eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Alejandro Quiroga

Alejandro Quiroga Fernández de Soto es profesor de Historia de España en la Newcastle University del Reino Unido. Sus trabajos se centran en el estudio de los nacionalismos y las identidades nacionales en la España del siglo XX y XXI. Es autor de Los orígenes del Nacionalcatolicismo (Comares 2006), Haciendo Españoles. La nacionalización de las masas en la Dictadura de Primo de Rivera (1923-1930) (Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, 2008) y, con Sebastian Balfour, España reinventada. Nación e identidad desde la Transición (Península, 2007). También ha coordinado con Miguel Ángel del Arco Soldados de Dios y Apóstoles de la Patria. Las derechas españolas en la Europa de entreguerras (Comares 2010) y con Alfonso Botti y Felicano Montero Católicos y patriotas. Iglesia y nación en la Europa de entreguerras (Sílex, 2013). Su último libro, Goles y banderas. Fútbol e identidades nacionales en España, ha sido publicado por Marcial Pons.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 71

Corrupción en las aulas

El escándalo del máster fraudulento de Cristina Cifuentes es tremendamente rico. Desde que el pasado 21 de marzo eldiario.es publicara las primeras informaciones al respecto y a medida que han ido pasando los días, el caso Cifuentes se ha convertido en un curso acelerado sobre corrupción de funcionarios, vanidades intelectuales de políticos, falsificaciones de documentos oficiales, mentiras en sede parlamentaria, desprestigio de instituciones públicas, gestión de crisis políticas, cálculos electorales, teorías de la conspiración y regalo de títulos académicos a políticos.

Uno de los temas que, como es lógico, ha sido debatido con cierta asiduidad estos días ha sido el funcionamiento de las universidades españolas y el nivel de corrupción en estas. Algunos profesores han señalado que el caso de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) es excepcional y han hecho hincapié en que la universidad española no es así.[1][2] Algo de razón tienen. El número de miembros del PP y familiares de estos colocados en esta universidad probablemente no tenga parangón en España[3] y en el mundo universitario español era bien conocido que la URJC era "el basurero académico" del PP.[4] Creada en 1996 como contrapeso de la Carlos III, controlada por el socialista Gregorio Peces-Barba, la URJC ha estado dirigida, desde sus orígenes, por una serie de rectores con serios problemas con la justicia. Pedro José González Trevijano, actual magistrado del Tribunal Constitucional a propuesta del PP, fue condenado por perpetuarse ilegalmente en el cargo. Su sucesor, Fernando Suárez Bilbao es un plagiador en serie forzado a dejar su puesto en 2017 por robarle el trabajo intelectual a sus colegas de profesión. El actual rector, Javier Ramos, es el delfín de Suárez Bilbao y ha sido acusado de intentar sobornar a un profesor que en 2010 se opuso a que González Trevijano se presentase por tercera vez a dirigir la universidad[5].

Seguir leyendo »

¿A dónde vas, Reino Unido?

En un par de semanas se cumplirá un año del referéndum por el cual los británicos acordaron abandonar la Unión Europea. El resultado de aquella consulta sorprendió a muchos en el Viejo Continente e hizo que se encendieran las alarmas sobre la viabilidad del proyecto europeo. Doce meses después, la votación ha tenido como efecto el reforzamiento de una cierta unidad entre los gobiernos de la UE y una radicalización del discurso nacionalista en el Reino Unido. Si bien la salida del país de la UE está aún lejos de completarse, el referéndum ya ha producido una serie de cambios significativos. La Gran Bretaña de hoy es un país distinto al de hace un año.

Una de las transformaciones más significativas se ha producido en el Gobierno británico. La primer ministra Theresa May ha adoptado un discurso contra los inmigrantes y refugiados que recuerda mucho al de los ultraderechistas del UKIP. Los recientes atentados de Manchester y Londres han servido a la primera ministra para insistir en "la superioridad" de los valores británicos y vincular al terrorismo islamista con la acogida de refugiados.

Seguir leyendo »

Brexit y resacas imperiales

En 1973, el gobierno del conservador Edward Heath firmó la entrada del Reino Unido en la Comunidad Económica Europea (CEE). Dos años más tarde, el nuevo primer ministro laborista, Harold Wilson, convocó un referéndum sobre la permanencia de Gran Bretaña en la CEE. Wilson no tenía ningún interés en la salida británica del Mercado Común, pero había prometido que celebraría una consulta no vinculante y renegociaría los términos del acuerdo entre el Reino Unido y la CEE en el caso de ganar las elecciones, para así apaciguar a los euroescépticos de su propio partido. La líder de la oposición conservadora, Margaret Thatcher, se puso un llamativo jersey con las banderas de los entonces nueve países que integraban el Mercado Común e hizo campaña por la permanencia. “Todo el mundo tiene que participar y votar sí para que el debate se acabe de una vez por todas. Evidentemente estamos en Europa y estamos preparados para seguir adelante”, declaró Thatcher en una entrevista televisiva. Los partidarios de la permanencia del Reino Unido en la EEC ganaron con un holgado 67% de votos.

