Aragón permitirá la participación de menores de 16 años en algunas de sus actividades taurinas

Víctor Ibáñez

0

La consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, se reunía el pasado 28 de noviembre con la Comisión Consultiva Aragonesa de Asuntos Taurinos para dar a conocer los cambios de la normativa de espectáculos taurinos. También han destacado el número de actividades autorizadas por la Dirección General de Interior y Protección Civil, muy arraigadas en el territorio aragonés, que han vivido un repunte tras la pandemia: el número de corridas de toros ha pasado de 53 en 2019 a 60 en 2022 y el de festejos taurinos populares ha aumentado un 20%, de 2.200 a 2.630. 

La nueva normativa establece tres cambios principales: ampliar los tipos de festejos, permitir la participación de los menores de 16 años en algunas de sus actividades y mejorar la profesionalización del sector. Se trata de medidas que buscan, como indica Mayte Pérez, “actualizar y homogeneizar la normativa, que en algunos casos se había quedado obsoleta”. 

De esta forma, los menores de 16 años podrán participar en algunos festejos taurinos como becerradas infantiles, “midiendo siempre la protección del animal y sobre todo la de los menores”, indica la consejera, y puntualiza, “para promocionar una cultura como la taurina” entre la juventud. Además, el reglamento ampliará el número de festejos. Hasta ahora solo encontrábamos encierros y suelta de reses, y con la nueva propuesta habrá que distinguir entre encierros camperos, mixtos y urbanos, suelta de reses -que puede incluir concurso de recortadores y roscaderos- y becerradas infantiles. 

La Comisión de Asuntos Taurinos está compuesta por profesionales taurinos, ganaderías de reses bravas, entidades locales, informadores taurinos, veterinarios y representantes de los aficionados, entre otros. 

Profesionalizar el sector

Las medidas contemplan mejoras para profesionalizar el sector y aumentar su seguridad. Entre ellas, el requisito de que la ambulancia este al menos desde media hora antes del comienzo de la actividad y hasta que termine y los animales embarquen; que el director de lidia haya actuado como mínimo en dos espectáculos taurinos como matador de toros, novillos con picadores o banderillero en los últimos cinco años; o modificar los requisitos para el nombramiento del equipo veterinario y cambiar la entrega de trofeos. 

También se han planteado cambios en las normas para las plazas de toro portátiles, adaptándolas a la Ley de Simplificación Administrativa y a la Ley de Garantía de Unidad de Mercado, por lo que se eliminará el procedimiento de renovación de plazas por inscripción indefinida y se actualizará el reglamento, conforme a las normas de seguridad, solidez y estabilidad de este tipo de estructuras. 

10.000 euros a las escuelas taurinas

Uno de los puntos importantes de la reunión es el que respecta al Reglamento de Escuelas Taurinas, del que la Dirección General de Interior ha dado datos por primera vez. Este año se han organizado trece clases prácticas por parte de las escuelas taurinas: cinco en Zaragoza, cuatro en Huesca y cuatro en Teruel. El reglamento buscará facilitar la compatibilidad de los estudios de enseñanza obligatoria con los de aprendizaje y perfeccionamiento técnico de las escuelas taurinas, e incluirá medidas para fomentar la participación de mujeres.

Entre las medidas, destaca la partida de 10.000 euros del Departamento de Presidencia destinada a fomentar la tauromaquia a través de las Escuelas Taurinas de Aragón.

En contra de la “filosofía” del Gobierno de Aragón

Izquierda Unida Aragón ha criticado el nuevo reglamento, que va en contra de los acuerdos con Lambán. Álvaro Sanz, coordinador de la formación y portavoz parlamentario, ha recordado que la filosofía del acuerdo de investidura dejaba clara su intención en la protección animal y que Aragón no fomentaría ningún tipo de maltrato ni acciones en su contra. También han criticado que desde el Gobierno de Aragón se impulse políticas taurinas con dinero público y lamentan y condenan el fomento de la utilización de animales como “diversión a costa del sufrimiento”.

Desde la formación consideran “innecesario” el aumento de espectáculos y festejos taurinos, en especial las becerradas infantiles. Recuerdan que se está priorizando estas medidas a cuestiones urgentes como la supresión de aulas en la educación pública, el fortalecimiento del sector cultural o la mejora del servicio sanitario: “Aragón no necesita que se establezcan mejoras para profesionalizar el sector taurino, ni mucho menos ampliar el servicio de ambulancias en festejos, sino fortalecer el sector cultural y mejorar el servicio sanitario en la comunidad”.

El 12 de diciembre está prevista otra reunión entre el Gobierno de Aragón y la Comisión Consultiva Aragonesa de Asuntos Taurinos.

La consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, se reunía el pasado 28 de noviembre con la Comisión Consultiva Aragonesa de Asuntos Taurinos para dar a conocer los cambios de la normativa de espectáculos taurinos. También han destacado el número de actividades autorizadas por la Dirección General de Interior y Protección Civil, muy arraigadas en el territorio aragonés, que han vivido un repunte tras la pandemia: el número de corridas de toros ha pasado de 53 en 2019 a 60 en 2022 y el de festejos taurinos populares ha aumentado un 20%, de 2.200 a 2.630. 

