eldiario.es

Menú

ARAGÓN

Tú, putero, con pistola y con dinero

Hablemos claro, putero.

Tú y yo sabemos que el interés subyacente en todo este debate vuelve a ser, como ha sido siempre, un interés masculino. El interés de usar la pistola pagando dinero. Tú interés, putero.

Sibilinamente disfrutas presenciando el desvirtuado objetivo de la discusión: el derecho a decidir de las mujeres a vender su cuerpo. Pero sabes, putero, que no cuela. Que si nadie compra el producto el objeto de venta carece de fundamento. Que tiene que haber demanda para que haya oferta. Que si el 98 % de las personas que ejercen la prostitución son mujeres*, con toda seguridad, el mismo porcentaje de la demanda viene de los hombres. Puteros como tú, que queréis tener derecho a comprar. Porque ese es el objetivo real de todo este debate: el derecho de los hombres a comprar a las mujeres.

Seguir leyendo »

Matar por amor también es matar

La pasada semana, en Zaragoza, un hombre mató a su madre, apuñaló a su esposa y se quitó la vida. Otro asesinato machista, clamamos muchos en redes al conocer la noticia.

La semana pasada, un hombre terminó con el sufrimiento de su mujer, enferma de Alzheimer, acabó con la vida de su anciana madre para que no sintiera vergüenza, dejó todo preparado para que sus hijos no tuvieran que preocuparse de nada y se quitó la vida. Un crimen por amor, dijeron algunos.

Yo dije lo primero y después dije lo segundo. Y hoy creo que ni una cosa ni otra; o las dos interpretaciones, combinadas. A veces no todo es blanco o negro, a veces la realidad es más compleja de lo que nos gustaría, los binomios no sirven y hay que buscar terceras vías.

Seguir leyendo »

¿Matar por amor?

A propósito del doble asesinato que se produjo el jueves en Zaragoza de Lola y María a manos de su marido/hijo, se está generando un enorme debate en torno a si se trata o no de un asesinato machista y no me resisto a escribir unas líneas al respecto.

Parte del argumento de aquellos/as que dicen que no es un crimen machista se basa en la hipótesis de que se trata de un asesinato por compasión. Lola, enferma de Alzheimer, y María, anciana, eran dos mujeres que necesitaban cuidados y el asesino era la persona que sentía sobre sus espaldas el peso de la tarea de cuidar. Veamos algunos datos para entender la situación:

Un estudios de la Fundación ACE nos dice que el 70 % de los cuidadores de Alzheimer son mujeres y este dato es curioso si le sumas, a su vez, que el 70 % de los enfermos de Alzheimer son mujeres. Esto demuestra que rara vez es un hombre, el esposo o el hijo, el que asume la tarea de cuidar a su madre o a su mujer. En concreto solo el 9 % de los hijos cuidan a sus madres/padres enfermos y sólo el 22 % de los  maridos cuidan a su esposa.

Seguir leyendo »

Volver a empezar

Septiembre siempre huele a libros sin abrir, a cuadernos y bolis nuevos. Huele a extraescolares por estrenar, acompañadas de buenos propósitos y nuevos hábitos. Huele a radio con la vuelta a la rutina y como no, huele a comienzo. Da igual si el año está más bien por terminar. Septiembre siempre es el momento donde el curso nos da una segunda oportunidad para pensar a largo plazo, planear y hacer balance.

El septiembre de hace un año comenzó complicado, hecho que ya dejaba entrever que íbamos a vivir un año complejo y convulso para la política de nuestro país. Un día como hoy hace un año, las noticias ponían el foco en la Cataluña independentista en pie de guerra, faltarían algunas semanas para que todos nos familiarizáramos con el llamado 155, y faltarían también algunas semanas para que medio país se tiñera de banderas de España colgadas de ventanas, balcones y fachadas. ¡Qué corta es la memoria! Ahora el problema son los lazos amarillos y llevamos 365 días con banderas descoloridas que despiertan el mismo espíritu de división que estos lazos…

Septiembre siempre me ha gustado porque se acaban los culebrones televisivos de verano. El año pasado medio país especulaba sobre si Dalí había tenido o no una hija, así que el calor lo pasamos entre exhumaciones y pruebas de ADN. Y este verano, pues hemos tenido más de lo mismo pero sin ADN. Se acaban las “serpientes de verano”, esperamos que con Franco por fin ya fuera del Valle, y retoman su actividad las tertulias más sesudas y los temas parlamentarios. Volveremos a hablar de techo de gasto, de impuestos y de presupuestos. Y este curso parece que también estarán entre los temas de debate del café la política de inmigración (¡cómo no! es llegar un gobierno progresista y la derecha vuelve con sus mantras). Lo que no sabemos es cuál será el artículo del código penal que Ciudadanos querrá reformar, espero sinceramente que no sea, otra vez, la mal llamada prisión permanente revisable y por fin sean los artículos que distinguen, en contra de la normativa de medio mundo, entre abuso y agresión sexual. En cualquier caso el debate está servido.