Cuatro décadas más tarde los británicos vuelven a votar sobre su futuro en Europa. David Cameron convocó el referéndum con la idea de aplacar al ala eurófoba de su partido y frenar el ascenso de los nacionalistas del UKIP. El Primer Ministro ha renegociado la posición del Reino Unido en la Unión Europea y ha defendido la permanencia de Gran Bretaña en ésta. El líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, apoya a Cameron en este aspecto. Sin embargo, esta vez, la victoria de los europeístas parece mucho más difícil. Hace poco más de un mes las encuestas daban 18 puntos de ventaja a los partidarios de que Gran Bretaña se quedara en la UE. En la última semana la mayoría de los sondeos han señalado a los defensores del Brexit como ganadores. ¿Qué ha pasado? ¿Por qué un país que se beneficia económica y socialmente de su pertenencia a la UE está a punto de votar para salir de ella?

Seguir leyendo »

El PP como partido antiespañol

En las últimas semanas, el Partido Popular ha presentado en varios ayuntamientos una serie de mociones “en defensa de la unidad de España”. El gesto no deja de ser plenamente coherente con el discurso de un partido que se considera el único capaz de garantizar la integridad territorial del país y que lleva mucho tiempo haciendo bandera de su patriotismo español. Desde que al principio de la década pasada el PP se apuntara al llamado ‘patriotismo constitucional’, los conservadores se han presentado como los principales defensores de la Carta Magna del 78 y del modelo de nación española que se encarna en ésta, frente a las actitudes más titubeantes y fragmentadas de sus rivales políticos.

A nadie se le escapa que el uso del patriotismo español en el ámbito discursivo y simbólico por parte del PP ha ocupado un lugar importante en la política hispana de los últimos años. Sin embargo, lo que a menudo pasa desapercibido es que algunas de las políticas llevadas a cabo por el Partido Popular en esta legislatura han contribuido al desapego de muchos ciudadanos con respecto a España como Estado y como nación.

Seguir leyendo »

Deuda y corrupción en el corazón de la privatización sanitaria

Una de las transformaciones más radicales que ha sufrido España en los últimos 15 años ha sido la progresiva privatización del Sistema Nacional de Salud. Se trata de un proceso que se ha llevado a cabo por diversas vías, desde la cesión de la gestión de hospitales y centros de salud públicos a grandes empresas como Sanitas, Capio y Ribera Salud, hasta la adjudicación de análisis de laboratorio a multinacionales como Unilabs, pasando por la derivación de pruebas diagnósticas y de pacientes de un modo sistemático al sector privado. En todos los casos, la privatización se ha hecho en el nombre de la eficacia y el ahorro. En todos los casos, el proceso ha conllevado un trasvase ingente de dinero público a manos privadas.

Desde que en 1999 se pusiera en marcha el Hospital de Alzira (el primer centro público en España de gestión sanitaria privada en su totalidad) hasta la actualidad, el proceso de privatización ha dado lugar a un aumento considerable de la deuda pública. De una parte, la construcción de nuevos hospitales se ha encargado a empresas que cobran de la Comunidades Autónomas o del Estado un canon durante décadas. Con este sistema las administraciones han evitado desembolsar grandes cantidades de dinero en un primer momento, pero han aumentado considerablemente su deuda a 30 años con constructoras y bancos. Este tipo de actuaciones han disparado la deuda pública en varias comunidades. La Comunidad de Madrid, una de las regiones líderes en privatización sanitaria y que en 2010 rescató a las empresas adjudicatarias de seis hospitales con 80 millones de euros, aumentó su deuda de 8.614 millones de euros en 2002, cuando asumió las competencias en Sanidad, a 32.723 millones de euros en 2014.

Seguir leyendo »

La universidad española: endogamia o exilio

En las últimas semanas hemos asistido a la publicación de una serie de artículos de prensa sobre la delicada situación que atraviesa la universidad en España. Las dificultades para realizar investigación de calidad, los pésimos puestos en los rankings internacionales de las universidades españolas y el clientelismo que caracteriza a éstas han sido temas recurrentes a la hora de describir el panorama actual. Lo que en ocasiones se pasa por alto es que estos tres factores están relacionados con la naturaleza profundamente endogámica de la universidad española.

Sin duda, uno de sus principales problemas reside en el sistema de contratación de profesores investigadores. Se trata de un modelo en el que las plazas se otorgan a los candidatos internos, en la gran mayoría de los casos. Para eliminar la competencia externa, el ‘padrino’ del candidato de la casa, normalmente un catedrático, elabora una descripción del puesto ofertado que encaje con la trayectoria profesional de su protegido. De este modo se asegura una buena puntuación para el candidato interno, quien es seleccionado para la fase de la entrevista ante el tribunal de oposición. De esto también se encarga el ‘padrino’, quien prepara el tribunal con profesores afines de su propia institución y de otras universidades, que, sabe, van a apoyar a su protegido. El organizador de la farsa, a su vez, se compromete a votar a los candidatos internos de los profesores invitados cuando se lo requieran en un futuro.

Seguir leyendo »

Fútbol e identidades nacionales en Cataluña

Artículo publicado previamente en LSE Europp Blog

A finales del pasado mes de octubre F.C. Barcelona y Real Madrid se enfrentaron en el primer clásico de la temporada. Como era de esperar, el partido vino precedido de una gran atención mediática y tuvo una importante repercusión internacional. A nadie sorprendió tampoco que aficionados del Barça utilizaran el encuentro para plantear reivindicaciones catalanistas. Al fin y al cabo, desde hace décadas un buen número de barcelonistas han defendido postulados nacionalistas catalanes.

Seguir leyendo »