eldiario.es

9

Javier Rivero Romero

Licenciado en Derecho por Universidad de Castilla-La Mancha. PPD Programa de Perfeccionamiento Directivo por IESE Business School. Universidad de Navarra. PMM Program Marketing Management por ESADE Business School. Gestión de la Innovación por EOI Escuela de Organización Industrial. Es director territorial de Escuela de Organización Industrial en Castilla-La Mancha.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 0

7 Razones para escribir un Business Plan

Con la rápida adopción en el ecosistema de emprendimiento de la metodología Lean Startup y sobre todo Customer Development de Steve Blank, impera en los últimos tiempos una corriente contraria al proceso de elaboración de un business plan o plan de negocio en la etapa inicial de un proyecto. La ya célebre frase de Steve Blank “ningún plan de negocio aguanta el primer día de cliente” parece que resuena en el aire que respiran la mayoría de los emprendedores y que les sugiere no elaborar un business plan hasta que la idea de negocio torne en empresa más o menos asentada, con algunas ventas, ciertos empleados y modelo de negocio en claro funcionamiento.                                    

Sin embargo, debemos tener presente que las ideas hay que posarlas en el papel y aún cuando el  plan de negocio pueda sufrir modificaciones, resulta útil elaborar un documento (puede ser una simple infografía o power point), en el que se expongan los aspectos y contenidos claves del negocio en esa etapa temprana. 

Seguir leyendo »

La promesa o propuesta de valor de un negocio

Cuando trabajamos en la ideación de un nuevo producto o servicio que busca la solución a un problema que tienen aparentemente un perfil determinado de clientes o usuarios, nos encontramos muchas veces con la dificultad de construir una propuesta de valor (valor entregado), atractiva y diferenciada pero sobre todo estratégicamente bien definida, pues el proyecto emprendedor se basará justamente en el buen diseño de la misma. 

Para crear una propuesta de valor hay que tener en cuenta los siguientes aspectos: 

Seguir leyendo »

Los 7 errores más importantes de los emprendedores

Con ánimo de que este post contribuya a que algún/a emprendedor/a pueda sortear o evitar al menos alguno de ellos, paso a comentar los errores más característicos.

Enamorarse de la idea (o dejar que la idea te atrape). El error principal de los emprendedores cuando inician un negocio es no reconocer que LA IDEA POR SI SOLA NO VALE NADA. Lo verdaderamente importante es rodearte de un buen equipo gestor que haga crecer esa idea, que la baje al terreno y la materialice en forma de generación de ingresos, y sobre todo que piense como entender y atraer al cliente. Es preferible una idea mediocre gestionada por un equipo promotor brillante que al revés.

Seguir leyendo »

O innovas o te quedas fuera

Ya nos hemos referido en otros posts a la necesidad de crear diferencias con respecto a los competidores a la hora de lanzar al mercado una idea de negocio o proyecto.

Cuando ideamos el desarrollo de un modelo de negocio hay que concentrarse en transmitir a nuestros clientes/usuarios la diferenciación y las singularidades de nuestra oferta (propuesta de valor) respecto a lo que ya existe, si se quiere penetrar en un mercado competitivo como pueden ser la mayoría de los sectores de actividad hoy en día.

Seguir leyendo »

¿Quieres aprender a crear una empresa? La metodología Lean Startup te ayuda.

Cada vez más se está imponiendo la metodología Lean Startup como vía para la creación de proyectos y nuevos negocios de manera ágil, donde el nivel de incertidumbre se ve reducido a medida que se experimenta de forma rápida con la idea de negocio o el nuevo producto.

En esencia, esta nueva metodología de emprendimiento se basa en conocer de forma lo más rápidamente posible que es lo que funciona en el producto, proyecto o negocio, para seguir incorporando ese conocimiento validado y descartar aquello que no lo es. Ese aprendizaje validado se respalda en datos empíricos que se obtienen testando el producto o el negocio con clientes reales cuya información adquirida es de gran importancia para ir adaptando el producto o el negocio a las necesidades de los clientes o usuarios y así tratar de terminar el mismo según las indicaciones que éstos nos van diciendo.

Seguir leyendo »

No me llames cliente, llámame usuario

Por todos es sabido los cambios que se han producido de manera muy profunda en los últimos años y que han afectado a muchos órdenes y a los que el entorno social y por tanto los clientes no han sido ajenos como sujetos de consumo de productos y servicios. Por primera vez en la historia y gracias a la revolución tecnológica, sobre todo internet y las posibilidades que las redes sociales ofrecen, el cliente se sitúa en el mismo plano en lo que se refiere a la comunicación, que las empresas y organizaciones propietarias de las marcas que definen los productos y servicios.

Este cambio ha hecho que los consumidores adquieran un papel protagonista en la relación con las empresas y con los productos y servicios que éstas comercializan, pasando a ocupar el centro de la comunicación con las empresas y organizaciones. El consumidor de hoy es un turboconsumidor, tal como lo explica Lipovetsky, que quiere de forma rápida tener cuantas más y más experiencias mejor. A este tipo de consumidor le gusta la libertad (hoy consumo tu marca y mañana no), la flexibilidad (ahora lo quiero aquí, ahora lo quiero probar allá), es exigente (un mal tweet puede ocasionar una ciclogénesis explosiva no prevista por la empresa), está bien informado y busca la cocreación con las empresas (prosumer).