Seguir leyendo »

Destapando miserias

Hay una propuesta en Hungría para reestructurar la educación haciendo hincapié en los valores “patrióticos” nacionales y en la “cultura cristiana”. Es decir, los húngaros harán de su educación un cántico al integrismo religioso con tintes nacionalistas ¡Cuánto me suena!

A los sufridos pobladores de Iberia no debería llamarnos la atención este tipo de derivas educacionales.  Ho hace mucho un dictamen del Tribunal Constitucional  insta al Gobierno de Cantabria a conceder el concierto educativo a un centro del OPUS DEI.

Es decir, nuestro muy democrático Tribunal Constitucional español considera adecuado a ley que  Colegios adscritos a la OBRA segreguen por sexo, aunque para conseguir encajar la sentencia en el espíritu igualitario de la Constitución tengan que retorcer  la ley hasta límites inauditos. 

Seguir leyendo »

Los deberes de Lambán

Nuevo curso político. Y este viene con curvas, cargado de elecciones, posibles adelantos electorales y demás batallas políticas. De un tiempo a esta parte solo escucho comentarios similares, cuando alguien hace referencia a los próximos meses. Casi de forma automática respondo que sí, que va a ser un año intenso e interesante; pero luego caigo en la cuenta que falta mucho para todo eso de lo que se habla: nueve meses, un embarazo.

En nueve meses se pueden hacer muchas cosas. El ex presidente Rajoy, en ese lapso de tiempo tras llegar a La Moncloa, recortó el gasto público en 9.000 millones de euros, congeló el sueldo de los funcionarios y el salario mínimo interprofesional, reformó el mercado laboral (debilitando al trabajador), aumentó el IVA, el IRPF y el IBI, paralizó la aplicación de la ley de dependencia, introdujo el copago farmacéutico, suprimió la sanidad universal, subió las tasas universitarias y mandó al paro a cientos de profesores interinos al aumentar el ratio de alumnos por aula. No está mal para nueve meses.

Pero ahora parece que ese tiempo se va en un suspiro. Varios plenos en otoño, luego el parón de Navidad, el debate sobre presupuestos y de pronto hay que disolver las Cortes de Aragón para empezar la campaña electoral. Vaya, no ha dado tiempo a aprobar leyes.

Seguir leyendo »

El 'Cuento de Navidad' de todos los agostos

La crisis de la fruticultura radica en lo más profundo de la mediocridad humana, en la codicia, en la avaricia... En aquella actitud que describía a la perfección la novela de Dickens 'Cuento de navidad'.

Esa actitud que hace que, del productor en adelante, nadie esté dispuesto a perder dinero ni ajustar sus beneficios, aunque eso suponga la destrucción de las economías familiares de toda una zona productiva y del modelo económico y repartidor de riqueza de un territorio.

Buscamos, entre tanto, soluciones que no están al alcance de quien tiene el problema: que si concentración de oferta, que si transformación a ecológico, que si promociones publicitarias… Quizás todos estos que controlan el sector y siguen haciendo de él un negocio (en el que el producto “no tiene precio”) y algunos de los que desde las Administraciones Públicas ven pasar el tiempo deberían recibir la visita de “los fantasmas” que van dejando en el sector frutícola.

Seguir leyendo »

Fútbol y política

Creo que hemos sido muchos los que hemos sentido estupor al observar las actitudes de la directiva del Real Zaragoza con respecto al Ayuntamiento la pasada semana. No asistir a la tradicional recepción al club y publicar una nota de prensa crítica con el equipo de gobierno del Ayuntamiento supuso una evidente politización de un acto que debiera haberse mantenido dentro de la cortesía necesaria entre dos instituciones representativas, de modo muy diferente, de la ciudad.

