Madre y periodista (uy, otra). Muchos años produciendo noticias en informativos de televisión, luego programas en parrillas de programación. En un momento entendí que la comunicación y el periodismo no pueden ser unidireccionales en un siglo XXI en que hay que cambiar tantas cosas y enmendar errores. Dije adiós elegantemente con la manita a quince años de profesión y un puesto de ejecutiva a lo Armas de Mujer y desde fuera ya, dirijo/sufro el proyecto audiovisual de Periodismo Participado VÚDEO.org, y mi última aventura: La Parada.