Seguir leyendo »

Liderazgo

Hoy en día se habla mucho de liderazgo, y no sólo en el ámbito empresarial, para reconocer a personas o grupos de personas que han sabido destacar por encima de la mediocridad en un determinado campo o área. «Liderazgo» o «líder» son palabras que están de moda porque reflejan el éxito obtenido por alguien en alguna rama de actividad y, en esta sociedad de la competición y del progreso, son cuestiones éstas muy a tener en cuenta.

Aunque si nos circunscribimos al campo de la gestión empresarial, el significado de la palabra «liderazgo» puede tener diferentes matices. Atendiendo al significado que encontramos en el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, «liderazgo» es la situación de superioridad en que se halla una empresa, un producto o un sector económico, dentro de su ámbito. Por «líder» (del inglés leader = guía), entiende el mismo diccionario, la persona a la que un grupo sigue reconociéndola como jefe u orientadora.

Seguir leyendo »

Red de centros de Excelencia en Castilla-La Mancha. Una buena oportunidad para emprendedores/as y empresas de nuestra región

La red de Centros de Excelencia en Castilla-La Mancha (Factoría de Innovación) es un programa desarrollado por la Fundación EOI (Escuela de Negocios) y la Junta de Comunidades de Castilla- La Mancha que consiste en la realización de actuaciones de creación, construcción y dotación de Centros de Excelencia en Gestión de la Innovación en la PYME, desde los cuales se aportará a las empresas soluciones, servicios de I+D+i, buenas prácticas de gestión de innovación, manuales, guías, metodologías, estudios de prospectiva de innovación, etc.

Los Beneficiarios de esta acción serán todas aquellas PYMES, empresarios/as, asociaciones de empresarios/as y emprendedores de Base Tecnológica ubicadas en Castilla la Mancha, que necesiten implementar en sus empresas acciones de I+D+i, acciones innovadoras que les lleve a ser más competitivas en el sector en el que desarrollan su actividad.

Seguir leyendo »

Cooperando con la competencia

La crisis económica mundial está espoleando con fuerza nuevas formas de hacer negocios como resultado de un sistema económico quizás algo agotado y que requiere al menos una cierta revisión. Es por ello por lo que proliferan nuevas formas y modelos en los que la colaboración aparece como pieza esencial para el desarrollo económico y social. La “economía del compartir” (sharing economy) lo impregna todo con una serie de prefijos que abordan la mayoría de los campos del conocimiento: co-creación, cooperación, co-working, etc. Vivimos y vamos hacia un mundo más abierto, más tecnológico y por su puesto más colaborativo. La colaboración entre personas, al fin y al cabo, ha sido una de las claves del desarrollo humano. Hoy abordaré la necesidad de encontrar lugares comunes de colaboración con nuestra competencia.

Quizás cuesta comprender que en un mercado marcado por la plena competencia de las empresas en todos sus ámbitos, donde la rivalidad de competidores es bastante acusada, haya cabida para fórmulas de cooperación con la competencia que en vez de poner el peso en la competición tal y como la entendemos desde el punto de vista de la economía de mercado, lo pongan en la cooperación entre competidores, entendida ésta como asociación y colaboración entre empresas que persiguen idénticos fines. Si nos fijamos bien en nuestro alrededor, esto no resulta tan extraño. Mismamente en la naturaleza, tenemos múltiples ejemplos de cooperación entre distintas especies. Por todos es conocida la función de protección de determinados tipos de hormigashacia pulgones y ciertas orugas a cambio de sus secreciones dulces. De la misma manera, el picabueyes ofrece sus servicios de desparasitación a elefantes, gacelas, cebras, jirafas y demás fauna africana.

Seguir leyendo »

Sobre todo, Servicio al Cliente

Hoy en día, a nadie le sorprende las enormes dificultades que tienen las empresas para lanzar sus productos y servicios que sean del agrado y sobre todo que despierten un cierto interés por parte de los consumidores, clientes y usuarios. El panorama empresarial actual no es el mismo que el de hace 15 años y el entorno en el que las empresas se relacionan es cada vez más complejo y dinámico.

Actualmente las diferencias entre productos y empresas se van acortando, y, junto con la sobreoferta de productos y servicios que hay en la actualidad, están provocando que el consumidor, o el cliente, tenga cierta confusión al no poder diferenciar que empresa le aporta el valor que en ese momento está buscando. Es por ello, por lo que cada vez hay mayores dificultades para lanzar nuevos productos o servicios al mercado que ofrezcan cierta diferenciación de los ya existentes que provoque la elección final por parte del consumidor.  Sirva como ejemplo el hecho de que de los 90.000 productos y servicios que se lanzaron el año pasado únicamente el 10% de ellos tuvieron cierto éxito y no acabaron fracasando. Vamos a un mundo en el que el low cost y el valor claramente diferenciado se erigirán como las dos alternativas estratégicas válidas para las empresas. 

Seguir leyendo »