eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Julio Revuelta

Cosecha cántabra de 1984. Doctor en Economía por la Universidad de Cantabria. Profesor de Economía Aplicada en la Universidad de Cantabria desde 2007. Además de tener pasión por la economía, Cantabria, el café o la política (mejor no preguntar), con un grave problema de adquisición de libros para los que no tengo tiempo de leer (de momento, seamos optimistas).

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 0

Presupuestos Generales de Cantabria 2019 (II)

Continuando con el análisis sobre el realismo de los Presupuestos Generales de Cantabria (PGC), y una vez estudiada la  ejecución de los ingresos en los presupuestos de los años recientes, resulta pertinente realizar un cuestionamiento análogo de los gastos del Gobierno de Cantabria. Conviene recordar, y más en año electoral, que lo que tiene un impacto real sobre la situación socioeconómica de Cantabria son las ejecuciones de gasto y no los meros anuncios presupuestarios. Por ello es necesario determinar de qué manera lo que nos anuncian con la aprobación de los PGC se puede acercar a gastos e inversiones que sean una realidad a lo largo del ejercicio presupuestario. Con el análisis de los ingresos ejecutados se pudo ver que no se alcanzaba el nivel de ingresos presupuestados, por lo que es lógico pensar que esas ausencias de ingresos se reflejen en ejecuciones reales de gastos significativamente inferiores a las presupuestadas y anunciadas.

Acudiendo al estudio de los PGC de ejercicios previos ya cerrados, en concreto al del año 2017 que es el más cercano en dicho sentido, se observa que la ejecución del gasto público difirió significativamente de lo presupuestado. En concreto, se ejecutaron 84,8 millones de euros menos de lo aprobado en los presupuestos de ese año. En el gráfico 1 se muestra, además, que dicha ejecución fue asimétrica según el capítulo presupuestario considerado. Únicamente en el capítulo de personal y de pasivos financieros se ejecutó lo presupuestado, incluso un 2% más en el primer capítulo. Las transferencias corrientes, con una ejecución del 99% se acercaron en su ejecución de manera razonable a lo presupuestado. Sin embargo, en otros capítulos hubo una ausencia de ejecución notablemente diferente a la presupuestada, siendo especialmente perjudicial, en términos socioeconómicos para Cantabria, la deficiente ejecución presupuestaria en los capítulos de inversiones y de transferencias de capital. En el caso de las inversiones se dejaron sin ejecutar el 27% de las previstas (43,7 millones de euros) y en el de las transferencias de capital quedaron sin ejecutar el 13% (11,5 millones de euros).

Seguir leyendo »

Presupuestos Generales de Cantabria 2019 (I)

Los Presupuestos Generales de Cantabria (PGC) suelen ser uno de los temas que monopolizan la discusión política en nuestra tierra durante varias semanas. O durante varios meses como ocurrió en  la negociación de los PGC 2017. Y no es para menos, pues estamos hablando de una planificación fiscal que actualmente representa en torno al 22% del PIB cántabro.

Su negociación suele provocar noticias sobre el contenido del propio presupuesto, pero también sobre cuestiones más superficiales relacionadas con las puestas en escena, a lo largo del proceso, realizadas por los partidos políticos del arco parlamentario. Dada la relevancia de los PGC convendría centrar el análisis y la discusión en el impacto socioeconómico real que tendrían los presupuestos en caso de aprobarse y ejecutarse. Y esto último es muy relevante, pues en los últimos años el Gobierno de Cantabria ha realizado una ejecución presupuestaria que se separa significativamente de los anuncios realizados durante la negociación presupuestaria y de los PGC aprobados por el Parlamento de Cantabria. Es decir, lo relevante para la sociedad cántabra no es la politiquería en torno al debate presupuestario, sino el realismo de lo que se aprueba (cuestión aún más relevante cuando viene un año electoral), que el PGC responda de alguna manera a las necesidades socioeconómicas de Cantabria y, lo más importante, cómo se realice su ejecución.

Seguir leyendo »

Deuda pública en Cantabria

El Banco de España informaba a finales del pasado mes de septiembre sobre el estado de la deuda pública autonómica a mediados de 2018. En el caso concreto de Cantabria la información revelaba que se había llegado al récord histórico de la comunidad autónoma en volumen de deuda pública, alcanzando los 3.131,9 millones de euros. Usualmente ante las noticias de la deuda pública, tanto en Cantabria como en España, el estado de ánimo en su recepción abarca desde el extremo de quienes se tapan ojos, oídos y boca pretendiendo ignorar (y que ignoremos) dicha información, hasta quienes creen ver la señal del inicio de las diez plagas bíblicas. Y ni una cosa ni la otra.

Tapándote los ojos no evitarás que, estando sobre una vía, el tren que viene de frente pase por encima de ti. Tampoco el anuncio diario del apocalipsis hace de este un hecho cierto en el presente o el futuro. Ni todo volumen de deuda pública es sostenible ni tampoco cualquier tipo de endeudamiento es necesariamente negativo. Es necesario entender la dinámica del endeudamiento y sus características tanto estructurales como coyunturales para poder actuar desde la política fiscal de la forma más certera y útil posible.

Seguir leyendo »

Otra oportunidad perdida

La estrategia Europa 2020 fue adoptada hace ocho años por los países de la Unión Europea con el objetivo general de alcanzar un crecimiento inclusivo y sostenible que permitiera obtener mejoras en el empleo. La iniciativa fue aprobada en el peor momento de la reciente crisis económica y financiera, pero no solo como una mera respuesta coyuntural a la misma, sino como una estrategia para la transformación estructural de las economías europeas pensando en el largo plazo y en un contexto mundial de creciente globalización e intensificación tecnológica.

Para ello se establecieron objetivos específicos cuantificables en materias como el empleo, la tecnología, el medio ambiente, la educación y la distribución de la renta. En concreto, alcanzar en el año 2020 los siguientes umbrales de referencia: el 75% de empleo para la población entre 20 y 64 años, el 3% del PIB destinado a I+D+i, un 20% menos de emisiones de gases de efecto invernadero que las existentes en 1990, un aumento del 20% de la eficiencia energética, llegar al 20% de energía procedente de fuentes renovables, bajar del 10% en el abandono escolar, que al menos el 40% de la población entre 30 y 34 años tenga estudios superiores y que se reduzca en 20 millones el número de personas en situación de pobreza o exclusión social en la Unión Europea.

Seguir leyendo »

Vivir en la España del 38%

La España del 38% o la España de Montoro. Un país que un día comenzó a separarse de Europa y empezó a navegar en solitario por el Atlántico. Como en 'La balsa de piedra' de Saramago, pero en esta ocasión sin la compañía de Portugal. Mientras nuestros vecinos portugueses han comenzado a poner en práctica una política fiscal que les acerque a la Unión Europea, en España el vetusto ministro de Hacienda ha decidido que el camino marcado en la novela de Saramago es el que desea y ha trazado hace tiempo un rumbo que nos aleja progresivamente de franceses o alemanes y nos acerca nuevamente a un estilo fiscal subdesarrollado.  

Volvemos a desandar, sin haber llegado siquiera a completarlo, el camino de la convergencia con nuestros vecinos europeos. Avanzamos, como país, en dirección contraria a lo que se supone que debiéramos. Ahora mismo la convergencia fiscal avanza más hacia lo latinoamericano que hacia lo europeo. Volvemos a mirar hacia el subdesarrollo fiscal, hacia el modelo castizo que ansía Montoro, un ministro mucho más cercano a las prácticas fiscales del siglo XIX que a las del siglo XXI.

Seguir leyendo »

Las consecuencias de perder Caja Cantabria

En términos históricos es muy complejo señalar cuál puede haber sido la mayor pérdida del patrimonio común para nuestra tierruca. Sin embargo, acotando el horizonte temporal desde que Cantabria se constituyó en comunidad autónoma hasta nuestros días, quizás se pueda señalar lo ocurrido con Caja Cantabria como la mayor pérdida de nuestro patrimonio común.

Todo lo acontecido durante las dos últimas décadas en torno a Caja Cantabria ha llevado a la pérdida de una herramienta de primer orden para el desarrollo de Cantabria. En un breve repaso de lo que hemos perdido por las decisiones políticas y de gestión empresarial tomadas sobre la Caja de Ahorros de Santander y Cantabria (de denominación comercial y popular Caja Cantabria) especialmente en los últimos años de su existencia, podemos identificar efectos negativos a varios niveles: para los hogares, las empresas y el sector público.

Seguir leyendo »

Piensa en el elefante de Milanovic

Lakoff ha hecho mucho por recordarnos que las palabras ni son inocentes ni son neutrales. Con el ejemplo sobre el efecto al que induce la expresión "no pienses en el elefante" sobre quien la lee o escucha (¿en tu cabeza ahora hay una imagen de un elefante?), su relación con el lenguaje político y su análisis, busca encontrar salidas de marcos en los que las posiciones conservadoras neoliberales han encadenado sucesivas victorias desde la década de los 80. Cuando, utilizando como punto de inflexión la situación socioeconómica, política y cultural existente tras las crisis del petróleo de la década anterior, el paradigma neoliberal forjó una hegemonía duradera hasta la actualidad.

Sin embargo, quizás convenga pensar en un elefante, uno en particular. En el gráfico o curva del elefante de Milanovic, una de las representaciones gráficas más famosas de los últimos años en la economía. Los trabajos de Piketty, Stiglitz, Deaton, Galbraith o el propio Milanovic, junto a la reciente crisis económica y financiera y a las tensiones derivadas del impulso globalizador en las tres últimas décadas, han llevado a situar las cuestiones distributivas y redistributivas en el centro del debate académico y político. 

Seguir leyendo »