunión de su comité director al que acudieron entre 10 y 12 personas con su presidenta, Virginia Pérez, a la cabeza. A esta reunión asistieron cuatro de los ocho representantes que tiene el PP en el Ayuntamiento de Sevilla y que, dadas las fechas -finales de agosto-, estaban de vacaciones aunque de guardia. Cuatro días después, el viernes 28 de agosto, la dirigente provincial anunciaba en su perfil de Twitter que había dado positivo en una prueba de PCR. Ese mismo día, prosiguen las mismas fuentes, los rastreadores comunicaron a estos cuatro ediles que habían estado en contacto con una persona contagiada, por lo que debían hacerse una prueba y guardar aislamiento hasta conocer el resultado.

El pasado lunes, durante una rueda de prensa, el alcalde fue preguntado por esta circunstancia sobre la que -según fuentes del propio PP- Espadas era totalmente ajeno, por lo que la pregunta suscitó la sorpresa del regidor. Ese mismo día, el grupo municipal del PP le enviaba un burofax en el que le solicitaba celebrar de forma telemática la reunión del consejo de administración de Contursa (la empresa municipal de turismo) prevista para este martes, porque dos de los tres representantes populares miembros de este consejo estaban en confinamiento a la espera de una prueba PCR. En el mismo escrito, el grupo municipal pedía celebrar de forma telemática todas las reuniones de los consejos de administración previstas en los próximos diez días debido a las posibles cuarentenas.

Según fuentes próximas al alcalde, esa fue toda la información sobre el asunto facilitada por parte del grupo popular, y a día de hoy, no han recibido ninguna comunicación oficial. Por parte del grupo popular, no han creído conveniente advertir o comunicar oficialmente al Consistorio hasta tener los resultados de las pruebas. En todo caso, el Ayuntamiento afirma que ha puesto en marcha el dispositivo de limpieza y desinfección de las zonas comunes y dependencias del grupo popular, si bien, al estar de vacaciones, no han entrado al edificio ni mantenido reuniones con el resto del personal. Este miércoles, a primera hora se procederá a la desinfección. 

Desde el PP explicaron que tres de los cuatro ediles afectados se hicieron las pruebas a través del Servicio Andaluz de Salud, y ahora están a la espera de los resultados. Aunque esperan tener los resultados entre este martes y mañana, es posible que la respuesta de los servicios de salud se demore algunos días debido a que los profesionales de la enseñanza están siendo sometidos también a PCR antes del comienzo del curso, según las indicaciones recibidas por los populares. El cuarto concejal en confinamiento cautelar aún espera a que el SAS le llame para realizarle la prueba. 

Una reunión previa

El pasado domingo 23 de agosto, el concejal de Salud y Consumo y de Mayores del Ayuntamiento de Carmona, Enrique Becerra (PP), anunció que había contraído el virus. Dos días después era el alcalde de la ciudad, Juan Ávila Gutiérrez, quien informaba públicamente de que había dado positivo por COVID19. Tanto el regidor de Carmona como Virgina Pérez coincidieron el pasado 20 de agosto en una protesta en la Plaza de España de Sevilla de más de un centenar de cargos públicos, regidores y concejales del PP en la provincia contra la decisión del Gobierno central respecto al uso del superávit de las cuentas municipales para paliar las consecuencias de la pandemia.   

 

Etiquetas
Publicado el
1 de septiembre de 2020 - 20:08 h

Descubre nuestras apps

stats