La nueva normativa establece tres cambios principales: ampliar los tipos de festejos, permitir la participación de los menores de 16 años en algunas de sus actividades y mejorar la profesionalización del sector. Se trata de medidas que buscan, como indica Mayte Pérez, “actualizar y homogeneizar la normativa, que en algunos casos se había quedado obsoleta”. 

De esta forma, los menores de 16 años podrán participar en algunos festejos taurinos como becerradas infantiles, “midiendo siempre la protección del animal y sobre todo la de los menores”, indica la consejera, y puntualiza, “para promocionar una cultura como la taurina” entre la juventud. Además, el reglamento ampliará el número de festejos. Hasta ahora solo encontrábamos encierros y suelta de reses, y con la nueva propuesta habrá que distinguir entre encierros camperos, mixtos y urbanos, suelta de reses -que puede incluir concurso de recortadores y roscaderos- y becerradas infantiles. 

La Comisión de Asuntos Taurinos está compuesta por profesionales taurinos, ganaderías de reses bravas, entidades locales, informadores taurinos, veterinarios y representantes de los aficionados, entre otros. 

Profesionalizar el sector

Las medidas contemplan mejoras para profesionalizar el sector y aumentar su seguridad. Entre ellas, el requisito de que la ambulancia este al menos desde media hora antes del comienzo de la actividad y hasta que termine y los animales embarquen; que el director de lidia haya actuado como mínimo en dos espectáculos taurinos como matador de toros, novillos con picadores o banderillero en los últimos cinco años; o modificar los requisitos para el nombramiento del equipo veterinario y cambiar la entrega de trofeos. 

También se han planteado cambios en las normas para las plazas de toro portátiles, adaptándolas a la Ley de Simplificación Administrativa y a la Ley de Garantía de Unidad de Mercado, por lo que se eliminará el procedimiento de renovación de plazas por inscripción indefinida y se actualizará el reglamento, conforme a las normas de seguridad, solidez y estabilidad de este tipo de estructuras. 

10.000 euros a las escuelas taurinas

Uno de los puntos importantes de la reunión es el que respecta al Reglamento de Escuelas Taurinas, del que la Dirección General de Interior ha dado datos por primera vez. Este año se han organizado trece clases prácticas por parte de las escuelas taurinas: cinco en Zaragoza, cuatro en Huesca y cuatro en Teruel. El reglamento buscará facilitar la compatibilidad de los estudios de enseñanza obligatoria con los de aprendizaje y perfeccionamiento técnico de las escuelas taurinas, e incluirá medidas para fomentar la participación de mujeres.

Entre las medidas, destaca la partida de 10.000 euros del Departamento de Presidencia destinada a fomentar la tauromaquia a través de las Escuelas Taurinas de Aragón.

En contra de la “filosofía” del Gobierno de Aragón

Izquierda Unida Aragón ha criticado el nuevo reglamento, que va en contra de los acuerdos con Lambán. Álvaro Sanz, coordinador de la formación y portavoz parlamentario, ha recordado que la filosofía del acuerdo de investidura dejaba clara su intención en la protección animal y que Aragón no fomentaría ningún tipo de maltrato ni acciones en su contra. También han criticado que desde el Gobierno de Aragón se impulse políticas taurinas con dinero público y lamentan y condenan el fomento de la utilización de animales como “diversión a costa del sufrimiento”.

Desde la formación consideran “innecesario” el aumento de espectáculos y festejos taurinos, en especial las becerradas infantiles. Recuerdan que se está priorizando estas medidas a cuestiones urgentes como la supresión de aulas en la educación pública, el fortalecimiento del sector cultural o la mejora del servicio sanitario: “Aragón no necesita que se establezcan mejoras para profesionalizar el sector taurino, ni mucho menos ampliar el servicio de ambulancias en festejos, sino fortalecer el sector cultural y mejorar el servicio sanitario en la comunidad”.

El 12 de diciembre está prevista otra reunión entre el Gobierno de Aragón y la Comisión Consultiva Aragonesa de Asuntos Taurinos.

La consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, se reunía el pasado 28 de noviembre con la Comisión Consultiva Aragonesa de Asuntos Taurinos para dar a conocer los cambios de la normativa de espectáculos taurinos. También han destacado el número de actividades autorizadas por la Dirección General de Interior y Protección Civil, muy arraigadas en el territorio aragonés, que han vivido un repunte tras la pandemia: el número de corridas de toros ha pasado de 53 en 2019 a 60 en 2022 y el de festejos taurinos populares ha aumentado un 20%, de 2.200 a 2.630. 

La nueva normativa establece tres cambios principales: ampliar los tipos de festejos, permitir la participación de los menores de 16 años en algunas de sus actividades y mejorar la profesionalización del sector. Se trata de medidas que buscan, como indica Mayte Pérez, “actualizar y homogeneizar la normativa, que en algunos casos se había quedado obsoleta”.