Es cierto que en estos años ha habido desencuentros entre el club y el Ayuntamiento, el más sonoro el que tuvo que ver con una subvención de 800.000 euros finalmente aprobada.  El club, como es lógico, pretendió conseguir dinero para financiar sus actividades; el equipo de Gobierno del Ayuntamiento defendió, también con lógica, que el dinero público no puede ser utilizado, y menos de forma tan abundante, para subvenir las necesidades de una empresa privada.  Finalmente, la subvención se aprobó pero, como debe ocurrir siempre con el dinero público, sujeta a unos objetivos precisos, cosa que no gustó al club, que quería disponer del dinero a su antojo, en un planteamiento que no es acorde con la utilización del dinero público

No es menos cierto que el Ayuntamiento ha seguido apoyando, de manera indirecta, al club, dado que este sigue sin abonar cantidad alguna por la utilización de una infraestructura pública, La Romareda, que, además, sigue siendo mantenida y cuidada por el Ayuntamiento con el dinero de todos los zaragozanos y zaragozanas, les guste o no el fútbol.  Como bien sabemos los usuarios de instalaciones deportivas municipales, el disfrute de las mismas solo se puede hacer mediante el pago de un alquiler.  Quien quiera jugar a tenis o usar la piscina pública, debe pagar por ello.  Cosa que el Real Zaragoza no hace con la instalación más grande y más cara de la ciudad.

Seguir leyendo »

Miedo al miedo

“No hacen falta monstruos, asesinos o fantasmas para probar nuestro miedo, el mayor desasosiego lo crea nuestra propia imaginación”.

Así describía el director de cine Vincente Minnelli cómo funciona el miedo y aunque la cita refería al cine, bien nos sirve para describir el dispositivo que está activando la derecha de nuestro país en torno a la inmigración. Como dice Minnelli, intuir el peligro siempre es más angustioso que verlo y por eso, el cine está lleno de escenas de terror que suceden detrás de una puerta que no nos deja ver lo que ocurre dentro. No hace falta ver el miedo para sentirlo, es más, como demostró una de las primeras películas de Amenábar, Tesis, el miedo es fundamentalmente prerrogativa de nuestra mente por lo que no es necesaria una situación efectiva de peligro para despertarlo, simplemente basta con activar nuestra imaginación y anticipar los monstruos.

Este mecanismo inherente al miedo en el ser humano ha sido controlado a la perfección por todas aquellas ideologías xenófobas que han activado el miedo al inmigrante como mecanismo para afianzar su nicho de votos. Activar el botón del miedo colectivo es bien sencillo, basta con hacer imaginar una amenaza exterior que, aunque desconocida en realidad, nos saca de nuestra zona de confort. Como dice el antropólogo José Luis Cardero, el dispositivo del miedo busca fundamentalmente provocar una reacción en aquel que lo padece, una reacción, podríamos añadir nosotros, de búsqueda de seguridad en lo conocido, de control a través de limitar nuestra zona de confort. De nuevo el cine lo muestra a la perfección, ante el miedo intuido, los protagonistas tratan de controlar la escena y el espacio creando barreras, bien físicas o mágicas, frente a lo desconocido.

Seguir leyendo »

Tradiciones religiosas: procesiones

Durante los meses de verano, especialmente en agosto, se prodigan las fiestas patronales en pueblos y ciudades. Pocos serán los que no tengan a gala presumir de su tradicional procesión religiosa católica. Afortunadamente, ni a judíos, musulmanes, protestantes y evangélicos les ha dado por apuntarse a esta liturgia tan abrasiva como invasiva del espacio público. ¿Imaginan el espectáculo? Estaríamos todo el santo año viendo desfilar por las calles a estas peñas de creyentes tan voluntariosos como pelmas manifestando su fe. Menos mal que a los ateos, a los deístas, a los agnósticos y masones no les ha entrado esta fiebre en el cuerpo, porque, entonces, sería el anuncio de un apocalipsis real y verdadero.

Es curioso reparar en que pocas de las tradiciones religiosas que vienen celebrándose en España desde Recaredo han desaparecido tras la venida de la Constitución, que declara aconfesional al Estado. Lógico. Lo aconfesional no quita lo valiente y en un Estado social y de derecho hasta la Iglesia lo tiene para expresarse en las calles con el permiso civil correspondiente.

Además, si a muchas ciudades y pueblos les quitas estas tradiciones religiosas, los toros y las vaquillas, se quedarían en cueros. Las procesiones que persisten se utilizan como ocasión para manifestar la fe en Dios , y como aval identitario de pertenencia. A quienes no asisten a estas manifestaciones todavía se les increpa diciéndoles que “no parecéis ni del pueblo”.

Seguir leyendo »