eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Lidia Ucher

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 0

Contar lo que importa, no lo que impacta: datos, redes, acción para salvar la cooperación

"Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo". Llevamos escuchando varios días esta leyenda de Eduardo Galeano, en lugares pequeños, con gente pequeña haciendo pequeñas cosas, e intentando cambiar este mundo donde cada vez más la realidad hace más difícil. "La dimensión del horror es tan grande... como nos decían en el film  Interferències..." Tantas películas, documentales, reportajes, blogs, tuits... que vemos, escribimos, leemos, lanzamos a las redes sociales, para que más gente pueda escucharnos... Tantas conexiones de aquí con allí que intentamos crear, nodos de intercambio que queremos compartir para que más gente pueda expresarse, alzar su voz...

Y vemos que no llegamos, y encima nos recortan nuestros derechos, algo que suena estremecedor, leed de nuevo: "recorte de derechos". ¿Pero esto es posible sin que apenas nos dé tiempo a pestañear? Lo del "recorte de derechos" se lo escuchamos a Olga Rodríguez en la sesión de #CiudadaníaalPoder, celebrada en la Tabacalera en los primeros días de este abril, llena de gente joven, con ganas, informada, con iniciativa, escuchando atenta, y no dejaba de chirriarnos: "Hasta dónde hemos llegado para que esto esté pasando y aún podamos permanecer sentados en la silla, escuchando una y otra vez que nos están robando lo más esencial: los derechos humanos, la dignidad!".En la sesión de Artículo 31 Film Festival en la que vimos el film "Fire in the Blood" asistimos de nuevo a otro episodio de la "dimensión del horror": La industria del fármaco se ha enriquecido durante años y años patentando los antirretrovirales contra el sida a costa de la muerte de cientos de miles de personas. Todo un genocidio, con el beneplácito de la administración Bush. Un film que te deja, una vez más, estupefacta: ¿qué mundo es éste, somos personas?"Quizá esta película es parte de este gran cambio". Sí, el mismo film da las claves de por qué las cosas cambiaron, y gran parte de la población afectada por el VIH pudo acceder a medicamentos genéricos a un coste más asequible. ¿Qué provocó el cambio? La movilización masiva de la gente que nunca hubiera podido costearse la medicación al precio que la pusieron las grandes empresas del sector. Inmoralidad del capital frente a la solidaridad y dignidad humanas.Por tanto, ante tan magna dimensión del horror, que nos deja en estado de shock en un primer impacto, hay que actuar, lo reiteraban también en el mismo documental: "No podemos no hacer nada":

Seguir leyendo »