eldiario.es

9
Menú

ARAGÓN

"¿La banca siempre gana? ¡No nos da la gana!"

Cientos de personas se han concentrado en Zaragoza para protestar por la decisión del Supremo de que sean los clientes los que se hagan cargo del impuesto de las hipotecas

“¡Jueces del Supremo, os untan con dinero!” y “¡vergüenza!” fueron los mensajes más repetidos a las puertas de la Audiencia Provincial de Zaragoza

- PUBLICIDAD -
La concentración ha tenido lugar frente a la Audiencia Provincial de Zaragoza

La concentración ha tenido lugar frente a la Audiencia Provincial de Zaragoza Juan Manzanara / Zaragoza

Era de esperar que el requiebro del Tribunal Supremo en el asunto de las hipotecas generará una gran dosis de polémica y cabreo en la ciudadanía. Tampoco es sorpresa que ese enfado se pusiera de manifiesto en la calle. Allá donde se puede oír. Desde que el alto tribunal decidiera que gana la banca, las protestas se han repetido. Este sábado estaban convocadas en muchas ciudades de España y Zaragoza no ha sido una excepción.

Ni siquiera el rápido movimiento de Pedro Sánchez para hacer que, vía decreto, sean los bancos los que se hagan cargo del Impuesto de Actos Jurídicos, ha atemperado la rabia de unos ciudadanos y ciudadanas con ganas de salir de sus casas y gritar que ya está bien de que siempre ganen los mismos.

Porque es ese, con las mismas u otras palabras, el mensaje que se manda en estas concentraciones. Es el que se ha querido enviar este sábado a las puertas de la Audiencia Provincial, en el mismo lugar en el que hace meses se unieron para mostrar su rechazo a otra decisión de la justicia (la condena de ‘la manada’).

En los carteles y en los gritos frases como “¿la banca siempre gana? ¡No nos da la gana!” o “¡jueces del Supremo, os untan con dinero!”, que solo se interrumpían para corear una palabra que, para todas las personas que estaban allí, quizá sería lo que tendrían que sentir sus señorías: “¡Vergüenza!”.

Una protesta, como otras muchas que se han llevado a cabo en España este sábado, que va más allá de esta decisión en particular. Que envía un recado a una justicia en la que cada vez menos gente confía. Que está perdiendo su crédito y su credibilidad a velocidad de crucero.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha