eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Dolors Comas d'Argemir

Antropóloga social. Catedrática de la Universidad Rovira i Virgili. Ha sido diputada del Parlamento de Cataluña en la VI y VII legislaturas, concejala del Ayuntamiento de Tarragona y y miembro del Consejo Audiovisual de Cataluña. Ha trabajado y publicado sobre cambios en la familia, situación de las mujeres, políticas públicas de bienestar, antropología económica, ecología política y medios de comunicación.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 25

El trabajo, los trabajos

Hoy poder trabajar, en un momento en que el paro afecta a un 26% de la población activa en España, es primordial, es un objetivo básico e imprescindible y se convierte en la prinicipal y legítima reivindicación de este primer de Mayo de 2014 en España.

También vale la pena recordar que después de la jornada de trabajo en los hogares se hacen trabajos que son, también, necesarios para el mantenimiento de la vida y la reproducción social. Marx recordaba que no hay producción sin reproducción y, efectivamente, las tareas relacionadas con la alimentación, la limpieza, el vestido, el cuidado de los hijos, el cuidado de enfermos y personas dependientes ocupa tiempo y requiere capacidades para realizarlo.

Seguir leyendo »

La crisis de los cuidados: ¿la “otra” crisis?

El cuidado es esencial para el mantenimiento de la vida y la reproducción social y, por tanto, no es nada marginal. No hay sistema productivo ni sociedad alguna que pueda existir sin que se reproduzca la vida y se sostenga. Las personas enferman, envejecen, se lesionan, mueren y, antes, han de nacer. Todo ello requiere de la satisfacción de las necesidades diarias, como alimento, ropa, cobijo, asistencia en caso de enfermedad o dependencia, y también requiere el reemplazo: la procreación. Las actividades de cuidado se efectúan mayoritariamente en la familia, se hacen por afecto o por obligación moral, o por las dos cosas a la vez. Forman parte de la “economía del afecto”, y utilizo este término en un doble sentido: porque tienen valor económico (lo que queda de manifiesto cuando las realiza el mercado o el Estado) y también porque economizan gasto público cuando es la familia quien las hace.

Las mujeres son quienes cuidan mayoritariamente. A sus propios hijos y a los de otra gente y a familiares enfermos o dependientes. Y ellas son las cuidadoras principales contratadas en empresas privadas, en servicios públicos y en hogares.

Seguir leyendo »

Los medios de comunicación en la lucha contra la violencia de género

El movimiento feminista y las actuaciones políticas han sido fundamentales en la lucha contra la violencia de género. Pero los ciudadanos no conocen el problema a través de activistas o de políticos, sino a través de los medios de comunicación. Así lo constata una encuesta que se realizó en el año 2010 a 1200 ciudadanos por iniciativa del Centro Reina Sofía (clausurado por el Partido Popular). La mayoría de encuestados conocen el tema a través de la televisión (un 69,7%) y un 37,3% a través de la prensa escrita. Un 87,9% cree que la violencia de género está muy extendida y un 90,6% considera que es totalmente inaceptable.

El compromiso de los medios de comunicación en la lucha contra la violencia de género ha sido una característica específica de España, que puede explicar el elevado conocimiento del tema por parte de la ciudadanía, lo que ha legitimado las políticas públicas que se han llevado a cabo. Esta actitud proactiva ya se constata en la década de los años ochenta y noventa, cuando eran los medios quienes contaban el número de mujeres asesinadas y denunciaban la existencia de maltrato en el hogar. Contribuyeron a dar visibilidad a lo que inicialmente se denominó 'violencia doméstica' y que pasaría a denominarse ‘violencia de género’ a partir de la aprobación de la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género en el 2004.

Seguir leyendo »

La representación de las mujeres en los medios de comunicación

A pesar de los profundos cambios que ha habido en España en los patrones de vida y participación de las mujeres en la sociedad, la representación pública de hombres y mujeres en los medios de comunicación sigue siendo diferenciada y asimétrica.

Esto no es algo intencionado, sino fruto de unas rutinas en las que influyen concepciones de género presentes en la sociedad. Las asimetrías disminuyen cuando de forma consciente se hace un tratamiento más equilibrado de hombres y mujeres (como sucede en algunas series televisivas, por ejemplo). Y aumentan, en cambio, dramáticamente cuando se utiliza el cuerpo de las mujeres como reclamo, en la publicidad o en determinados programas de entretenimiento.

Seguir leyendo »

La contrarreforma de la Ley de Dependencia, un año después

La Ley de Dependencia, aprobada en 2006, supuso construir en España un nuevo ámbito de las políticas sociales para resolver las necesidades de cuidados de larga duración. También responde a las demandas de las mujeres, que no pueden asumir los cuidados como lo hacía la familia tradicional y que apenas encuentran apoyo por parte de los hombres. La ley marca una clara prioridad en la creación de servicios (de prevención, teleasistencia, ayuda a domicilio, centros de día y de noche y centros residenciales) y en cambio, considera que las prestaciones económicas han de ser algo excepcional, reservadas para quienes no puedan acceder a ningún servicio público. Prevé una aplicación progresiva (del 2007 al 2015), establece el copago de las personas usuarias y garantiza que nadie quede excluido del sistema por falta de recursos.

Comunidades Autónomas y ayuntamientos, que son los que han de aplicar la ley, se ven inmediatamente desbordados. Se producen retrasos y dificultades, pero progresivamente nuevos usuarios se van incorporando al sistema. Las prestaciones otorgadas en España a finales del año 2008 fueron 449.415; en el 2010 aumentan hasta 800.009, y en junio del 2012 se elevan a 959.903. Pero pronto aparecen problemas de financiación, en parte estructurales y en parte derivados de la crisis económica y de las políticas de austeridad. Veamos cómo se ha aplicado la ley en estos años, pues proporciona algunas claves respecto a la situación actual.

Seguir leyendo »